Los “omnívoros digitales”, una nueva raza

Mercedes Núñez    15 julio, 2013

“Internet, motor de los cambios económicos, sociales y culturales” fue el título de las I Jornadas sobre Sociedad y Economía Digital, organizadas por la Fundación España Digital, que se celebraron la semana pasada, con el objetivo de abrir una línea de debate y reflexión sobre diferentes aspectos relacionados con el entorno digital, como “Desarrollo económico e Internet en España”, “Retos y oportunidades para las empresas en la economía digital” o “El futuro de las tecnologías digitales”. Precisamente en este último bloque intervino Agustín Cárdenas,  Gerente de Marketing Digital de Telefónica España con su ponencia sobre La Internet móvil, Internet de las Cosas”. 

Agustín introdujo en su ponencia un divertido concepto: el de los “omnívoros digitales” como una nueva raza, que interactúa a través de múltiples canales: la web, el móvil, las redes sociales, el vídeo o el digital signage. En un entorno en el que todo es social y móvil, este nuevo usuario busca microexperiencias digitales.

Estamos, además, ante un modelo de comunicación distinto, en el que se co-crea, se  comparte, se ofrecen y se tienen en cuenta las opiniones de otros más que nunca. Y, cómo no, también asistimos a nuevos modelos de comportamiento: en el ocio, en el comercio, en los hogares y en el trabajo. El mercado digital se caracteriza porque estamos conectados 24×7, el boom de los smartphones  lo permite. Y lógicamente las empresas se ven obligadas a implantar nuevos modelos de negocio que respondan a estas nuevas necesidades.

Agustín Cárdenas también se refirió al protagonismo de las apps móviles tanto en entornos profesionales para incrementar la productividad de los empleados como entre el gran público y abordó qué busca un cliente en una aplicación o cómo tener una presencia adecuada en movilidad.

De Internet de las cosas destacó que permite mejorar los procesos y puso como ejemplos la gestión remota y centralizada del consumo energético, una gestión más eficiente de las flotas o los beneficios de una smart city.

Y como colofón habitual últimamente que el mundo es smart y el big data una necesidad.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *