Los NFTs y su relación con el blockchain

AI of Things    5 mayo, 2022
blockchain

Los NFTs se han vuelto cada vez más relevantes en el entorno digital, abarcando sectores como arte, la moda, el metaverso y los play-to-earn (juegos en los que las recompensas son activos digitales). Este escenario no sería posible sin el desarrollo de las tecnologías blockchain, que constituyen la base de todo el entorno de las finanzas descentralizadas y de criptomonedas como Bitcoin y Ethereum.

Se trata de un conjunto de tecnologías que están replanteando la forma en que desarrollan diversos procesos, desde finanzas hasta medicina, y que actualmente cobija grandes proyectos a nivel global en múltiples áreas.

¿Qué es el blockchain?

Blockchain -o cadena de bloques- es una tecnología computacional que permite llevar un registro descentralizado de las operaciones digitales. Es algo así como un libro de registros público en el que queda asentado cada movimiento, sin posibilidad de alterar el historial.

Su creación se le atribuye a Satoshi Nakamoto, una persona o colectivo responsable del Bitcoin y de la tecnología que lo sustenta, es decir, blockchain.

Hablamos de una base de datos descentralizada, sustentada en una red de nodos que representan puntos de conexión a la red. La información es estructurada en bloques encriptados que deben validarse antes de ser incluidos en la cadena de bloques. Algunas de sus particularidades son: 

  • Los bloques validados siguen una secuencia histórica. 
  • La red no es controlada por individuos o instituciones, por el contrario, es descentralizada 
  • Una vez añadidos a la cadena de bloques, los registros no pueden ser modificados.

Lo anterior se traduce en una estructura que otorga total transparencia a las operaciones, con plena independencia. Esto ha ampliado las aplicaciones del blockchain, las cuales van desde finanzas hasta registros de identidad descentralizados, entre muchas otras.

Ethereum: la base de los NFTs  

A partir del blockchain surge Ethereum, una plataforma de código abierto que permite la creación de smart contracts o contratos inteligentes, piezas de código creadas en lenguaje de programación en donde se expresarían instrucciones específicas que serían ejecutados por la máquina virtual de Ethereum. 

Como vimos en un artículo anterior, Ethereum es la plataforma en la que se sustentan los tokens no fungibles (NFT), activos digitales únicos e irremplazables que operan en blockchain, lo que les otorga un valor único. 

Lo anterior ha permitido a empresas monetizar sus operaciones digitales, así como abrir un mundo de oportunidades para artistas, ya que los NFTs pueden ser obras de arte digital, sonidos, textos o cualquier archivo respaldado por un certificado digital generado en blockchain.

NFT: elementos únicos e irremplazables

Un NFT solo puede ser alojado en una dirección de la red, no podrá ser duplicado y solo podrá ser transferido usando una llave privada. Puesto que las transacciones quedan registradas en la cadena de bloques, podemos acceder al registro histórico y confirmar la procedencia de las obras de arte digital del mercado. 

Para hacer esto, solo debemos ingresar la llave pública de la NFT en Etherscan, un explorador de blockchain de uso gratuito que permite acceder a información como direcciones de wallets, smart contracts y transacciones plasmadas en bloques. 

De esta manera, podemos navegar por la cadena de bloques y acceder a información de valor para comprobar, por ejemplo, la autenticidad de obras de arte digital o cualquier otro NFT.

Una tecnología con diversas aplicaciones

Blockchain no se limita al mundo de las criptomonedas y de los NFTs, sino que se extiende a metodologías y protocolos que están siendo implementados en distintas industrias, debido a su eficiencia y transparencia. 

Como infraestructura de base de datos, ofrece grandes ventajas en servicios de validación, almacenamiento y seguridad tanto a entidades gubernamentales como privadas. De igual forma, gracias al Blockchain as a Service (BAaS), empresas de diversos sectores pueden aprovechar los beneficios que otorga este conjunto de tecnologías.

Sin duda, la cadena de bloques está reconfigurando el mercado, y entender su funcionamiento y aplicaciones es clave para adaptarse a las nuevas tendencias y, con ello, optimizar diversos procesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.