Los colonos digitales, plantando la bandera en el mundo TIC

Elena Morales    14 enero, 2013

Cuando comencé a trabajar en Telefónica una de las cosas que más me sorprendió es el interés que existe en los trabajadores de mi área por las nuevas tecnologías, el mundo ‘cloud’ y las TICs en general. No es que no supiera que la empresa tiene el desarrollo de esos puntos como estratégicos en su mercado, sin embargo pensé que era una de esas cosas de las que se encargan un grupo de ‘geeks’ escondidos en alguna planta hipertecnológica de Distrito Telefónica cuya edad no alcanzaría los treinta años.

Lo que me sorprendió es la cantidad de trabajadores, cuya media de edad supera los 40, que no sólo están interesados en las nuevas tecnologías sino que las conocen a la perfección y que “navegan” en este mundo como si de su propia casa se tratara. Podría creerse que, al tratarse de una empresa de Telecomunicaciones es algo normal, sin embargo he podido observar que no sólo es en esta empresa.

En las charlas, conferencias y mesas redondas que frecuento cada vez son más comunes los dispositivos móviles y los usos de las nuevas tecnologías, una tendencia conocida y muy reiterada. Sin embargo, he notado también que los usuarios de más edad que antes no solían llevar más que una libreta para tomar notas o, en el algunos  casos, una grabadora, son los que ahora portan consigo una tablet y/o un smartphone. No sólo siguen la conferencia sino que consultan la web de evento, comparten fotografías de la presentación y siguen conversaciones sobre los temas a tratar en las redes sociales.

Son los llamados “colonos digitales”. Se trata de personas que no han nacido en un mundo digital sino uno analógico pero se han aventurado en un viaje a un mundo que no es suyo y han sabido conquistar una parcela que, a priori, nos corresponde a los más jóvenes.

Lo verdaderamente interesante de este asunto es ver que estos “colonos” no son grandes investigadores o científicos sino usuarios de los más distintos campos profesionales que tienen en común una sola cosa: el interés por las nuevas tecnologías y el denominado ‘mundo 2.0’ (que ya muchos denominan 3.0).

Con esta idea en la cabeza he hecho un repaso de mis contactos en redes sociales y los editores de las webs y blogs que suelo visitar. Es cierto. Cada vez son más los nativos analógicos que se descubren como “colonos digitales”. ‘Bloggers’, ‘twitteros’, y demás creadores de contenidos multimedia que generan información y opiniones de interés con un valor añadido: ellos han vivido el cambio, estaban ahí desde el principio y han sabido adaptarse.

Esta tendencia puede ser tratada desde distintos puntos de vista. Genís Roca, socio fundador de RocaSalvatella y primera persona de la que oí mencionar este término de “colonos digitales”, comentó en ciclo de debates de “Empresa 2020” el pasado noviembre que un colono no es más que un “intruso” y nunca sabrá moverse en este mundo tan ágilmente como un nativo. “Es como un idioma aprendido”, aseguró, “puedes hablarlo bien, incluso pronunciarlo correcta y fluidamente, pero no es tu idioma y eso se nota”.

¿Es así? Este discurso me convenció en un principio pero he de reconocer que en este momento tengo más que dudas razonables  Tengo ciertas dudas, sobretodo al ver la realidad que me rodea. Observemos la postura contraria:

“Ser nativo digital es una actitud, no una condición». Eso afirmaba el pedagogo y referente mundial en la aplicación de la tecnología a la educación, Otto Benavides, en una entrevista con el diario El País hace unos días. Este señor tiene 70 años y, según reza el artículo, no se separa de su smartphone, su tableta y su portátil. Este cargado caballero se considera a sí mismo un “nativo digital”.

¿Habrá, pues, que revisar el término? Al margen de la opinión de cada uno creo que hemos de reconocer el mérito de estos aventureros. En la conferencia que mencioné antes, sentado justo a mi lado, estaba un señor mayor, probablemente los 70 años ya no los cumpliría. Armado con un iPad 2, no paraba de hacer fotografías a los ponentes y colgarlas en su perfil de Twitter. Mientras Roca hizo su afirmación no pude evitar mirarle. Se estaba riendo pero no asentía y me pregunté cual sería su opinión. No tuve la oportunidad de acercarme a preguntarle pero aprovecho lo público de A un Clic de las TIC para hacerlo a todos los lectores: el nativo digital, ¿se hace o, valga la redundancia, se nace?

Vídeo de la Fundación Telefónica sobre el Informe de la Sociedad de la Información 2012.

Imagen: Flickr Gerardo Barbarov

Comentarios

  1. Elena, desde mi punto de vista todos somos colonos digitales, incluso los más jóvenes. Creo que nuestro esfuerzo en Telefónica debe centrarse en la creación de productos y servicios usables y adaptados a la nueva forma de aprender e interactuar (para los mas jóvenes) y de trabajar (para el resto).

    En mi opinión, la clave está en «evangelizar», adelantándonos a las necesidades de la sociedad y diseñar productos y servicios fáciles de manejar, útiles y con modelos de negocio novedosos ante los nuevos paradigmas planteados por la situación económica y social.

    En este artículo lo explican mejor que yo: http://www.microsiervos.com/archivo/tecnologia/existen-los-famosos-nativos-digitales.html

  2. Un post muy interesante. Es curioso analizar el tema de los nativos digitales, de hecho, me parece acertada la afirmación de Otto Benavides. El entorno 2.0 es amplio y se presta a enseñar y aprender de él, creo que cualquiera que sepa entenderlo puede adaptarse con facilidad y con el tiempo convertirse en nativo digital.

  3. Es cierto que, con voluntad, la adaptación a un entorno no está limitada por una cuestión de edad (excepto por lo que a cuestiones físicas se pueda referir) pero considero acertada la opinión de Genís Roca cuando se refiere a nativos digitales como aquellas personas para las que la tecnología ha formado parte de su desarrollo desde su nacimiento. Para mi hijo de 4 años, los teléfonos siempre han tenido la forma de un smartphone, con pantalla táctil en color, con muchos «dibujitos», etc. y es sorprendente ver como sin saber leer es capaz de encenderlo y «navegar» hasta encontrar el juego que le gusta. Para él, no es ninguna novedad porque está igual de integrado que cualquier otra cosa de las que dispone en el entorno en el que se está desarrollando.
    Con todo, tal y como dice Javier, en algún momento todos serán colonos digitales porque, por suerte para tod@s, la tecnología no para de evolucionar.

  4. La opinión de Genís Roca puede ser válida en muchos casos pero no en otros.
    Tengo 42 años. Cuando estaba en la facultad (finales de los 80) era cuando se estaba extendiendo el uso del Pc para hacer trabajos. ¡Alucinad, no había ordenadores en las casas! Usábamos el Commodore 64 y el Spectrum para jugar, y algunos hacían sus pinitos de programación. A principios de los 90 se empezó a extender el uso del móvil (¿Os imaginais ahora a alguien sin móvil?). Luego los portátiles, Internet (tuve mi primer mail en el 96 y no podía comunicarme con casi nadie), smartphones, tabletas,…¿alguien puede pensar que con tanto cambio y adaptación no podemos hacer lo mismo con el 2.0? La respuesta es si, aunque seguro que no tan bien ni tan deprisa como un nativo digital. De eso me di cuenta este verano cuando mi sobrino de 2 años y medio cogía mi tableta, veía Clan, jugaba a los Angry Birds y después de tres días de uso y verme hacerlo a mi llamaba por Skype a su madre que estaba en Suiza.
    Los colonos digitales, podemos.

  5. Muchas gracias a todos por los comentarios. Me alegra mucho generar debate y escribir sobre temas que resulten interesantes al público. Considero que ambas posturas son defendibles perfectamente, y he tenido experiencias que servirían para ejemplarizar en los dos sentidos. Sin embargo me inclino a estar de acuerdo con Genís Roca, pero a su afirmación sobre «el idioma aprendido» le añadiría un matiz: hay muchas personas que hablan tan bien este nuevo lenguaje que pasaría perfectamente por su lengua madre. Un saludo a todos.

  6. Hola Elena! Muy bueno el post. Estoy de acuerdo en muchos de los comentarios, pero supongo que como muchos de vosotros, lo que me parece más acertado es la frase, “Ser nativo digital es una actitud, no una condición”.

    Todos tenemos nuestras limitaciones, pero la actitud me parece imprescindible.

  7. Muchas gracias por compartir esta información, un artículo muy interesante. Además estoy totalmente de acuerdo con comentarios como: «el entorno 2.0 es amplio y se presta a enseñar y aprender de él, creo que cualquiera que sepa entenderlo puede adaptarse con facilidad y con el tiempo convertirse en nativo digital.» Sólo hay que poner empeño y tener la suficiente curiosidad para no quedarse atrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *