Real Elastic Cloud: Just-in-time para nuestras infraestructuras en la nube

Enrique De Miguel    4 mayo, 2012

Las reglas están cambiando. De los modelos tecnológicos tradicionales de inversión en infraestructuras de red y sistemas, recientemente hemos comenzado a integrar en nuestras cadenas de ADN empresarial y en nuestras estructuras mentales financieras, el concepto de pay per use (pago por uso), service on-demand” (servicio bajo demanda), en complementariedad y, en algunos ámbitos, en contraste con los tradicionales modelos de inversión y/o amortización de las infraestructuras tecnológicas.

Siempre hay una senda tecnológica y un paso más allá en la misma. En esta ocasión, la demanda del mercado del Cloud Services, pilotada por la idiosincrasia de necesidades operativas de los usuarios de IaaS (“Infrastructure as a Service”) lo ha hecho posible.

Los modelos clásicos operativos de cloud para Iaas, exigían de un artesanado en la demanda del sistema de infraestructura. La previsión y la provisión asociada, debía realizarse mediante las métricas e indicadores (KPI) tradicionales de las infraestructuras existentes hasta el momento y conforme el “know-how” de los responsables de los mismos. Frases de esta índole hacían eco dentro de las salas de comités de empresa y mesas de compra corporativas:

“Creemos que tendremos que ampliar en un corto plazo, las CPUs de los servidores dedicados al billing-system en torno a un 20%”

Este tipo de “creencias” y “aproximaciones” son las que lideran, a día de hoy, las políticas de provisionamiento en infraestructuras, tanto físicamente como virtualmente en cloud (IaaS). Efectivamente, ni el “creemos”, ni el “corto plazo” y ni “en torno a” dan respuesta a las premisas de management deseadas en la actualidad: previsión, previsión y previsión (conforme la demanda real).

Artículo relacionado: ¿Qué hay detrás del cloud bursting?

Algo ha cambiado. Evolución o revolución.  Real Elastic Cloud  da respuesta a esta necesidad de los usuarios de IaaS, permitiendo una gestión y provisión inteligente, automática y bajo demanda real del conjunto de las infraestructuras corporativas virtualizadas.

Simplicidad. Las empresas e instituciones que virtualizan gradualmente sus infraestructuras siguen teniendo como estrategia su core-business. Es decir, demandan y deben centrarse en su valor diferencial en el mercado y en su segmento. Las tecnologías ayudan y realzan esa propuesta de valor que ofrecen a sus clientes, pero debe ser todo lo transparente e inocuo al negocio per-se.

¿En cuántas ocasiones hemos deseado que alguien o algo tomara la decisión por nosotros? El “piloto automático” que reside en el concepto tecnológico de alinear las necesidades, recursos y demandas en infraestructuras en cloud, es su valor diferencial y competitivo.

Cuidamos, porque nos importan a nosotros y a nuestros clientes y proveedores, los Acuerdos de Niveles de Servicio (SLA, Service Level Agreement). La calidad difícilmente es perseguida y, por ende, obtenida si la previsión bajo demanda no es en tiempo real y con un perfil ajustado a la realidad.

“Siempre alerta”. Al igual que uno de los lemas del movimiento juvenil scout, las tecnologías elásticas de provisión bajo demanda, reducen las penalizaciones por indisponibilidad en los compromisos con nuestros clientes y partners.

Hablemos de finanzas y de costes. ¿Cuántas voces financieras han proclamado la transformación inminente de costes fijos en variables? ¿Cómo de pesadas son las losas de costes fijos en nuestra gestión financiera y contable? Las tecnologías Real Elastic Cloud favorecen la consecución de esta quimera empresarial, minimizando el cómputo de costes fijos y convirtiéndolos en costes variables bajo demanda.

Estamos ante la tecnología de cloud que permitirá la democratización de las soluciones virtuales de infraestructura, IaaS, para empresas consolidadas de cualquier tamaño, ámbito y sector; para grandes corporaciones e instituciones y, para “start-up” o empresas jóvenes, alianzas, partnerships, etc. que encuentran hasta ahora una barrera de entrada en la determinación de la previsión de instalación y uso de infraestructuras TIC.

Somos privilegiados por conocer el paradigma evolutivo de la producción y oferta de infraestructuras como servicio. Os presento el Just-in-time del cloud computing:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *