Robots con inteligencia artificial: pasado, presente y futuro

Carlos Rebato    10 febrero, 2020
Robots con inteligencia artificial: aprende sobre su desarrollo | Thinkbig

Al pensar en robótica, nuestras mentes inmediatamente la relacionan con cosas lejanas o imposibles. Es así que se recrea la escena de algunos humanoides robóticos deslizándose y dando respuestas mecánicas a humanos. Incluso muchos de ellos han sido representados en películas de ciencia ficción. Por esto y muchas cosas más, es interesante observar el desarrollo de robots con inteligencia artificial.

De acuerdo con la revista Forbes, una de las primeras muestras robóticas fue creada en 1495 por Leonardo da Vinci. El elemento con inteligencia robótica tenía un traje de armadura y simulaba algunas funciones humanas: sentarse, pararse y caminar.

Por otro lado, el propósito principal de los robots con inteligencia artificial era meramente investigativo. Una de las acciones que se pretendían era lograr la creación de mejores prótesis humanas. No obstante, en la actualidad, su alcance ha llegado a las industrias, empleos e incluso tareas del hogar.

Breve reseña sobre robots con inteligencia artificial

Tras la Revolución Industrial, se diseñaron variados dispositivos que automatizaron los procesos manuales y repetitivos en las fábricas. A raíz de eso, aparecieron los primeros robots computarizados y equipados con microprocesadores. Estos dispositivos permitían procesar la data que recibirían los robots para hacer determinada operación.

En el año 1948, William Gray Walter fue el pionero en la creación de robots autónomos en la historia de la automatización; ¿sus nombres?: dos tortugas llamadas Elmer y Elsie. Dichos robots podían sortear obstáculos sin ayuda humana. Se dejaban guiar por la luz a través de un sensor de golpes. Su mecanismo permitió entender el sistema nervioso humano.

Posteriormente, nace la inteligencia artificial como respuesta a la necesidad de comprender el mecanismo humano. Todo ello mediante los modelos de simulación, ordenadores y la técnica que pretendía incorporar los elementos para la imitación de las capacidades del ser humano.

Es así como en la Conferencia de Dartmouth, en el año 1956, nació la inteligencia artificial. A partir de ese momento, surgió el primer programa que corroboró teoremas de las lógicas de las proposiciones. Dichos algoritmos permitían la descripción de una serie de tareas cognitivas de los robots:

  • Reconocimiento visual de un objeto.
  • Comprensión de lenguajes naturales.
  • Determinación de enfermedades del ser humano
  • Anomalías de máquinas en las fábricas.

En consecuencia, se generaron lenguajes de programación adaptados a la inteligencia artificial, los cuales se caracterizaron por principios generales de la inteligencia:

  • Aplicaciones para la traducción automática.
  • Percepción visual, entre otros.

Pero ¿qué es la inteligencia artificial? Este término representa el área de la informática encargada de la construcción de máquinas inteligentes que pueden ejecutar tareas que normalmente realizan los humanos. De allí su importancia en elementos como machine learning, deep learning, entre otros. Estos elementos han cambiado totalmente el paradigma en los sectores de la industria.

Acciones que pueden ejecutar los robots con inteligencia artificial

Los robots con inteligencia artificial actuales pueden realizar determinadas actividades. Algunas de ellas serán mencionadas a continuación:

1. Robots humanoides

Estos robots, parecidos a los seres humanos, tienen la capacidad de comunicarse con personas y con otros robots. Están compuestos por sensores y actuadores (Choudhury, Li y Greene, 2018). Entre algunas de sus áreas de actuación se encuentran:

  • Atención médica para tratar y mejorar diversas afecciones.
  • Actividades educativas.
  • Acciones sociales para ejecución de actividades cotidianas.

2. Robots autónomos

Estos dispositivos operan independientemente de la manipulación humana. Son diseñados para acciones en entornos que no requieren de supervisión humana o para actividades domésticas. Un ejemplo de ello es la aspiradora Roomba, la cual transita libremente por toda la casa mediante el uso de sensores.

3. Robots teleoperados

Los robots mecánicos son operados por humanos. Son empleados frecuentemente en condiciones geográficas extremas. Entre su campo de acción, se encuentran submarinos controlados para reparación de fugas por derrame de petróleo. Igualmente, se utilizan en drones para la detección de minas terrestres, seguridad pública, búsqueda y rescate, entre otros.

4. Robots aumentados

Los robots aumentados mejoran las capacidades humanas actuales o reemplazan algún órgano perdido. En otras palabras, ayudan a que las personas tengan una mejor calidad de vida. Las prótesis robóticas son un ejemplo de ellos. En suma, los robots con inteligencia artificial abren nuevas oportunidades y retos para las empresas y las personas. El uso de este tipo de tecnología disminuirá el tiempo y el costo de las operaciones. Por consiguiente, se debe seguir con la investigación y formación constante para equilibrar el uso de los robots y los seres humanos.

Photo by Franck V. on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *