Liderazgo híbrido: “Be water, my friends!”

Cristóbal Corredor Ardoy    6 mayo, 2022
liderazgo-hibrido

La revolución digital está transformando el panorama laboral- hoy escribiré del liderazgo híbrido– y sacudiendo los pilares de nuestra sociedad. Con la misma fuerza que la Revolución Industrial cambió la vida de los trabajadores y a la sociedad del siglo XVIII.

Pero ¿qué ocurre con los gerentes y directivos en esta nueva realidad? Deben cambiar de estado como el hielo en agua cuando se calienta. Haciendo un símil, podríamos decir que la transformación digital – que ha acelerado la pandemia- ha “sobrecalentado” a las empresas, que se han vuelto líquidas. Y los managers deben estar capacitados para fluir en este nuevo medio y adaptarse a las nuevas circunstancias y las nuevas tendencias.

Ser como el agua: metáfora y filosofía práctica

Ser como el agua significa que debemos liberarnos de cuerpo y forma, de estructuras, ser moldeables. Cuando Bruce Lee se refiere a formless en su famosa cita quiere decir realmente que no debemos dejarnos atrapar en el día a día o por la rutina del trabajo, sino abandonar -o mejor ampliar, como dice Yoriento- nuestra zona de confort y crecer.

Recordémosla: “Empty your mind, be formless, shapeless, like water. If you put water into a cup, it becomes the cup. You put water into a bottle and it becomes the bottle. You put it in a teapot it becomes the teapot. Now, water can flow or it can crash. Be water, my friend.” Y esto se hace con un cambio cultural, nuevos conocimientos y habilidades.

En la nueva normalidad laboral, en un punto intermedio y conciliador entre la presencialidad y el teletrabajo, todo se convierte en híbrido y esto debe incluir al liderazgo. La relación entre el manager y el empleado es ahora más importante que nunca. Pero ¿qué debe hacer un gerente o directivo para ser como el agua y fluir con los nuevos tiempos? En su caso, el equivalente al calor del hielo proviene de una mayor humanización -para las tareas automatizables ya está la tecnología. Para ello necesita de una serie de superpoderes (soft skills), entre los que destacan la facilitación digital, la comunicación, el fomento del trabajo en equipo, el coaching de equipos y la empatía:

Superpoderes del liderazgo híbrido

  • Facilitación digital. Durante la pandemia se ha producido una adopción masiva de herramientas colaborativas: Microsoft Teams, Zoom Meetings, Cisco Webex, WhatsApp, Google Workspace, Slack, videoconferencia de sala, telepresencia inmersiva, etc. Muchas de ellas conviven en nuestro día a día y los trabajadores se han visto obligados por las circunstancias a desembarcar en ellas de modo urgente. Los gerentes y directivos deben liderar el cambio y ayudar a sus colaboradores para la adopción y un correcto uso de las mismas, sin perder de vista el derecho a la desconexión digital y a la conciliación.
  • Comunicación. Para el trabajador híbrido, el manager es el principal nexo de conexión con la empresa y tiene una función vital para la divulgación de la cultura corporativa y en la experiencia de empleado.
  • Trabajo en equipo remoto. Los detractores del teletrabajo siempre han alegado la pérdida de del sentimiento de pertenencia. Pero el team working en entornos híbridos también es posible y se puede potenciar mediante las nuevas herramientas del puesto de trabajo (Meta Workplace, Microsoft Yammer, etc.). Es más, en un futuro no tan lejano las relaciones laborales también se forjarán y reforzarán en el entorno virtual del metaverso, como explicaba un compañero.
  • El coaching de equipos, dar feedback y ejemplo es muy valioso y ayuda a llegar más lejos.
  • Empatía. Las tareas de gerencia se automatizarán y dejarán espacio a los managers para que puedan establecer relaciones más humanas con sus colaboradores. En entornos laborales híbridos las pantallas pueden usarse como muros o como puentes

¿La clave? Que personas y tecnología sumen

La noticia positiva es que en el viaje a la digitalización parece que vamos por buen camino en este sentido. En los entornos laborales híbridos la relación entre el manager y sus empleados no se ha visto deteriorada por los avances del teletrabajo. Según datos de un estudio de mercado de la agencia Markteffect, los profesionales españoles se sienten apoyados de manera correcta por sus jefes prácticamente en la misma medida cuando trabajan de forma presencial (58 por ciento), que cuando lo hacen online (55  por ciento).

Ahora queda avanzar en esa cifra de la mano de un liderazgo híbrido que ofrezca lo mejor de los managers como personas y sepa quedarse con las oportunidades de la tecnología, salvando sus riesgos.

Imagen: Clement Soh

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.