“La telegestión permite ahorros entre el 15 y el 30% del consumo energético”

Mercedes Núñez    28 mayo, 2019
eficiencia-energetica

El camino de la eficiencia energética se basa en un ciclo de mejora continua. Es, además, una cuestión estratégica en este momento. Telefónica Empresas también ha evolucionado su propuesta de valor en este sentido. Agustín Cárdenas, director de Transformación de negocio de la compañía, nos lo cuenta en esta entrevista, en la que desgrana las ventajas de una solución modular, que se adapta a las necesidades y al “momento energético” de cada cliente y a la vez proporciona una respuesta integral, extremo a extremo. El grupo Tendam es un caso de éxito en la implantación de nuestra solución de eficiencia energética.

– ¿La eficiencia energética es el destino o hay que estar siempre en el camino?

Es imprescindible estar siempre en el “camino de la eficiencia“ con el diseño y la implantación de medidas adaptadas al momento energético de cada organización. El camino de la eficiencia energética se basa en un ciclo de mejora continua en el que se planifica, se mide, se ejecutan medidas, se verifican resultados y se actúa de nuevo.

– En este momento es un recorrido obligado por razones de Responsabilidad Social Corporativa y competitividad… ¿Puedes explicarlo?

Para que el impacto de las empresas sobre el entorno sea el mínimo, hay que equilibrar el crecimiento del negocio con su huella ambiental. Para cumplir con los objetivos contra el cambio climático las compañías deben formar parte de la solución y tener políticas corporativas en este sentido.

La visión de la Responsabilidad Social Corporativa ha cambiado y estamos ante el valor cada vez mayor de los intangibles, que representan un valor diferencial, a través del cual se consiguen objetivos como la disminución de costes, la motivación de los empleados o una mejorar de la calidad de vida para la sociedad en general.

La consecución de estos fines está ayudando a las empresas a ser más competitivas y estar mejor valoradas. En la descarbonización hay, por tanto, grandes oportunidades para las organizaciones. A través de las energías renovables y la eficiencia energética se logra reducir el gasto energético, a la vez que se reducen las emisiones de CO2 en términos absolutos.

– Es un poco simplista, pero recurrir a la visión del ahorro siempre es una palanca efectiva. He leído que puede ir del 3 por ciento de oficinas al 15 ó 20 por ciento de tiendas y edificios singulares… ¿es así? ¿Cuál es la experiencia de Telefónica Empresas con sus clientes? 

Siempre es necesario un estudio previo, pero sí son factibles ahorros de entre el 5 y el 30 por ciento del consumo, en función de las características del inmueble y la solución que se acometa. Por ejemplo, la experiencia con nuestros clientes nos muestra que la implantación de una telemetría básica puede generar ahorros de entre el 3 y el 5 por ciento. Si además se incluye la función del gestor energético el ahorro se eleva en torno al 10 por ciento. Y si hablamos de telegestión se puede llegar a conseguir ahorros entre el 15 y el 30 por ciento del consumo energético. Todo depende del punto de partida, la renovación de equipamiento, el grado de gestión y, sobre todo, de la solución o combinación de medidas que se adopten.

– ¿Qué implica una correcta gestión energética?, ¿cuáles son los principales retos?

La gestión energética debe formar parte de un plan estratégico global de las organizaciones, basado principalmente en tres pilares: sostenibilidad, confort y eficiencia.

Una correcta gestión energética proporciona un mayor control y confort sobre las instalaciones, lo cual redunda en una disminución del precio de explotación de las infraestructuras, tanto de los costes energéticos como de los de mantenimiento.

Sin embargo, uno de los principales retos de la correcta gestión energética es encontrar el equilibrio optimo entre la eficiencia y el confort para conseguir que el impacto tanto económico como ambiental sea el menor.

– ¿Y las principales ventajas de la implantación de estas medidas para las organizaciones?

Las hay al menos de tres tipos:

  • Económicas: Reducción de costes energéticos de las infraestructuras y de mantenimiento. Es, además, un ahorro sostenido en el tiempo: garantiza la disminución de los costes de explotación para lograr un ahorro continuado.
  • De negocio: Optimización de la energía, gracias a la gestión de la relación confort/consumo energético según criterios económicos y comerciales. Implantación de políticas medioambientales y de RSC.
  • Operativas: Monitorización y control remoto centralizado en tiempo real de los dispositivos. Facilita el mantenimiento predictivo y mejor el confort.

Se trata, además, de una solución con alcance global y escalable.

Entre los grandes retos energéticos de España está actuar sobre el excesivo consumo de los edificios. La Unión Europea estima que les corresponde el 40 por ciento del consumo total de energía…

Efectivamente, los edificios, como grandes consumidores de energía, esconden un enorme potencial en el ámbito de la eficiencia energética. Según el consumo total en la UE, superan a sectores como el transporte (30 por ciento) e industria (25 por ciento). Por ello, el recorrido en la eficiencia de los edificios puede llegar hasta el 80 por ciento pero para ello es necesario abordar grandes retos en inversiones y, además, superar otras barreras como la concienciación.

Recientemente Telefónica Empresas lanzaba una nueva propuesta de valor para la eficiencia energética, ¿qué aporta respecto a su anterior oferta?

La diferencia fundamental es que se trata de una solución modular que permite gestionar las políticas de eficiencia energética y de sostenibilidad de todas las organizaciones. Cada módulo cubre necesidades distintas, pero a la vez es una solución extremo a extremo y siempre bajo la consistencia global de la figura del gestor energético.

Los distintos módulos incluyen una plataforma tecnológica de telemetría y telegestión, que permite monitorizar y controlar el consumo energético en cada ubicación, además de asesoramiento personalizado y continuo a través del gestor energético, así como la renovación tecnológica de infraestructuras, mantenimiento e incluso comercialización eléctrica. Se trata de una solución integral.

La eficiencia energética es una cuestión estratégica en este momento ya que, gracias a ella, las empresas pueden llegar a obtener un ahorro de hasta el 30 por ciento de su consumo en este sentido y, por tanto, reducir costes energéticos y disminuir el impacto ambiental y social a largo plazo de la compañía.

¿Por qué Telefónica Empresas es el socio idóneo para ayudar a cada uno “en su momento energético” de transformación? ¿Qué capacidades y que pilares de su propuesta de valor destacas?

Como señalaba, la principal ventaja de la nueva propuesta es su modularidad: se adapta a las necesidades de cada cliente y al momento energético en el que se encuentre: puede partir de una necesidad básica como conocer y auditar hasta implantar sistemas de telegestión o renovación de equipamiento.

Telefónica Empresas puede ofrecer desde las medidas de eficiencia más simples a las más completas como:

  • Gestión energética mediante la figura del gestor energético que acompaña al cliente en las tareas de control y seguimiento.
  • Realización de auditorías.
  • Implantación de plataformas tecnológicas de telemetría y telegestión.
  • Puesta a punto de las instalaciones.
  • Renovación tecnológica de infraestructuras:
    • Climatización.
    • Iluminación.
    • Energía renovable: fotovoltaica.
  • Suministro de energía, que incluye energía verde (electricidad producida por fuentes renovables o de cogeneración de alta eficiencia en cualquier punto del país).
  • Mantenimiento eficiente de las instalaciones.

Telefónica Empresas desarrolla soluciones integrales extremo a extremo, que permiten a las empresas optimizar su consumo de energía y reducir las emisiones de CO2. Tenemos las capacidades para acompañarlas en el reto de ser más sostenibles y eficientes, sin renunciar a la sensación de confort y calidad de vida, con una oferta personalizada y adaptada a sus necesidades concretas.


La eficiencia energética exige monitorización y control, procesamiento de datos, inteligencia…, ¿qué tecnologías conforman la mejor apuesta en este momento?

En el ámbito de la eficiencia energética y, en general, de la sostenibilidad y la mejora de la gestión de los recursos, las tecnologías tienen mucho que aportar y también es un aspecto importante que las soluciones tecnológicas proporcionen una visión extremo a extremo, como hace Telefónica Empresas como player integral,  

De esta forma, en el mundo de la eficiencia energética podemos ofrecer a nuestros clientes propuestas con todos los elementos necesarios: dispositivos para la telemedida, las comunicaciones, la gestión de las comunicaciones, las plataformas en las que se procesan y se gestionan los datos, el análisis e inteligencia sobre la información y todo ello con una capa muy importante de seguridad y administración.

Apostamos por la revolución digital y por eso nos apoyamos en la conectividad, Internet de las Cosas (conectividad NB-IoT y servicios), big data, cloud y machine learning para hacer un uso más eficiente de recursos como la energía.

Estamos ante la transformación del propio sector eléctrico… ¿Cómo puede Telefónica Empresas ayudarlo a aprovechar las nuevas oportunidades?

Entre los principales retos de transformación del sector eléctrico a corto y medio plazo encontramos:

  • Autoconsumo: Cada vez más se incrementa el uso de energías renovables para el autoconsumo (energías fotovoltaica, geotermal, biomasa, etc.).
  • Generación de redes distribuidas: La demanda creciente de energía en las ciudades supone un enorme desafío que ha de ser afrontado con garantía, además de la provisión continua del servicio (sin caídas ni cortes).
  • SmartGrid: Optimización de la gestión energética mediante el despliegue de redes inteligentes.

Para ello Telefónica Empresas puede aportar en el ámbito de la eficiencia energética y, en general, de la sostenibilidad y la mejora de la gestión de los recursos, soluciones TIC que ayudan a la transformación digital del sector. Por ejemplo, de conectividad para la gestión de los contadores inteligentes (SmartMeters), el uso de blockchain y machine learning para generar valor en la red inteligente (SmartGrid), así como otras soluciones digitales que faciliten la relación de las organizaciones con sus clientes, además de la inclusión de innovaciones tecnológicas capaces de adaptar las infraestructuras heredadas a las nuevas necesidades del negocio digital.

El grupo Tendam es un caso de éxito en la implantación de nuestra solución de eficiencia energética, con un ahorro del 15% de energía en los 36 tiendas en las que está implantada y una reducción en la emisión de CO2 de 350 toneladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *