El nuevo puesto de trabajo sanitario: un punto de inflexión

Belén Espejo González    15 marzo, 2022
nuevo-puesto-trabajo-sanitario

La pandemia, tras los grandes retos vividos, ha situado al sector sanitario en un punto de inflexión, que abre enormes oportunidades. Entre ellas, la de diseñar e implementar un nuevo puesto de trabajo sanitario que contribuirá, además, a asegurar la sostenibilidad del sistema.

Beneficios para el personal sanitario y el paciente

La evolución del puesto de trabajo sanitario a entornos actualizados y seguros, configurados de manera dinámica según los perfiles y las necesidades del momento, representa importantes beneficios. Entre ellos, la tecnología al servicio de una gestión más eficiente y mayor productividad del personal sanitario. Y un salto cualitativo en la atención del paciente.

Gestión más eficiente y mayor productividad

Desde el punto de vista del personal sanitario estamos hablando de incorporar herramientas para asegurar la disponibilidad de los resultados e información clínica relevante en tiempo real. También de plataformas que les permitan acceder de forma segura al historial médico desde dispositivos móviles y aplicaciones de gestión de pacientes.

Además, el nuevo puesto de trabajo incorporará herramientas de colaboración que permitirán compartir buenas prácticas entre especialistas, así como confirmar diagnósticos con la agilidad que el sistema sanitario demanda. Incluso incorporará sistemas de realidad aumentada para reforzar la formación continua, tan crítica en el entorno médico.

Mejor experiencia de paciente

En cuanto a la experiencia de paciente, el nuevo modelo supone una mejor accesibilidad al sistema, reducción de las listas de espera o la posibilidad de la medicina de las 4P, entre otras ventajas. En este blog ya hemos escrito de soluciones de atención en remoto, analítica en tiempo real o diagnóstico de imagen basado en inteligencia artificial.

Pero también es posible implementar herramientas de guiado en el centro hospitalario. O una mejor experiencia de comunicación con información automatizada para familiares en la sala de espera y urgencias, por ejemplo.

Tecnología y gestión del cambio, claves del éxito

Movilidad, colaboración, digitalización, automatización de procesos, una gestión más eficiente… Está claro que esta transformación pasa por la tecnología. Pero resulta indispensable también la gestión del cambio para una implantación exitosa de las nuevas herramientas.

Telefónica Empresas es el partner idóneo para la transformación del entorno sanitario. Además de la tecnología y un modelo de gestión proactivo e innovador, incorpora la metodología necesaria para entender y concienciarse de la necesidad del nuevo modelo, que es la única forma de que pueda hacerse realidad.

Distintas necesidades, diferentes recursos

No hay duda de que las necesidades son distintas en atención primaria y especialista, así como en un quirófano y un laboratorio, por ejemplo. Por tanto, debería haber una asignación de los recursos tecnológicos según los requisitos funcionales de cada tipo de trabajador sanitario.

Veamos un par de ejemplos: Telefónica Empresas propone reforzar las capacidades digitales del personal auxiliar de los centros hospitalarios con la incorporación de soluciones IoT para la gestión de pacientes, que facilitan la localización en tiempo real de personas y activos y activos dentro de las instalaciones o herramientas de seguimiento de pacientes crónicos.

En el caso del paciente se trata de facilitar y agilizar su relación con el sistema sanitario. Esto pasa por la autogestión para el día a día a través de portales web, acceso a través de un punto único a toda su información sanitaria e incentivar su empoderamiento para la propia vigilancia de su salud .

Para que el modelo funcione será necesario reforzar las infraestructuras del puesto de trabajo, con todas las garantías sanitarias de seguridad física y lógica. 

El nuevo puesto de trabajo sanitario, la respuesta a los urgencias actuales

Este planteamiento permite, por un lado, mejoras operativas por la simplificación, homogeneización y estandarización de tecnologías y servicios. Y, por otro, la optimización del uso de recursos, así como el incremento de la productividad y el rendimiento del sistema sanitario. Y es que la incorporación de las herramientas más adecuadas para cada perfil incrementa la capacidad asistencial.

Según una encuesta realizada por la Sociedad Española de Informática y Salud (SEIS) el sector establece nuevas urgencias, entre las que se encuentra la telemedicina, los sistemas de ayuda a la decisión y vigilancia epidemiológica, la gestión de listas de espera y el puesto de trabajo de los empleados del sistema sanitario.  

Este último debe ser híbrido y contribuir a hacer exponenciales las capacidades de las personas, las verdaderas protagonistas.

Imagen: Free Dental Photos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.