Qué puede hacer una inteligencia conectada en tu casa

María Cascajo Sastre    7 marzo, 2018

Bombillas que se encienden y apagan de forma remota, lavadoras que empiezan el programa número 4 a las 11:30, microondas que calientan el tupper cinco minutos antes de que llegues a casa para que tu plato esté listo justo cuando entres por la puerta. Esas son algunas de las aplicaciones que una inteligencia conectada puede desarrollar a día de hoy en nuestros hogares.

Y todo gracias a que IoT conecta cada vez más dispositivos dentro de nuestras casas. El desarrollo del IoT en todo el mundo ha sido exponencial; según estimaciones de Gartner, en el año 2017 se alcanzaron los 8.380 millones de unidades de IoT conectadas en todo el mundo y este año esa cifra llegará hasta los 11.196 millones. Además, según Machina Research, en el año 2025, habrá 27 mil millones de objetos conectados. Las empresas luchan para poder avanzar y hacer que, gracias a todos estos dispositivos conectados, nuestra vida en el hogar sea más sencilla y cómoda.

Estas cifras, además, han llegado de la mano de nuevas aplicaciones de Internet de las Cosas que han decidido ayudarnos en nuestra vida diaria.

Asistentes de voz: los nuevos reyes del salón

IoT dentro del hogar ha visto la llegada uno de los mayores avances durante los últimos años: el desarrollo de los asistentes de voz. Los nuevos hogares inteligentes han pasado a tener un centro neurálgico claro, estos nuevos dispositivos que, gracias a la Inteligencia Artificial, permiten gestionar nuestros hogares inteligentes de una manera más eficiente y sencilla.

Según un informe de Edison Research, ya hay treinta y nueve millones de estadounidenses que tienen un asistente de voz en su casa. Pero no sólo eso, la adopción de los smart speakers ya está superando a la de los smartphones en el país norteamericano. Incluso, se estima que de aquí a cuatro años, más del 55% de los hogares estadounidenses tenga uno. Y como es lógico, también, que todo esto se extienda a nivel global.

En el desarrollo de estos dispositivos y de estas aplicaciones ya han trabajado grandes compañías, como Amazon o Google, que ya tienen en el mercado productos como Alexa y Google Assistant. Estos dos asistentes permiten que el usuario realice compras online e interactúe de manera mucho más sencilla y rápida con los distintos dispositivos conectados de su hogar. Gracias al uso de la Inteligencia Artificial, estos desarrollos han conseguido tener una muy buena acogida entre los usuarios. Tanto es así que, según una encuesta de Google, un 41% de los usuarios de un smart speaker asegura que se siente como si estuviera hablando con otra persona.

En este mismo sentido ha surgido también Aura de Telefónica que, gracias a la inteligencia cognitiva, va a permitir comprender mejor al usuario y que se relacione con otros elementos conectados de su hogar de una forma más natural, a través del dispositivo Movistar Home. De esta manera, Aura nos ayudará, por ejemplo, a resolver nuestras dudas sobre los productos y servicios que utilizamos; a gestionar y bloquear el acceso de dispositivos al router Wi-Fi; a solicitar información sobre un contenido de vídeo concreto y programar su grabación; o a recibir una alerta cuando nuestro consumo de datos sea superior a lo habitual, entre otras cosas.

Chatbots, otro gran aliado para un hogar cómodo y conectado

Pero, además de los asistentes de voz, la experiencia que la inteligencia conectada en casa y los dispositivos surgidos de ella aportan a nuestros hogares no se queda ahí. Otro punto a tener en cuenta son los Chatbots inteligentes. Como comenta Richard Tolcher, CTO en Action AI, estos chatbots y el IoT encajan con total naturalidad. Gracias a esto, podemos ver que las interacciones con los asistentes de voz permiten asumir peticiones cada vez más complejas y, sin embargo, que lo hagan a través de interacciones cada vez más sencillas para el usuario.

Por ejemplo, Richard Tolcher explica que podremos decirle a nuestro asistente “trabajo el lunes desde casa, deja puesta la calefacción”, sin problema alguno; o incluso: “¿puedes decirme si los pantalones rojos que me he probado antes se han fabricado siguiendo estándares éticos? Si es así, ¿me los puedes enviar a domicilio?”. Este tipo de interacciones serán cada vez más habituales gracias a que los Chatbots Inteligentes serán también nuestros aliados y operarán a partir de la información proporcionada por el IoT.

Por lo tanto, no es únicamente que la inteligencia conectada en nuestra casa pueda hacer cada vez más cosas sino que, además, puede hacer tareas que día tras día son más complejas sin que su interacción con el usuario tenga que ser algo extraordinario, simplemente a partir de una conversación de lo más cotidiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *