Marketing Digital y Turismo: Vivir una experiencia

Juan Felix Beteta    20 diciembre, 2011

El sector del Turismo será la locomotora de la economía en los próximos años y es necesario transformarla hacia nuevos entornos donde seamos capaces de innovar y captar así las mejores experiencias de los turistas. Este fue el mensaje que intenté recalcar el pasado jueves 15 en Jaca, bajo la I Feria de Turismo Cultural y de Naturaleza “Románico Blanco“.

Marketing Digital y Turismo: Nuevas experiencias para atraer a tus clientes

El Turismo, tal y como lo concebimos hoy en día, ha sufrido variaciones a lo largo de la historia, desde que comenzó allá por el S.XVIII. Lo que si es cierto, es que, tras pasar por la masificación del S.XX, del todo vale, ahora, en el S.XXI pasamos al Turismo de las Experiencias. Ahora, por ejemplo, cualquier rincón del mundo está al alcance de unas pocas horas de avión y los destinos se buscan en función de las experiencias que vayamos a obtener de ellos: una excelente gastronomía, un paisaje inolvidable, un centro de compras espectacular en mitad de los rascacielos, un concierto de mis artistas favoritos, un musical,… Todo envuelve la magia del nuevo turismo.

Los turistas, en busca de estas experiencias, seleccionan los destinos, viajes, estancias,… y lo hacen apoyándose en los nuevos dispositivos. El sector turístico tiene que adaptarse a este nuevo entorno, donde el viajero, por ejemplo, se fía más de las recomendaciones de una red social, que de las proporcionadas por el recepcionista del hotel; o que cuando visita un museo y quiere conocer más sobre una obra determinada lo hará a través de su smartphone o tablet… y es ahí donde el museo tendrá que estar. Al visitar un restaurante que le hayan recomendado, puede recibir la carta digital, con una serie de rutas de platos y sugerencias en función de sus gustos,  cultura, religión, afinidades…

Para conseguir todo esto, es necesario que todos los agentes involucrados: administraciones, clusters, patronatos, cadenas hoteleras, restaurantes, espacios, museos, teatros… estén sincronizados y hablando en el mismo lenguaje. De nada sirve, por ejemplo que una persona pueda escoger mesa en un restaurante desde la pantalla de un taxi, si luego en el restaurante lo ponen en otro lugar. En estos casos, la unión hace la fuerza y la competencia ha de verse como una forma enriquecedora para todos. Si a los hoteles de la zona les va bien, a los restaurantes seguro que también, e igual pasa con la oferta cultural…

La tecnología esta ahí, hay que inventar poco. Todos sabemos el uso actual que hacemos de los smartphones, de los tablets … se han convertido en nuestros compañeros de viaje y a ellos confiamos gran parte de nuestras relaciones con el exterior. Si el sector turístico es capaz de encajar con una oferta excelente, una propuesta atractiva e integrada con estos ‘compañeros’, tendrá mucho ganado para capturar al nuevo viajero o turista del siglo XXI.

Foto: Bajo Licencia Creative Commons de: Puntxote
Sin categoría

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *