La cultura corporativa y la motivación de los empleados

José Ramón Suárez Rivas    11 julio, 2019
motivacion

En el diccionario de la RAE se define la motivación como un conjunto de factores internos y externos que determinan en parte las acciones de una persona.

La pirámide de Maslow, que es la más conocida del mundo tras las de Egipto y México, tiene esa magia propia de las cosas sencillas que ayudan a explicar fenómenos complejos y su imagen resume la jerarquía de las necesidades humanas que deben satisfacerse en orden secuencial desde la base hasta la cúspide.

Qué necesitan las organizaciones…

Las organizaciones líderes en este momento dicen estar inmersas en la creación de una cultura corporativa que conduce a organizaciones que se adaptan constantemente y cada vez mejor a las condiciones del mercado, al mismo tiempo que se reinventan e innovan por delante del mismo, lo que las hace más resistentes. Pero este grado de resiliencia exige un grupo de empleados altamente comprometidos, personas que vayan a trabajar con energía, listas para generar nuevas ideas, crear nuevas estrategias y hacer progresos significativos todos los días. No pueden permitirse nada menos.

¿Cuál es la realidad de la motivación?

Dado que la mayoría de nosotros pasamos gran parte de nuestra vida en el trabajo, es inevitable que éste juegue un papel clave en nuestro sentido de la felicidad y esto a la vez retroalimenta la manera en la que trabajamos.

Para investigar la forma en la que los elementos de la vida laboral condicionan el bienestar de las personas surgen el Informe mundial de la felicidad, que se publica anualmente en el Día Internacional de la felicidad de las Naciones Unidas, y la Encuesta Mundial Gallup.

El estudio Engagement and the global workplace (El compromiso y el centro de trabajo), de Steelcase, que es el primero en explorar la relación entre el compromiso de los empleados y el entorno laboral, identifica uno de los problemas más serios al que se enfrentan las organizaciones líderes en la actualidad: solo el 13 por ciento de los trabajadores están altamente comprometidos.

Belgas, franceses y españoles, por este orden, forman el pódium de la desmotivación. Los trabajadores españoles ocupamos la tercera posición como los más insatisfechos en nuestro entorno de trabajo. En el otro extremo, India, México y Emiratos Árabes Unidos son los países en los que esta motivación y compromiso es mayor.

El informe revela que los empleados que están altamente satisfechos con su entorno de trabajo también son los más comprometidos. Por el contrario, los que están altamente insatisfechos con su entorno de trabajo son los más altamente desconectados.

De la motivación a la gestión del compromiso

La realidad es que no hay tantos trabajadores altamente comprometidos como necesitan las organizaciones para que esto se plasme a su vez en su compromiso con los clientes.

Una de las principales implicaciones que están suponiendo los cambios constantes en los que se ven envueltas las organizaciones por su necesidad de adaptarse a entornos VUCA, es la importancia de la gestión del talento y por supuesto la necesidad de mejorar las capacidades directivas.

El talento es un valor diferencial, que genera ventajas competitivas sostenibles y duraderas en el tiempo. Por ello una organización será competitiva y con futuro en función del grado de compromiso y capacidad de fidelizar, retener y desarrollar el talento de su principal valor: las personas.

Los empleadores deben ser conscientes de cómo el entorno laboral puede moldear el comportamiento de las personas, reforzar la cultura y mejorar los resultados empresariales.

Volviendo al estudio de Steelcase, los trabajadores españoles se situan entre los menos motivados por su trabajo, los que peor valoran la cultura de su empresa y menos respaldan su estrategia y dirección. En paralelo llama poderosamente la atención “la falta de movilidad”, lo que sugiere que muchos están encadenados a sus escritorios lejos de la eficiencia, la conciliación y tantas otras bondades que la tecnología permite.

Una gran oportunidad

Con ambos datos en la mano, la lectura positiva es que la oportunidad de fortalecer la satisfacción y el compromiso de los trabajadores españoles es significativa. Las organizaciones que desean trabajadores más comprometidos tienen que explorar un enfoque de trabajo más flexible combinado con un lugar de trabajo más innovador y colaborativo.

Telefónica ha emprendido un nuevo camino

Los avances tecnológicos, los cambios sociales, las expectativas de las nuevas generaciones o el envejecimiento de la población plantean importantes desafíos en la gestión de las personas en las organizaciones. Telefónica, aunque no tiene todas las respuestas a los nuevos retos, está preparada para abordarlos con integridad, transparencia y compromiso.

Sabe que la M de motivación también multiplica, así que en su actual plan de compañía la motivación de los equipos es esencial. La idea es construir un nuevo “Telefónica way of working” en el que la organización es más plana, los empleados están empoderados y tienen “mentalidad de crecimiento”, las formas de trabajar son mucho más ágiles y todos se preocupan de su propio aprendizaje continuo.

Peter Drucker ya decía que el mejor modo de predecir el futuro es crearlo.

Imagen: Jesper Sehested

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *