¿Qué son Blockchain y los Smart Contracts?

Diego Martín Moreno    8 julio, 2019
Qué es Blockchain

Blockchain es la nueva tecnología para el tratamiento de los datos de la que más se habla todo el mundo, pero ¿qué es el blockchain? Blockchain es una cadena de bloques en los cuales tenemos información almacenada, y donde para conectar los bloques utilizamos una hash (el hash es una salida de un tamaño fijo, que funciona normalmente por medio de una cadena de texto y que da el mismo resultado con la misma entrada, en ethereum se genera con la función KECCAK-256) que generamos y que nos permite conectar los mismos entre sí.

De este modo si alguien quisiera modificar maliciosamente un bloque debería modificar toda la cadena a partir de ese punto, con un coste computacional tan elevado que imposibilita cualquier ataque.

Por lo tanto, blockchain sirve para almacenar información que no puede ser manipulada y que no necesita ser validada por una entidad central, sino por los propios miembros de la red.

Antes de continuar, es interesante hablar un poco de la historia de blockchain, para entender en qué momento nos encontramos. Blockchain tiene varios hitos importantes en su historia:

En 1991 Stuart Haber y W. Scott Stornetta publican el primer documento sobre el concepto blockchain (How to time-stamp a digital document).

Satoshi Nakamoto en 2008 publica su documento de Bitcoin que sale en Octubre de ese año. “Bitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System

Y en 2009 se publica la versión 0.1 de Bitcoin en Sourceforge.

Como podemos ver, blockchain conceptualmente viene de los años 90, pero la primera implementación tiene menos de 10 años.

Por otro lado, tenemos los Smart Contract o Contratos Inteligentes, que es el segundo elemento que ha dado todo el potencia al blockchain. Pero, ¿qué es un smart contract? Un Smart Contract, denominación que usa por primera vez Nick Szabo en 1996 a través de la publicación de su artículo ‘Smart Contracts: Building Blocks for Digital Markets’, es un programa informático que ejecuta un acuerdo entre dos partes en un sistema no controlado por ninguno de los dos.

La conjunción de estas dos tecnologías, blockchain y smart contract, nos lleva a las aplicaciones descentralizadas (Dapp); aplicaciones autónomas no controladas por ninguna entidad y donde los datos y las transacciones son guardadas en blockchain.

Para los Dapp tenemos tres tipos de aplicaciones:

Tipo 1. Dapp con su propio blockchain, como por ejemplo Bitcoin. Sería como el sistema operativo de nuestro ordenador.

Tipo 2. Dapp que utiliza los dapp de tipo 1 con sus propios protocolos y fichas como Omni Protocol. Son aplicaciones de tipo general como el Excel.

Tipo 3. Dapp que utilizan los dapp de tipo 2. Utiliza el dapp de tipo 2 para su funcionamiento, como µRaiden. Estas aplicaciones serían como una macro de Excel.

Para mantenerte al día con LUCA visita nuestra página web,  suscríbete a LUCA Data Speaks o síguenos en TwitterLinkedIn YouTube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *