Lo que hace a una Smart City inteligente

Beatriz Sanz Baños    29 julio, 2015

Las Smart Cities ya no son una promesa de futuro sino una prioridad al alza para gobiernos de todos los tamaños (locales, regionales y estatales) además de suponer un área de negocio floreciente para empresas de tecnología y operadoras con áreas de negocio IoT.

La parte del mundo que ha hecho mayores esfuerzos hasta el momento para desarrollar  smart cities ha sido la Unión Europea. En esta zona hay un mayor grado de escrutinio y seguimiento sobre el grado de cumplimiento de unos estándares fijados previamente y se establecen rankings para saber qué ciudades se ajustan más a los criterios. A pesar de que la Unión Europea sea un conglomerado de varios países con legislaciones diferentes, las regulaciones que afectan a las las smart cities sobre asuntos como medio ambiente o movilidad se legislan a nivel europeo. Esto facilita el proceso de crear estándares más homogéneos para las Smart Cities y ayudando a que las empresas europeas hagan negocio y liciten en más de un país de la unión.

Latinoamérica sigue esta tendencia y comienza a interiorizar las experiencias europeas de cara a construir su propio ecosistema de ciudades inteligentes.

Telefónica tiene una metodología basada en 4 ejes de trabajo a modo de buenas prácticas sobre cómo convertir a las ciudades en ciudades inteligentes.

  1. Ir de la mano de los ciudadanos

Los ciudadanos deben percibir claramente las mejoras de las Smart Cities y las ventajas que proporciona tener servicios municipales eficientes. Las Smart Cities deben mejor sustancialmente las condiciones preexistentes para justificar la inversión y las lógicas molestias ocasionadas por los cambios de implementación.

  1. Siempre abierto

Es clave adoptar una visión integradora al planificar Smart Cities. La mejor opción es optar por estándares abiertos para adquirir una perspectiva holística que integre sin trabas a los potenciales partners en la plataforma para asegurar la continuidad en todo momento. Las Smart Cities deben diseñarse de arriba abajo manteniendo siempre el foco en el ciudadano: el objetivo principal siempre ha de ser ofrecer el mejor servicio a los ciudadanos.

Cada estrato de tecnología está diseñado para dar servicio al siguiente en una arquitectura de cuatro capas:

Sensores > Conectividad > Plataforma de Gestión > Análisis e Inteligencia

  1. Los mejores socios dan el mejor resultado

Tener partners robustos con un ‘know-how’ demostrado asegurará el éxito al desplegar estos servicios y mantenerlos en las mejores condiciones y esto revertirá en cumplir las expectativas de los ciudadanos.

Espera lo mejor de los mejores. Para lograr el éxito se debe buscar el ‘expertise’ y el liderazgo de mercado al implementar soluciones, lo cual llevará a obtener grandes resultados. Los mejores partners proporcionarán su portfolio de soluciones de éxito y la experiencia para implementarlas en tiempo y dentro de las limitaciones presupuestarias.

  1. Involucrar a startups y PYMEs

Hace falta más que un conjunto de grandes empresas para transformar con éxito a las ciudades en Smart Cities. En muchas ocasiones son las pequeñas startups las que cuentan con la mejor tecnología disruptiva y las ideas más innovadoras. Es un error dejar fuera a las PYMES de este proceso de transformación urbano pues todos los actores tienen un papel relevante en el desarrollo de Smart Cities.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *