Hoja de ruta para convertir a España en primera potencia mundial en tecnología turística

Mercedes Núñez    17 marzo, 2021

Ayer se presentaba el informe “Innovación turística y especialización inteligente en España. Palancas imprescindibles para la recuperación”, liderado por Segittur, con el soporte de Infyde y la colaboración de Fundación COTEC. Aunque partíamos de un modelo de turismo exitoso, la pandemia ha puesto de relieve su fragilidad. En este momento se hacen necesarias dos palancas de apoyo claras: conocimiento e innovación, al servicio de la mejora constante. La tecnología turística es la clave del éxito.

“Hoy hay que ser más resilientes, más sostenibles y digitales para seguir liderando la competitividad”, señalaba la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto durante el encuentro. “En este tiempo hemos trabajado en lo urgente pero también en lo importante, el sector ha estado cerrado pero no ha parado, ha seguido trabajando con mucho rigor”, dijo.

“Innovación turística y especialización inteligente en España”

El pasado mes de junio cuando comenzaba la reapertura de nuestras playas, hoteles, museos… con la implantación de las medidas de  seguridad necesarias, Enrique Martínez, presidente de Segittur, ya se mostraba convencido de que la crisis llevaría a una mejor gestión del turismo. Confiaba en la capacidad de nuestro país para desarrollar una tecnología turística propia y afirmaba que España debía capitanear las soluciones en este sentido. En este momento España ya está liderando la definición del turismo seguro: se ha iniciado el proceso para convertir sus guías en normativa europea, según informaba la ISO.

Impulsar una hoja de ruta en I+D+i para convertir a España en primera potencia mundial en tecnología turística es ahora una prioridad. Y en este proceso de redefinición se enmarca el informe que ayer veía la luz.

“Innovación turística y especialización inteligente en España” recoge cómo debe ser el futuro modelo turístico para la recuperación y competitividad del sector. Pasa por la innovación y el conocimiento, un mayor uso de la tecnología y la creación de marcos de trabajo conjuntos. Para enfrentarse con éxito a los desafíos, el documento destaca la necesidad de aprovechar las sinergias alrededor del modelo de destino turístico inteligente, escalarlo y ampliarlo.

Un “reseteo” del sector

Carlos Romero, director de I+D+i de Segittur, destacó que este informe no solo sirve como plan de actuación para la recuperación del sector en el corto plazo, sino también en el medio largo. “Nos enfrentamos -dijo- a una doble carrera: de obstáculos y de medio fondo, que hace necesaria la apuesta por elementos transformadores, Hay que hacer un “reseteo” inteligente del sector con luces de posición pero sin olvidar las largas. No podemos seguir conduciendo mirando permanentemente por el retrovisor, hay que abrir el campo de visión. No se trata de centrarnos tanto en el número de visitantes, sino en el uso de nuestra tecnología, innovación y expertise en cualquier país del mundo, más allá de los turistas que llegan aquí y el gasto en nuestro territorio”.

Cristina Garmendia, presidenta de Fundación COTEC, señaló, en esta misma línea, que lo urgente en este momento es preservar empresas y empleos pero la innovación y el conocimiento turístico son necesarias para garantizar la competitividad del sector.

Una Alianza por la innovación y el conocimiento turístico

Reyes Maroto apuntó que “es el momento de reflexionar sobre el modelo competitivo del sector turístico español y su papel en la economía”. Y propuso la creación de “una Alianza por la innovación y el conocimiento turístico que permita alinear los esfuerzos de la industria turística y tecnológica promoviendo la cooperación público-privada en la definición y financiación de iniciativas innovadoras”.

“Esta Alianza por la innovación, en línea con el objetivo 17 de los ODS (alianzas para lograr los objetivos), sería un espacio de encuentro entre las universidades, la industria, las asociaciones empresariales y las instituciones públicas para dar respuesta a los nuevos retos del turismo en la era pos-COVID”. El objetivo, la creación de un robusto ecosistema.

“Se impulsaría, además de la investigación, el estudio y enseñanza de las políticas públicas turísticas y los modelos de gestión privada del turismo. Se trata, de que España sea reconocida internacionalmente al respecto”, apuntó la ministra.

Un importante trabajo documental

“Innovación turística y especialización inteligente en España” es un trabajo documental de gran relevancia. Ofrece, entre otras cosas, una visión de conjunto y por territorios de los elementos que definían nuestro modelo turístico pre COVID. Muestra la especialización por regiones, analiza la relación entre turismo e innovación, incluye el detalle de una larga y sofisticada cadena de valor que no solo conforman hostelería o restauración, sino que incluye construcción, náutica, biomedicina, logística, o economía verde. Resulta evidente, así, la capacidad de tracción y emprendimiento del sector.

Recoge, además, las relaciones del turismo con otros sectores económicos,. Y pone de relieve la importancia de las políticas turísticas y de alinear a las diferentes administraciones y al sector público y privado. Es necesario aunar voluntades para aprovechar la oportunidad que representa también esta profunda crisis.

Junto a las relaciones intersectoriales, el estudio muestra -como la pandemia ha evidenciado- la capacidad de arrastre del turismo sobre otras ramas de actividad: sector agroalimentario, comercio minorista, mundo del lujo, inmobiliario…Y se hace también el ejercicio de ver cómo se organiza, para poder actuar sobre ella, su cadena de proveedores, de la que como en la mayor parte de la industria, procede la innovación.

Modelos de negocio disruptivos basados en el dato

El objetivo es mejorar la competitividad mediante modelos de negocio disruptivos, con la aplicación de big data, inteligencia artificial y otras tecnologías que permitan aprovechar mejor el valor de los datos para la toma de decisiones.

En definitiva, “Innovación turística y especialización inteligente en España“ es un estudio profundo del sector, que permite establecer prioridades.

Resulta llamativo, como llamaron la atención durante el encuentro que,, pese a su incuestionable contribución al PIB y al empleo, el turismo no ha sido tan bien tratado como se merece y la pandemia ha venido a demostrarlo.

Hasta el momento no ha aflorado, por ejemplo, la innovación que llevan a cabo los hoteles, que en comercialización, procesos y servicios es mucha. En turismo hay una mayor proporción de innovadores ocultos que en el resto de la economía española. Los líderes de esta industria no solo no tienen la misma consideración que los de otras, sino que con frecuencia son desconocidos. Y la primera titulación específica de turismo en nuestro país no apareció hasta 1996, entre otros aspectos. Enrique Martínez apuntó, además, a una desconexión con otras agendas públicas.

La necesidad de medir para avanzar

Para el informe se ha utilizado toda la información estadística disponible entre 2003 y 2018, aunque el material es escaso y de fuentes diversas. Ha sido complicado pero, como señaló el presidente de Segittur, se ha hecho con honestidad y el trabajo muestra contención en las conclusiones para favorecer el diálogo. Se deducen -dijo- tres mensajes: la necesidad de coordinación, de cooperación y la promoción de redes de trabajo.

Aunque es posible que a los datos recabados les falte precisión, durante el encuentro se recordó que “Lo que no se mide no se conoce y sin conocimiento no se avanza”. Y, además, “lo que no se  organiza no se vende bien”, añadió  Jaime del Castillo, socio fundador de Infyde, que insistió en la necesidad de parametrizar, modelizar, tratar de predecir a pesar de la dificultades.

Cristina Garmendia, presidenta de Fundación COTEC, destacó el gran trabajo realizado y el compromiso de esta organización de ahora en adelante para seguir desarrollando el corpus de conocimiento necesario para generar indicadores solventes en innovación en turismo y contribuir de forma activa a su promoción.

El desafío de una mayor intensidad innovadora

El informe marca, así, un nuevo camino. Entre sus conclusiones recoge que los empresarios turísticos otorgan más relevancia a la innovación que los de otros sectores, pero éste presenta una intensidad innovadora inferior. Esto significa que el turismo dispone de un largo recorrido de mejora en términos de innovación, aplicación tecnológica y extensión de conocimiento para mantener e incrementar el liderazgo del que goza España en el mundo. La promoción de marcos de cooperación entre las distintas regiones españolas es otra ventana de oportunidad que se recoge en el estudio.

Enrique Martínez destacó su confianza en un capital social muy sólido, en la capacidad de transformación colectiva y la experiencia previa. La capacitación es otro aspecto clave.

Un mapa de innovación turística

El desafío invita al optimismo. La fuerte transversalidad del sector permite impulsar un mapa de innovación turística para la incorporación de tecnologías complementarias desde ámbitos como las TIC, medioambiente, infraestructuras, edificación, transporte y logística de viajeros y tecnologías orientadas al patrimonio o al turismo gastronómico, entre otros.

La oportunidad de los fondos europeos

La nueva Estrategia de Turismo Sostenible 2030 y el Plan de Modernización y Competitividad del sector turístico definido en el marco de los Fondos de Recuperación Europeos recoge la necesidad de acelerar la digitalización y sostenibilidad. Ya se venía trabajando en ello pero ahora es, además, la forma de acceder a estos fondos. Se puede crear así, como dijeron desde Infyde, un círculo virtuoso, una especie de tormenta perfecta para relanzar el turismo con emprendimiento tecnológico, empresas de valor añadido, generación de empleo de calidad, diversificación, desestacionalización…

“El presente es duro pero el futuro optimista” se escuchó durante el encuentro. Se necesitan instrumentos para abordar con éxito la transformación del sector y este estudio recoge las herramientas. Llama la atención por ejemplo sobre la necesidad de mejorar la disponibilidad de los datos.

La necesidad de herramientas como Dataestur

De ahí la importancia de Dataestur, que se presentaba a finales del año pasado. Se trata de un punto único de referencia en el que consultar la información del turismo en nuestro país, en el que colabora Telefónica. Como hemos explicado en este blog en distintas ocasiones, los datos son clave para la estrategia turística, sin ellos no es posible interpretar las necesidades o la evolución de la demanda. Permiten una gestión más flexible y la excelencia en su uso impacta en la personalización de la experiencia de viajero. El resultado de todo esto son mayores niveles de satisfacción, fidelidad y rentabilidad.

Innovación y turismo, tecnología y turismo o conocimiento y turismo

En resumen, el informe evidencia que el turismo es clave para la economía española, con una gran capacidad tractora de tecnologías sofisticadas y un extraordinario efecto multiplicador en otros sectores. También recoge la capacidad de España para competir globalmente y mantenerse en los primeros puestos. Pero para ello se deben impulsar cada vez más de los binomios innovación y turismo, tecnología y turismo o conocimiento y turismo.

Como concluyó la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, “estamos ante una oportunidad de modernización del modelo turístico que garantice seis décadas más de prosperidad. El objetivo es un sector turístico que haga mejor uso de las tecnologías, la innovación y el conocimiento. Un reto ilusionante”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *