La nueva identidad digital europea: los “wallets” de identidad soberana

Alexandre Maravilla    11 octubre, 2021
Wallets identidad soberana UE

¿Te has parado a pensar en la cantidad de cuentas de usuario que tenemos en Internet? Cuentas bancarias, proveedores de suministros, RR.SS., correo electrónico, e-commerce, etc. En la actualidad manejamos un número casi infinito de servicios digitales.

¿Cuántas veces tuviste que repetir el mismo proceso de alta/registro? ¿Recuerdas qué información personal compartiste cada vez? ¿Sabes qué datos personales tuyos almacena y procesa cada uno de estos servicios en los que estás registrado?

Según una encuesta del Eurobarómetro, el 72 % de los usuarios quiere saber cómo se tratan sus datos cuando utiliza servicios digitales, y el 63 % de los ciudadanos de la UE quiere una identificación digital única y segura para todos los servicios en línea.

Un nuevo modelo europeo de identidad digital ciudadana

En este contexto, el pasado 3 de junio de 2021 la Comisión Europea anunció su nueva propuesta para una identidad digital segura y de confianza. En palabras de Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea:

«Cada vez que una aplicación o un sitio web nos pide que creemos una nueva identidad digital o que nos conectemos fácilmente a través de una gran plataforma, en realidad no tenemos ni idea de lo que sucede con nuestros datos. Esta es la razón por la que la Comisión propondrá una identidad electrónica europea segura. Una identidad en la que confiemos y que cualquier ciudadano pueda utilizar en cualquier lugar de Europa para cualquier operación, desde el pago de sus impuestos hasta el alquiler de una bicicleta. Una tecnología con la que nosotros mismos podamos controlar qué datos se utilizan y cómo».

De las cuentas de usuario a los wallets de identidad soberana

La UE se ha propuesto recuperar la soberanía de nuestros datos personales, y está trabajando en la definición del nuevo modelo de identidad digital, basado en los wallets de identidad. Un wallet es una aplicación que se instala en nuestros dispositivos móviles permitiendo almacenar y compartir credenciales relacionadas con nuestra identidad y sus atributos. Este nuevo modelo se basa en:

Bajo este nuevo paradigma los usuarios pasamos de tener tantas identidades o cuentas de usuario como servicios digitales utilizamos, a una única identidad que portamos en nuestros móviles, en la que agrupamos todas las anteriores mencionadas en forma de atributos. Estos atributos pueden ser compartidos totalmente, parcialmente o, incluso, podemos dar la información necesaria de verdad (como por ejemplo demostrar que eres mayor de 18 años sin decir tu fecha de nacimiento, simplemente con un sí o un no).

Directiva de obligado cumplimiento para los países de la UE

La nueva regulación en materia de identificación electrónica (eID) se enmarca dentro del esquema regulatorio europeo eIDAS (electronic IDentification, Authentication and trust Services), y será de aplicación obligatoria para los Estados miembros de la UE, que a más tardar finales de 2023 / inicio de 2024, tendrán que proveer a sus ciudadanos de una wallet de identidad que permitirá:

  • Acceder a servicios públicos y solicitar, por ejemplo, un certificado de nacimiento o médico, o comunicar un cambio de domicilio
  • Presentar su declaración de la renta
  • Solicitar plaza en una universidad pública o privada de cualquier Estado miembro
  • Abrir una cuenta bancaria
  • Almacenar una receta médica que pueda utilizarse en cualquier lugar de Europa
  • Validar su edad online/offline sin tener que compartir/mostrar su documento nacional de identidad
  • Alquilar un coche utilizando un permiso de conducir digital
  • Registrarse en un hotel

Impacto en el sector privado

Esta nueva normativa también será de aplicación obligatoria para el sector privado, en concreto para aquellos servicios online que necesiten implementar mecanismos de autenticación “fuerte”. Aquí se incluyen sectores como transporte, energía, banca y servicios financieros, seguros, salud, telecomunicaciones o educación, además de las grandes plataformas online: Google, Apple, Facebook y Amazon.

Según la Comisión Europea, se estima que la aplicación de este nuevo modelo de identidad beneficiará al sector privado a través de;

  • La reducción de los costes operativos a la hora de; identificar, autenticar y gestionar los datos personales de sus usuarios
  • La reducción del fraude online

Recuperando la soberanía digital

Los modelos de identidad descentralizada/soberana han sido desde hace tiempo “hot topic” en el marco de la identidad. Tenían el consenso de los expertos sobre su utilidad y viabilidad técnica, pero faltaba un impulso que validase su viabilidad económica, faltaba encontrar ese caso de uso que dinamizara el ecosistema.  Ahora parece que ese impulso ha llegado definitivamente vía la UE.

Con todo, el horizonte apunta a que estamos empezando la redefinición de la identidad tal y como la conocemos hasta la fecha, un nuevo modelo de identidad pensado para las personas, en el que atributos como la privacidad y la soberanía sobre la información personal son factores definidos desde su concepción inicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *