La sanidad digital en España, a examen

Julio Jesús Sánchez García  12 marzo, 2019
la-sanidad-digital-en-espana

El pasado mes de febrero se celebró la IV Jornada de la Asociación de Salud Digital que, bajo el título “Transformación digital en salud: compromisos y realidades”, mostró una visión general del estado de la sanidad digital en España, a partir de una variada colección de interesantes ponencias.

Javier Mur, del IESE presentó un interesantísimo trabajo sobre los distintos modelos de compra de medicamentos y un algoritmo para determinar el más adecuado, en función de las características de la enfermedad y del propio fármaco. Toni Mateo, director comercial de MySphera, de cuyas soluciones de localización en tiempo real en el entorno hospitalario ya se ha escrito en este blog, expuso el caso de éxito, liderado por Telefónica Empresas, en el bloque quirúrgico del hospital Vall d’Hebron.

Jaime del Barrio, presidente de la Asociación de Salud Digital, a quien ya entrevistamos en A un clic de las TIC, dirigió una mesa redonda en la que participaron José Martínez Olmos y José Javier Castrodeza, ambos exdirectores generales de sanidad, sobre el estado de la sanidad digital en España. La conclusión fue que, en lo que a los prestadores de salud pública se refiere, está todo por hacer.

Durante el encuentro pudimos conocer hasta tres nuevas iniciativas dispuestas a medir el grado de digitalización de la sanidad española, adicionales al “Termómetro sobre la madurez digital del sector salud” que ya dábamos a conocer el pasado mes de noviembre. Es una cuestión clave porque, aunque desde éste y otros medios venimos alertando de que este grado de digitalización es “bajo”, es importante medirlo con parámetros objetivos, ya que lo que se mide es lo que se puede gestionar.

Las tres iniciativas mencionadas son:

  • El Dictamen europeo sobre digitalización del sector sanitario, elaborado por el Comité de las Regiones de la Unión Europea, que el consejero de sanidad de Murcia se encargó de presentar en el evento y en el que me detendré a continuación.
  • El informe “Transformación digital en salud en España”, actualmente en elaboración por parte de la Asociación de Salud Digital, del que escribiré próximamente.
  • El estudio “La historia clínica digital como motor de transformación del sistema sanitario”, que está elaborando Fundación COTEC, en colaboración con Telefónica Empresas, del que también nos haremos eco en este blog.

Respecto al dictamen europeo, considero importante destacar los siguientes siete puntos:

  • Llama la atención sobre “los grandes volúmenes de datos de salud que actualmente se almacenan en sistemas separados” y la necesidad de que la transformación digital centre los esfuerzos tanto en la interoperabilidad que reduzca estos silos de información como en la explotación que permita obtener información de salud útil a partir de dichos datos, con respeto siempre a la privacidad de los ciudadanos. Algunas de las medidas que el dictamen promueve son eliminar las trabas a la interoperabilidad y crear un formato europeo de intercambio electrónico de registros sanitarios, si bien ya existe un amplio número de estándares de intercambio de información sanitaria, de los que la industria se ha ido dotando en los últimos lustros.
  • El dictamen alude al equilibrio necesario entre la protección de la privacidad de los ciudadanos y las oportunidades derivadas del acceso a los datos de los pacientes en cuanto a la obtención de conocimiento médico y la oportunidad de descubrir mejores tratamientos.
  • En este ámbito, el dictamen también le da una alta importancia al campo de la genómica y aboga por “la posibilidad de que los estudios genéticos de ciudadanos europeos dispongan por razones clínicas de una identificación única” de cara a su posterior almacenamiento seguro (para ello se propone utilizar blockchain) y su explotación en redes de conocimiento europeas en las que la compartición de datos y la inteligencia artificial sean herramientas clave para generar nuevo conocimiento.
  • En el ámbito de la experiencia del paciente, el informe defiende un “enfoque multidisciplinar e integrado de los cuidados, y el intercambio electrónico de datos entre los pacientes, sus cuidadores y los proveedores de cuidados”. Para ello, pone como prerrequisito mejorar la alfabetización digital de los ciudadanos y los profesionales sanitarios. Y destaca que, una vez conseguido esto, la aplicación masiva de la mHealth generará múltiples efectos positivos. Por un lado, en la salud de los pacientes, su experiencia en la recepción de los servicios sanitarios y en la sostenibilidad del sistema. Y, por otro lado, también hará éste más igualitario, al acercar la sanidad tanto a personas con dificultades de movilidad, como a las que viven en regiones más aisladas y con mayores dificultades de acceso a los servicios sanitarios presenciales. Eso sí, las tecnologías sanitarias, como las app de salud deben ser validadas y, por ello, el dictamen aplaude el nuevo Reglamento sobre Evaluación de tecnologías sanitarias de la Unión Europea y promueve un “proceso de acreditación, certificación o marcado con validez en Europa”.
  • El dictamen califica tanto de lento como de heterogéneo el grado de adopción de la transformación digital en sanidad en los distintos países y territorios de Europa. Se destaca que “algunos estados miembros han realizado grandes inversiones para desarrollar los historiales clínicos electrónicos e impulsar plataformas digitales”, lo cual debe reaprovecharse para la consecución de una auténtica historia clínica electrónica europea.
  • Preocupa también la mejora de la capacidad de autocuidado de los pacientes y la alfabetización en salud. También cómo evitar la infoxicación y los bulos de salud, sobre los que recientemente escribía mi compañera Ana Siles. En ambos casos, la transformación digital de la sanidad puede jugar un papel muy importante.
  • En el ámbito de la financiación, el dictamen se felicita por las nuevas propuestas de financiación que se están poniendo en marcha desde la Unión Europea para el período 2021-2027, entre ellas el Programa Europa Digital dotado, para dicho periodo, con 9.200 millones de euros.

Imagen: Brandy

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *