Usos de open data en tiempos de coronavirus

Roberto Fraile Herrera    21 mayo, 2020

En las √ļltimas semanas se ha escrito bastante del impulso de la pandemia a la digitalizaci√≥n. El estado de alarma ha supuesto ‚Äúreapariciones tecnol√≥gicas‚ÄĚ. Algunas soluciones han venido como anillo al dedo para las circunstancias del momento. Entre ellas, quiero llamar la atenci√≥n sobre open data en tiempos de coronavirus.

Ya hemos visto en este blog que el teletrabajo, por ejemplo, ha cobrado protagonismo pero hay que recordar que su principal habilitador, las conexiones VPN (Redes Privadas Virtuales), son viejas conocidas. De manera frecuente o puntual, esta f√≥rmula de trabajo lleva a√Īos implantada en algunos sectores.

Tambi√©n las aplicaciones de videoconferencia llevan mucho disponibles, aunque est√° siendo ahora cuando apenas nos despegamos de ellas para reunirnos con compa√Īeros, proveedores o clientes. Lo mismo que la impresi√≥n 3D, que ¬ęha resucitado‚ÄĚ al revelarse clave para conseguir EPI (equipos de protecci√≥n individual). Pero yo mismo escrib√≠ hace ya un tiempo hasta de tecnolog√≠a aditiva en la construcci√≥n.

Open data: de cosa de frikies a vital en esta pandemia

Con el uso de los datos abiertos tengo la misma sensaci√≥n. Solo unos pocos ‚Äúfrikis del dato‚ÄĚ se interesaban por sus posibilidades hasta que se ha descubierto la utilidad de open data en tiempos de coronavirus. Todos hemos estado buscando informaci√≥n disponible, sencilla y gr√°fica que nos ilustrara sobre el desarrollo de la pandemia. Y, de repente, nos hemos dado cuenta de que open data nos permit√≠a concienciarnos de la necesidad de permanecer en casa, ver la evoluci√≥n de los datos de COVID-19 en nuestra ciudad o consultar las infracciones cometidas durante el estado de alarma.

Alcobendas es un ejemplo pero no solo hemos podido encontrar conjuntos de datos interesantes (datasets) en el √°mbito municipal. La Comunidad de Madrid hace tiempo que es un referente a la hora de compartir los datos actualizados de la calidad del aire en la regi√≥n. Open data en tiempos de coronavirus ha permitido comprobar los efectos positivos de la escasa circulaci√≥n de coches durante el confinamiento. Pero si hay una autonom√≠a que destaca por su gesti√≥n del open data durante esta crisis es Castilla y Le√≥n, cuyo portal de datos abiertos es todo un modelo sobre c√≥mo informar con claridad de la actual situaci√≥n epidemiol√≥gica.

Dos claves para el éxito

Este ejemplo re√ļne dos de las claves necesarias para el √©xito de open data:

  • Visualizaci√≥n pedag√≥gica. Un sencillo men√ļ conduce a los diferentes aspectos consultables, donde es posible encontrar gr√°ficos y tablas explicativas. Muchas personas no tienen los conocimientos t√©cnicos necesarios para explotar los datos publicados, as√≠ que f√°cilit√°rselo es la forma de generalizar el uso de open data.
  • Descargas. No olvidemos que el principio de la filosof√≠a de datos abiertos es poder compartirlos para facilitar su an√°lisis/reutilizaci√≥n por parte de terceros, que puedan correlacionarlos con otras fuentes, etc. Y para ello es crucial ofrecer distintos formatos y facilitar su descarga.

Principales retos de open data

Estas conclusiones coinciden con el reciente estudio de la Uni√≥n Europea sobre el impacto econ√≥mico de los datos abiertos. Dicho informe plantea que los retos para open data en los pr√≥ximos a√Īos son los siguientes:

  • Una de las mayores limitaciones actuales es la falta de cohesi√≥n de los datos publicados por diferentes organizaciones. Debe ser prioritario fomentar la homogeneizaci√≥n de los datasets. Y, en este sentido, la nueva directiva europea de especificaci√≥n e implementaci√≥n de conjuntos de datos de alto valor es una verdadera oportunidad para avanzar en ello.
  • La combinaci√≥n de datos de distintas fuentes permite una mayor riqueza de la informaci√≥n y puede ser motor de desarrollo para open data. Combinar datos municipales, auton√≥micos, nacionales y, por qu√© no, de alguna empresa, puede resultar sin duda muy interesante en el √°mbito sanitario, por ejemplo.
  • Desarrollar el potencial de los datos abiertos no solo requiere mayor calidad y cantidad de los datasets. Tambi√©n es preciso mejorar las habilidades y formaci√≥n de los usuarios para que puedan sacar el m√°ximo provecho de ellos.
  • La colaboraci√≥n p√ļblico-privada es necesaria para fomentar y sacar todo el partido posible de esta tendencia tecnol√≥gica. Las Administraciones p√ļblicas tienen un papel crucial, pero tambi√©n las compa√Ī√≠as. Algunas, como Facebook o Microsoft, ya se han dado cuenta de su potencial.
  • Open data debe basarse siempre en un uso √©tico y sostenible.

Motivos para impulsar open data seg√ļn la Uni√≥n Europea

La pregunta es: ¬Ņel inter√©s por open data en tiempos de coronavirus perdurar√° despu√©s?, ¬Ņseguiremos hablando de compartir datos?, ¬Ņmerece la pena seguir fomentando los datos abiertos? La Uni√≥n Europea nos da la respuesta en el mencionado informe con cifras realmente llamativas para 2025:

  • Se calcula que el mercado de open data alcanzar√° un valor entre 199.510 y 334.210 millones de euros, frente a los actuales 184.000 millones.
  • El n√ļmero de empleos en este sector estar√° entre 1,12 y 1,97 millones, respecto a los 1,09 millones de 2019.
  • En ciertos sectores se espera un crecimiento del 15,7 por ciento gracias al desarrollo de los datos abiertos. Estos sectores son:
    • Mayor impacto: AA. PP., Informaci√≥n y comunicaci√≥n, Transporte, Cient√≠fico.
    • Alto potencial: Agricultura, Finanzas y seguros, Salud, Educaci√≥n, Consumo y comercio e Inmobiliario.
  • Open data impacta sobre el 46 por ciento de los beneficios de las empresas y se estima que el 77 por ciento de ellas planea incrementar su uso. De hecho, un 49 por ciento de los datos usados por las empresas analizadas son abiertos y el 77 por ciento considera que esta tendencia seguir√° al alza.

El estudio de la UE arroja evidencias de que existen motivos más que suficientes para desarrollar los datos abiertos. Son una fuente de riqueza, generan empleo y su uso por parte de las empresas permite crear nuevos servicios digitales. Para las AA. PP. compartir la información generada representa una mayor transparencia y además sirve de apoyo al tejido empresarial. Contribuye a la innovación abierta a través de la cooperación con las startups.

Casos de éxito de uso de datos abiertos en smart cities

La implantación de las smart cities abre enormes posibilidades para open data en el entorno de las ciudades, al poner al servicio de las personas mucha información actualizada en tiempo real. Por ejemplo, la publicación de información relativa a consumos eléctricos, agua y resto de suministros es una buena forma de rendir cuentas a los ciudadanos a la vez que de autoexigirse medidas para la eficiencia energética y explicar las inversiones en esta materia, que en ocasiones son relevantes.

Podemos encontrar ya casos de éxito:

  • Concienciaci√≥n sobre infracciones medioambientales o de tr√°fico.
  • Consulta de los niveles de p√≥lenes, muy √ļtiles para los ciudadanos que sufren alergias y tambi√©n para las farmacias que venden los f√°rmacos para combatirlas.
  • Disponibilidad real del n√ļmero de plazas de aparcamiento, que posibilita aplicaciones que las comunican a los ciudadanos y los llevan hasta ellas, con la mejora del tr√°fico asociada.

Espa√Īa, pionera en open data en Europa

Y ¬Ņc√≥mo se posiciona Espa√Īa respecto a los datos abiertos? Los indicadores internacionales destacan que nuestro pa√≠s es pionero en Europa. Ocupamos el segundo puesto, lo que refleja que nuestras Administraciones p√ļblicas se han tomado en serio esta materia. Aunque queda mucho camino por recorrer, hemos sido de los primeros en vislumbrar la importancia de open data a la hora de mejorar la transparencia y la generaci√≥n de nuevas aplicaciones y, por tanto, el desarrollo de la econom√≠a digital.

En resumen, los retos son enormes, hay que seguir influyendo en las organizaciones para que se conciencien de la necesidad de generar nuevos conjuntos de datos, hay que optimizar su gesti√≥n, invertir en investigaci√≥n y simplificar el n√ļmero de bases de datos. Pero la oportunidad est√° ah√≠, y la utilidad de open data en tiempos de coronavirus nos ha recordado que los datos abiertos son una fuente inexplorada de innovaci√≥n.

Imagen: unplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.