Cinco años en cinco meses y ahora 5G

Mercedes Núñez    12 noviembre, 2020

A todos nos suena ya eso de “cinco años en cinco meses”: es la manera en que la pandemia ha acelerado la transformación digital según los expertos. Y ahora 5G. Sí, ya está aquí. Llevamos mucho tiempo hablando de ello y, por hacerlo de manera prematura, podría parecer que no ha estado ocurriendo nada pero no es cierto. Un gran esfuerzo precede a la disrupción que va a suponer. Todas las piezas empiezan a encajar: el espectro, las redes, los dispositivos… y 2021 va a ser un año clave. En este post vamos a ver las posibilidades de 5G para las empresas.

Para analizar la situación actual de la quinta generación de telefonía móvil y su implantación en España arrancó ayer el “I Observatorio 5G” de El Español e Invertia, que hoy celebra su segunda jornada.

Con todo lo vivido este año 5G cobra aún más importancia. Ahora más que nunca es esencial para la supervivencia y competitividad de las organizaciones entender las capacidades que brinda esta tecnología gracias al ancho de banda, reducción de la latencia y su arquitectura de red.

No es un fin en sí mismo

En este momento la actualidad la marca cierta inquietud por la subasta del espectro. También la contribución a la inversión necesaria de los fondos europeos para la reconstrucción o el papel de la colaboración público privada. Preocupa que las condiciones regulatorias y la fiscalidad no acompañen su impulso, hay aspectos de la evolución tecnológica en curso y está el reto de la ciberseguridad. Pero sobre todo no olvidemos que 5G no es un fin en sí mismo. Las posibilidades de 5G para las empresas son enormes.

Un habilitador más que una tecnología móvil

Pedro J. Ramírez, director de El Español, se refirió a 5G en la apertura del encuentro como un paso gigantesco para el progreso de la humanidad. No digamos ya de las organizaciones… Para ellas va a suponer un cambio radical. Y es que más que una tecnología móvil, 5G es una palanca de desarrollo económico que va a ayudar a la transformación digital de España.

Aunque sea una metáfora muy utilizada ya, al pensar en las posibilidades de 5G para las empresas debemos verlo como un tren que no podemos perder. España cuenta con una infraestructura, una capilaridad y una red idóneas para ese viaje al futuro, del que ya tenemos bastantes pinceladas en el presente.

Posibilidades de 5G para las empresas

Precisamente en la primera de las mesas redondas de la sesión de tarde se abordaron las posibilidades de 5G para las empresas y el papel clave de éstas para la aceleración y éxito de la nueva tecnología.

Capacidades diferenciales para la transformación de muchos sectores

Javier Gutiérrez, director de Estrategia y Desarrollo de Red, Operaciones, Red y TI de Telefónica España, destacó que 5G ofrece capacidades diferenciales determinantes para la transformación de muchos sectores. Así lo reflejan los más de 60 pilotos que Telefónica tiene en marcha en industria, logística, automoción, turismo, salud, banca, puertos… y es que 5G es útil en todos ellos.

Claves para el desarrollo sostenible de los pilotos 5G de Telefónica

Para hacer sostenible el desarrollo de estos casos de usos, Javier destacó que siempre se han acometido de la mano de algún cliente, de manera conjunta y en sus instalaciones. De esta manera -dijo-, gracias a equipos mixtos que se complementan e innovan, se crea un círculo virtuoso.

5G en la cadena de valor de las empresas

No se trata de “vender” tecnología per se, sino de que el cliente encuentre en 5G oportunidades para mejorar su negocio: mayor eficiencia, nuevos ingresos… Debe estar convencido de ello porque es la manera de que se decida a incluir esas nuevas formas de conectividad dentro de su cadena de valor. Solo si las empresas interiorizan la importancia de esa transformación para ellas 5G acabará imbricado en el negocio y encontrará una demanda que lo impulse de manera natural.

Además de un ecosistema de cocreación, Javier se refirió a la necesidad de una visión tecnológica transversal y amplia de los equipos de trabajo para reutilizar cosas de otros sectores también y señaló otros habilitadores de 5G como edge computing o la realidad extendida (virtual, aumentada, mixta y la mezcla de ellas).

Determinante en el concepto de fábrica inteligente

Hay clientes que tienen las ideas muy claras como Gestamp que, con ayuda de Telefónica ha hecho una implantación en toda regla de la primera fábrica 5G de España en apenas año y pico, si bien había un aprendizaje y un recorrido previo de cuatro años. Otros simplemente tienen curiosidad sobre qué les podría aportar esta tecnología y solicitan una consultoría. Por eso la aproximación de Telefónica como partner cambia según los sectores y la madurez digital del cliente, entre otros factores.

René González, director corporativo de Fabricación avanzada de Gestamp, destacó en el “I Observatorio 5G” el hecho de poder comunicarse con las máquinas sin cables. Explicó que el objetivo fue conectar la fábrica entera para una gestión global. Para ello eligieron una en Barcelona que se ajustaba bien a los requisitos y desplegaron un IoT masivo, conectaron los sistemas propios de la compañía y lo llevaron todo al edge computing de Telefónica. Sin latencia, con computación bajo demanda y un gemelo virtual para monitorizar y buscar los mejores escenarios posibles para la eficiencia, la fábrica inteligente se hizo realidad.

Mantenimiento predictivo de infraestructuras con 5G

Natalia Díaz Suárez, responsable de Innovación y vigilancia tecnológica de INECO, explicó el uso de 5G para el mantenimiento predictivo en el ciclo de vida de las infraestructuras. Mencionó un proyecto muy innovador y con muchas posibilidades en las vías férreas con ADIF. En él se ha pasado del mantenimiento por parte de un funcionario con un chaleco reflectante y una linterna por la noche al uso de un dron pilotado en remoto con 5G para inspeccionar las vías. La telemetría, edge computing y machine learning incrementan la seguridad y optimizan la labor.

También mencionó otro proyecto con la Dirección General de Carreteras para sensorizar un túnel en Galicia para conectar los coches con todo, el anhelado V2X.

Diferentes opciones tecnológicas para las distintas necesidades de las empresas

Javier Gutiérrez, de Telefónica, explicó que según los requisitos de los casos de uso se pueden ya implementar con 4G e IoT, con la primera fase de 5G y que para algunos supuestos que requieren la latencia del milisegundo habrá que esperar a la fase stand alone (SA) a finales de 2021 o principios de 2022, aunque incluso esto ya se puede ir probando en pilotos.

El siguiente paso de la evolución es industrializar algunas de estas soluciones y que lleguen al mercado dispositivos adaptados a 5G para uso industrial como ya está sucediendo en el ámbito residencial.

Primeras ciudades conectadas 5G

Mercedes Fernández, gerente de Innovación de Telefónica España, explicó en la segunda mesa redonda de la tarde que el origen de las primeras ciudades conectadas -Segovia y Talavera- se remonta a finales de 2017. Fue algo totalmente innovador, que contó con su plena colaboración y la de Ericsson y Nokia como compañeros de viaje. Muchas cosas que creíamos futuristas se han hecho realidad allí: el autobús autónomo, el coche conectado en un piloto con SEAT o experiencias de turismo 5G con tour de realidad virtual o experiencia inmersiva de tapeo.

“La tecnología estaba aún muy verde, pero hacer la implementación tecnológica acompañada de los primeros casos de uso fue la mejor decisión que pudimos tomar”, explicó Mercedes Fernández.

Todas las previsiones superadas

La previsión inicial era que el proyecto “Ciudades conectadas 5G” terminara a finales de este año, pero no será así. Sigue muy vivo con nuevos casos de uso previstos en ambas ciudades (de tipo educativo y para mejorar la experiencia de pacientes de una residencia de ancianos en Segovia, con la ambulancia conectada en Talavera y para retransmisión televisiva en Toledo también).

Más allá de incrementar el potencial de la cerámica y el cochinillo con 5G, como El Español tituló el proyecto cuando se presentó a la prensa, éste ha ido mucho más lejos de lo que nadie entonces pudiera imaginar. La gerente de Innovación de Telefónica España explicó que de una idea ha ido surgiendo otra y han visto la luz muchas nuevas oportunidades. 5G ha demostrado ser un catalizador enorme también para construir nuevos proyectos y pilotos, distribuidos ya por toda España.

Ha contribuido a la transformación digital de las propias ciudades y les ha permitido optimizar lo que se hacía y construir cosas nuevas.  

Dos mini Silicon Valley replicables

Veíamos antes las posibilidades de 5G para las empresas, pero Segovia y Talavera también están recogiendo los frutos de esa experiencia pionera. 5G sembró el germen de dos hubs tecnológicos y de atracción de talento en sus respectivas zonas de influencia, según explicaron los representantes de ambas ciudades en el encuentro. Las posibilidades son infinitas, no han hecho más que comenzar y son exportables a todas las ciudades de España y el mundo.

Segovia y Talavera tres años después

Con 5G Segovia ha apostado por la diversificación de la economía y la modernización de la ciudad. Esto encaja dentro de una estrategia integral para cambiar el modelo productivo y socieconómico. Se trata de crear nuevas oportunidades con la configuración de un ecosistema de innovación. Le pemite, además, evolucionar como smart city para mejorar los servicios existentes e incorporar otros nuevos.

Para Talavera 5G ha sido la punta de lanza para que otras Administraciones hayan puesto el ojo en la ciudad como lugar idóneo para el desarrollo de muchos proyectos. El Gobierno regional la ha impulsado como referente en materia tecnológica dentro y fuera de nuestras fronteras, con un centro de innovación digital. Esto ha supuesto un impacto muy positivo en términos de imagen y 5G también se ve como un eje vertebrador para fijar población ligada a empleos de calidad en el territorio.

Crecimiento y evolución tecnológica de 5G para un gran futuro por explorar

Para Mercedes Fernández, de Telefónica España, el reto ahora es el crecimiento (hasta llegar con 5G a la actual cobertura de 4G) y la evolución tecnológica. Para los operadores la red disponible es 5G NSA (5G sobre 4G) y hay que ir hacia una red 5G SA o pura. “Tenemos por delante la industrialización de las capacidades de edge computing, nuevas capacidades de IoT con 5G (cuyos estándares están por llegar) y el network slicing para que los distintos carriles de la autopista ofrezcan distintas características según los diferentes tipos de tráfico”, señaló. Hay que avanzar con pilotos y ver oportunidades en los verticales.

Todo ello traerá nuevas posibilidades de 5G para las empresas y para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Para construirlo, la Administración, el sector privado y ecosistemas más complejos en el caso del coche conectado, por ejemplo, deberán ponerse se acuerdo.

El COVID-19 como oportunidad

Mercedes Fernández ve en 5G una oportunidad enorme y es optimista respecto al impacto que puede tener el COVID sobre ello. “Todos hemos visto cómo las tecnologías han sido críticas durante la pandemia y esto nos ha abierto la mente sobre lo que podemos llegar a construir. Teletrabajo, educación híbrida o eSalud son algunos ejemplos. Hay que pensar que se puede hacer lo que queramos sin restricciones en cuanto a comunicaciones y construirlo bien. Sin la urgencia con la que ahora hemos salido del paso. A partir de ahí una ciudad o una empresa pueden pensar qué quieren ser en el futuro. Están surgiendo muchas ideas y su crecimiento va a ser exponencial”.

No os perdáis hoy la segunda jornada de este “I Observatorio 5G”, que promete ser igual de interesante. Próximamente retomaré el tema para insistir acerca del papel de 5G en la digitalización de España, las condiciones para su desarrollo o el reto de la seguridad en el despliegue de las infraestructuras, sobre lo que diversos expertos de Telefónica dieron algunas claves.

Imagen: jlmaral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *