MySphera: una startup de salud digital española a la conquista de Europa

Julio Jesús Sánchez García    7 enero, 2022
Mysphera emprendimiento en salud digital

En este blog nos hemos referido en distintas ocasiones a cómo soluciones tecnológicas de salud digital pueden contribuir a la optimización de los procesos en el hospital al mejorar aspectos clave como las listas de espera o la experiencia de pacientes y familiares en el mismo. Un buen ejemplo son los sistemas RTLS (Real Time Location System) de MySphera, startup valenciana, participada por Wayra, de la que hemos escrito con anterioridad. En esta ocasión he tenido el placer de entrevistar a Salvador Vera, su CEO y además buen amigo, para hacer un poco de historia de la compañía y preguntarle también por sus planes de futuro.

– ¿Cómo nace MySphera? ¿De dónde viene la idea de negocio y  cuándo arrancasteis?

Fundamos MySphera porque, tras varios años trabajando en el mundo de la Historia Clínica Electrónica, nos dimos cuenta de que había un gap muy importante entre cuándo ocurrían las cosas realmente y lo que se registraba manualmente en estos sistemas. Esto generaba dos problemas: el primero, relativo a la eficiencia de los procesos, es que la información no era confiable para su análisis. Y el segundo es que si no sabes cuándo ocurren las cosas en tiempo real no lo puedes comunicar a los interesados en el momento adecuado y es imposible optimizar un proceso si no se puede automatizar. Vimos que ambos aspectos se podían solventar de forma eficaz si se aplicaba la tecnología adecuada.

El mundo del emprendimiento en salud requiere de perfiles diversos. ¿Cómo fue vuestra experiencia al formar el equipo inicial y cómo os dotasteis de las capacidades necesarias?

Los fundadores de MySphera éramos ingenieros, tanto industriales, como de telecomunicaciones e informática. Tuvimos que ampliar nuestras capacidades con formación y capacitación. Por un lado, algunos nos formamos en temas de negocio. En mi caso, en gestión empresarial con un EMBA y un Programa de Emprendimiento del MIT. Otras personas se formaron en Marketing, ITIL, etc. pero además tuvimos que traer talento externo para que complementara nuestras capacidades en todos los campos: finanzas, ventas, prestación de servicios, etc. Nuestros inversores también nos han ayudado a encontrar las fórmulas adecuadas en algunos momentos de bloqueo.

– Seguro que los comienzos fueron difíciles y la paciencia y la resistencia a la frustración fueron claves. ¿Cuáles han sido las principales barreras que habéis tenido que superar?

Muchas… Trabajar en un mercado como el sanitario, eminentemente público, no es fácil. Tuvimos que enfrentarnos a los larguísimos plazos de contratación que se manejan en el sector salud, unido a los ya largos de la Administración pública. Además, al ser una solución innovadora, desconocida por los clientes, el esfuerzo tuvo que ser doble. Tuvimos que hacer un gran trabajo previo para que la conocieran y convenciera. Dio sus frutos pero siempre hay nuevos retos que afrontar. En la actualidad tenemos que trabajar para que los clientes entiendan la diferencia entre la solución de MySphera y otras low cost provenientes de otros mercados, que han llegado después. Las equiparan a las nuestra pero en realidad aportan tecnología sin el valor de saber cómo configurarla ni aplicarla a los flujos de un hospital. Es dañino porque una mala experiencia en este mercado novedoso puede desprestigiarlo y devaluarlo.

Por oto lado, retos nunca faltan. A nosotros ya se nos conoce en España pero ahora estamos dándonos a conocer en otros países.

– ¿Cómo va vuestra expansión internacional?

Hemos aprendido que cada país es distinto y hay que adaptar la estrategia a cada mercado. Es necesario tener recursos específicos y hacer un esfuerzo comercial en cada uno de ellos. Pero también es cierto que existen metodologías para hacer una aproximación de marketing y comercial que facilita el camino y lo hace menos costoso para crecer más rápido. Por ahora hemos centrado el tiro en Europa y ya tenemos clientes en varios países con proyectos de éxito como referentes. Los próximos dos años serán claves en nuestra expansión.

– ¿Cómo veis el panorama internacional, la competencia global y cuáles son las principales barreras de entrada en vuestro campo?

Es un mercado lento dominado por grandes multinacionales. Tanto nacional como internacionalmente, una pyme solo puede triunfar siendo la mejor en su campo y focalizándose mucho en lo que hace. También tienes que forjar alianzas con las grandes empresas para ganar capilaridad y escalabilidad. No puedes competir en variedad con ellas pero sí en experticia y calidad.

– El primer proyecto y el primer cliente son clave, ¿cuál fue el vuestro?

El primer cliente siempre es importante y el nuestro tenía prestigio: el Hospital la Fe de Valencia. Era un centro que ya conocíamos pues en un emprendimiento anterior a MySphera habíamos hecho con él varios trabajos relativos a la Historia Clínica e eHealth. Aprovechamos la migración del hospital a un nuevo emplazamiento para presentar el proyecto y tuvimos éxito. Pero lo complicado no siempre es tener un early adopter, sino conseguir que la solución se convierta en una prioridad para el resto de los clientes.

– Ahora ya tenéis una importante presencia en España…

Tenemos muchos y muy buenos clientes, con los que hemos conseguido crear una relación de socios, más allá de cliente-proveedor en muchos casos. Es difícil mencionar solo a algunos pero entre los más grandes, además del ya citado, están Hospital Vall d´Hebron de Barcelona, Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Complejo Hospitalario de Navarra, Hospital General de Valencia, Hospital Reina Sofía de Córdoba, Hospital 12 de Octubre de Madrid, Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, Hospital Virgen de las Nieves de Granada, Hospital Saint Joseph de París, Hospital de Canterbury en Reino Unido, Hospital de Torrejón, Hospital San Pedro de Logroño… y muchos más hasta cincuenta centros en los que hay alguna solución nuestra.

– ¿Cómo habéis conseguido no ser uno más en un mundo tan saturado como el de las startups de salud?

Nos hemos centrado en mejorar los procesos intrahospitalarios automatizándolos, en mejorar el flujo del paciente en los hospitales. Lo hacemos más eficientes desde nuestro conocimiento del sector y apoyándonos en el know-how de nuestros clientes clave. No es algo en lo que suelan enfocarse las startups de salud. En numerosas ocasiones se centran en servicios B2C o B2B2C para los pacientes y la amplia mayoría se enfoca en cuidados en el hogar, que es un campo muy interesante en el que nosotros también hemos hecho cosas.

– Hay gran preocupación por el uso ético de los datos de salud… ¿Cómo aborda MySphera estas cuestiones?

Tenemos una estricta política de cumplimiento del RGPD respecto a la seguridad del dato. En cuanto al uso ético, nosotros tratamos datos sobre la gestión de los procesos, no datos clínicos ni personales de los pacientes. Tampoco usamos la información para nada ajeno a proveérsela a los profesionales o familiares en el entorno hospitalario.

De forma más general creo que, siempre que se cumpla con el RGPD, el mercado debe abrirse más a aprovechar la posibilidad de mejorar gracias al análisis compartido de la gran cantidad de datos disponibles. La inteligencia artificial va a ser clave en los próximos años. El cambio está sucediendo.

– Ya habéis pasado varias rondas de inversión exitosas, ¿qué ha sido lo más difícil y qué habéis aprendido?

Primero pasamos varias rondas de business angels, que son inversores no profesionales que tuvieron el valor de apostar por el proyecto y nuestra visión y desde entonces nos vienen apoyando muchísimo.

Entre 2018 y 2019 cerramos una ronda de venture capital en la que entraron cuatro fondos, dos de ellos corporativos de dos multinacionales. Convencer a estos fondos no es tarea fácil porque reciben cientos de proyectos y solo pueden financiar un tanto por ciento de ellos. Una vez entran en la empresa, exigen unos resultados y una forma de trabajar más profesionalizada. Fue un gran reto que nos hizo mucho bien pero no ha sido fácil.

Tenemos una magnífica relación con todos ellos y seguimos impulsando el proyecto para hacerlo global.

– Sois una de las empresas participadas por Wayra, el hub de innovación abierta de Telefónica. ¿Qué ha supuesto para vosotros y cómo os está ayudando?

El equipo de Wayra es impresionante. Se implica mucho con nosotros y es un gran apoyo en muchos aspectos. Vela por la relación comercial con Telefónica (tanto nacional como internacionalmente) y ahí su ayuda es inestimable. Pero también destacaría una gran cantidad de iniciativas de formación, coaching y apoyo no solo al emprendedor sino también a nuestros equipos de marketing, etc. Me encanta, además, la positividad que emana. Su optimismo es un gran apoyo moral en los momentos difíciles.

– Estáis involucrados en varios proyectos europeos, ¿cómo veis la oportunidad de los fondos Next Generation EU? ¿Y el PERTE de Salud de vanguardia?

Los fondos Next Generation son una oportunidad única. Para la transformación del sector salud es fundamental que haya capital pero luego, para poder aprovecharlo es clave la voluntad de transformación.

Como empresa es imprescindible tener una huella en el mercado y una solución de éxito. No hay tiempo para experimentos ni desarrollos. En ese sentido, MySphera está en una buena posición para ser un motor de cambio en el entorno de la salud digital. Tenemos muchas esperanzas de poder aprovecharlo.

Respecto al PERTE, su articulación aún está por ver. Son subvenciones y préstamos en una gran cantidad de iniciativas. Personalmente creo que va a ser bueno para dar un empuje al sector, aunque creo que se podrían haber priorizado de otras formas la inversión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.