Teletrabajo: claves para su normalizaci贸n y conservaci贸n de los beneficios

Danella Porras Esmeral    15 abril, 2020
teletrabajo-normalizacion

Con el teletrabajo durante la pandemia muchas empresas han pasado de la fase beta a la superproducci贸n en un d铆a, con el estr茅s y las dificultades que ello supone. Existe adem谩s el riesgo de que lo construido sin los cimientos adecuados se termine desmoronando.

La RAE define teletrabajo como 鈥渢rabajo que se realiza desde un lugar fuera de la empresa utilizando las redes de telecomunicaci贸n para cumplir con las cargas laborales asignadas鈥. Por regla general, en las organizaciones y administraciones p煤blicas hasta ahora era una 鈥渁lternativa鈥 valorada con recelo por los equipos directivos. Esta opci贸n generaba envidias por parte de compa帽eros hacia aqu茅llos que pod铆an disfrutar de 茅l y los “elegidos”, por su parte, trataban de no sentirse 鈥渞aritos鈥 ni ser vistos como tales por trabajar desde casa. 聽

Son muchas las dudas que siempre ha generado el teletrabajo y los pasos para avanzar en su implantaci贸n han sido cortos y lentos. Vemos un recorrido jalonado de muchas promesas pero pocas acciones. Pero de pronto, con la pandemia, lleg贸 el d铆a en el que la alternativa se convirti贸 en la 煤nica posibilidad de seguir funcionando para profesionales, empresas y Administraci贸n p煤blica.

驴Preparados para el teletrabajo como f贸rmula obligatoria?

La necesidad de utilizar la f贸rmula del teletrabajo durante la pandemia ha pillado a muchos desprevenidos, sin las soluciones tecnol贸gicas precisas聽ni la mentalidad que requiere el nuevo escenario. Los trabajadores se han enfrentado a un descontrol de correos, horarios extenuantes, temor sobre la seguridad en el acceso a los recursos corporativos y marat贸n de sesiones virtuales para formarse a la carrera, entre otras realidades. Se han visto, en definitiva, con la lengua fuera para adaptarse al nuevo entorno lo antes posible.

Las redes han respondido con nota

Pero no en todo est谩bamos 鈥渇uera de juego鈥. En una de los requisitos que menciona la definici贸n de la RAE, est谩bamos sobradamente preparados. Recordemos 鈥渢rabajo realizado鈥 utilizando redes de telecomunicaci贸n鈥.

S铆, le hemos exigido a las redes un esfuerzo tit谩nico y las redes han respondido y lo siguen haciendo. Gracias a la inversi贸n de las telcos como Telef贸nica, Espa帽a es un referente mundial en fibra y dispone de una de las mejores redes fijas y m贸viles.

鈥淐on una infraestructura de fibra puntera en Europa que, en los momentos de mayor carga y tensi贸n, ha respondido a la perfecci贸n, el teletrabajo se ha extendido hasta niveles inimaginables鈥︹, tal como lo explica Mar铆a Jes煤s Almazor, consejera delegada de Telef贸nica Espa帽a.

Modelos flexibles despu茅s del coronavirus

Pero 驴qu茅 pasar谩 tras la crisis del Covid-19? Creo que est谩 claro que la forma en la que trabajamos no volver谩 a ser la misma. Una vez superada esta prueba masiva de teletrabajo durante la pandemia, conf铆o en que las organizaciones apuesten de verdad por modelos flexibles. La tecnolog铆a lo permite: la hemos puesto a prueba y hemos podido comprobar que est谩 preparada para ello.

El reto del teletrabajo no es tecnol贸gico, sino cultural

Para poder implantar el teletrabajo (o continuar con 茅l, llegados a este punto) es importante que las empresas establezcan una estrategia de gesti贸n del cambio en 谩mbitos como:

  • Liderazgo digital: deber谩 existir un liderazgo m谩s pr谩ctico y que predique con el ejemplo. Debe imponerse el desarrollo de las capacidades digitales de los l铆deres, 茅stos deben ser cada vez m谩s autosuficientes en la gesti贸n de su propio puesto de trabajo.
  • Trabajo por objetivos. Esta f贸rmula puede ayudar a simplificar la valoraci贸n de rendimiento y cumplimiento. Los objetivos por equipos mejoran, adem谩s, la sinergia entre 茅stos y la motivaci贸n. Es importante replantear las tareas que desarrollan las plantillas y desplazarlas hacia dichos modelos.
  • Impulso del aprendizaje tecnol贸gico. Las organizaciones deben ayudar a reciclarse a sus trabajadores, facilitar la adquisici贸n de competencias digitales y el uso de herramientas de teletrabajo que les permitan desarrollar sus actividades. La infraestructura tiene un impacto directo en la satisfacci贸n de las personas; por ello es importante facilitar su comprensi贸n y uso adecuado

Esperemos que esta gran puesta en producci贸n del teletrabajo no se quede en una an茅cdota. Si logramos encontrar el equilibrio adecuado, los beneficios que ofrecen los modelos flexibles tanto para el empleado como para las organizaciones, la sociedad en su conjunto y el medioambiente son numerosos.

Imagen

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *