Inteligencia de red al servicio de los procesos de negocio

Ricardo Plensa Nebot    16 diciembre, 2015

Gartner, en su último “Cuadrante mágico” sobre servicios globales de red, señala que la puesta en marcha de este tipo de recursos tecnológicos es clave para aumentar la productividad de las empresas y tener una posición de ventaja competitiva en el mercado. “El número de organizaciones que requieren estos servicios sigue aumentando … la ambición de las organizaciones de disponer de un mayor ancho de banda no muestra signos de disminuir… la centralización de las TI, la adopción cloud y el crecimiento continuo de aplicaciones como el vídeo, las comunicaciones M2M y big data son los principales motores”, indica la consultora.

Por ello, escoger los socios tecnológicos adecuados para la puesta en marcha de las redes corporativas necesarias para sostener las capacidades del resto de servicios es decisivo para el negocio.

¿Y qué deben tener en cuenta las empresas? Cuando hablamos de conectividad, es fundamental valorar factores como la gestión y garantía de servicio, tanto en la atención al cliente como en el servicio postventa; que se establezcan acuerdos de nivel de servicio (SLAs); que esos SLAs se apliquen en todo el proceso (desde el inicio hasta el final) y que sean personalizables según precise cada cliente; la entrega de informes en tiempo real del servicio extremo a extremo; que el partner tecnológico sea capaz de ofrecer diversificación y redundancia para las necesidades más exigentes y concrete respecto a la garantía y seguridad de las comunicaciones y servicios.

Telefónica ofrece desde hace décadas servicios de redes corporativas con tecnología de última generación e infraestructuras de acceso propio sobre fibra, así como opciones de servicio adaptadas a las necesidades de los entornos más exigentes, en colaboración con los mejores players del mercado, como Cisco.

La conectividad es el habilitador para desarrollar las comunicaciones en las empresas: desde las plataformas de voz y comunicaciones en la nube hasta la adaptación e innovación en el puesto de trabajo, que cada vez es más móvil y multidispositivo.

En definitiva, las redes corporativas son un elemento más tangible que nunca para los procesos de valor de las empresas. Y asistimos a una creciente importancia del software en la red para conseguir la aceleración, calidad de servicio, control y visualización, requeridos por los diversos ámbitos de actividades empresariales. Se trata de dotar de mayor inteligencia a la red para optimizar las aplicaciones e impulsar los procesos de negocio de la empresa y que, en definitiva, ésta pueda mejorar su competitividad, y aumentar su solidez en el mercado y resultados.

Imagen: Surian Soosay

Comentarios

  1. El modo en el que las empresas se comunican va a cambiar radicalmente, ya hay una empresa Española que ha conseguido aumentar hasta en un 25% la productividad de algunos equipos, del email a la mensajería instantánea segura y de Dropbox al acceso a archivos entre miembros de un equipo. Se llama https://noysi.com Muy recomendable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *