Un mundo más seguro es posible gracias a IoT

Beatriz Sanz Baños    15 febrero, 2019

Los cuerpos policiales suelen utilizar métodos reactivos para frenar los daños generados al producirse un crimen. Sin embargo, gracias al desarrollo de los algoritmos de Big Data e Internet of Things, las medidas de seguridad se están transformando en acciones más preventivas, con las que poder predecir dónde y cómo se van a cometer los delitos.

La principal novedad que aportan estos métodos proactivos, basados en software IoT, es la objetividad; pues estas soluciones tecnológicas determinan qué hechos han sucedido, pero no cómo se deben afrontar. Decidir el modo de actuar ante los delitos corresponde a las instituciones policiales y judiciales, que recogen todo tipo de datos sobre los crímenes que se desarrollan, desde quién ha sido la víctima, dónde han ocurrido o qué tipo de delito se ha cometido.

Las medidas de seguridad se están transformando en acciones más preventivas

A través de la digitalización de los datos (los algoritmos de Inteligencia Artificial y la nube)  se están creando bases de datos que recogen toda esta información. Las patrullas han logrado descifrar patrones de actividad y adaptar sus acciones de vigilancia según estos datos para establecer un servicio más efectivo y frenar el delito antes de que ocurra.

Métodos de prevención de delitos a través de IoT

  • Videovigilancia integrada

La tecnología de la videovigilancia integrada permite un análisis de vídeo que recoge información como la densidad de un grupo, el número de personas y el análisis de las conductas. La instalación de estos dispositivos de videovigilancia en determinados recintos ayudará a recoger datos de los crímenes en los lugares donde se han cometido y así redirigir la información a los centros policiales, lo que significará una mayor rapidez en el proceso de investigación.

  • ShotSpotter

ShotSpotter es un sistema de sensores que permite delimitar en un rango de tres metros la localización de un disparo de un arma de fuego. Esta tecnología se basa en emplear sensores acústicos y ópticos, distribuidos geográficamente en una zona, que detectan un disparo y las personas involucradas y envían una señal a los oficiales policiales con el fin de convertir los barrios conflictivos en barrios mucho más seguros. Este tipo de tecnología ya se ha implantado en más de 90 países. Eddie Johnson, superintendente de Chicago, la califica como “la tecnología que más ha ayudado a reducir la violencia armada en la ciudad de Chicago”. 

  • Botón de Pánico

Una de las tecnologías más conocidas en cuanto a IoT y seguridad es el botón de pánico, que consta de un botón que al pulsarlo envía una señal a la policía que informa de que el usuario está en peligro. Este dispositivo está integrado en muchos hogares y se basa en facilitar la tecnología a los usuarios en situaciones de peligro.

También existen compañías de telefonía móvil, dirigidas al sector de la población senior, que han decidido integrar un botón de pánico en los propios dispositivos. Asimismo, hay servicios similares destinados a garantizar la seguridad de los menores de edad. Es el caso de Movistar Protege, que, además de monitorizar la actividad en Internet de los hijos, dispone de geolocalización y un botón de pánico para enviar, en caso de emergencia, un mensaje de solicitud de ayuda indicando la localización exacta del menor.

  • Reconocimiento facial

La compañía japonesa NEC es puntera a la hora de integrar IoT e Inteligencia Artificial con imágenes captadas por medio de cámaras y ofrece el sistema de reconocimiento facial más preciso y rápido del mundo – según el Instituto Nacional de Estándares de Tecnología de los Estados Unidos (NIST). Este tipo de tecnología es clave para la seguridad pública, ya que permitirá rastrear lugares críticos como aeropuertos, puertos o plantas de energía e identificar a los sospechosos de una manera mucho más rápida y eficaz. Los cuerpos de policía de China y Reino Unido ya usan gafas especiales de reconocimiento facial para cotejar los rostros de la gente con sus bases de datos de delincuentes.

Un mundo más seguro es posible gracias a IoT

La extensión de todas estas soluciones conectadas entre los distintos cuerpos policiales será fundamental para fortalecer la seguridad pública y la lucha contra el crimen, garantizando así espacios mejores para las personas. Un mundo más seguro es posible gracias a IoT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *