El impacto de la innovación en resultados de salud

Ana Siles  15 febrero, 2019
innovación en salud

Hoy es el Día internacional del cáncer infantil y el pasado 4 de febrero se celebró el Día mundial contra el cáncer pero, desgraciadamente aún, todos los días deben contribuir a sensibilizar sobre esta enfermedad y erradicarla. En esa lucha una de las preguntas que surge es ¿cuánto cuesta la innovación en este ámbito? Fue el tema de una de las ponencias de la I Cumbre española contra el cáncer, organizada por GEPAC, a principios de año.

Allí se dijo que era necesario preparar una buena hucha para la investigación contra el cáncer por su trascendencia en la sociedad y el impacto sobre el gasto sanitario (actualmente representa el 0,66 por ciento del PIB). Además, según datos de 2018 del SEOM, este problema va a ir a más y aumentará un 70 por ciento el número de casos nuevos en las próximas décadas, no solo por nuestro estilo de vida y hábitos poco saludables, sino por el envejecimiento de la población (casi el 80 por ciento de los casos se produce en pacientes de más de 50 años) y otros factores.

El cáncer, entre tipos y subtipos, engloba más de 200 enfermedades, y en el campo de la medicina personalizada aún quedan muchos retos que dependen directamente de la investigación y la tecnología.

En la Cumbre contra esta enfermedad los principales agentes implicados trazaron una hoja de ruta oncológica que pasa por cumplir los siguientes retos:

  • Mejores estrategias para prevenir la enfermedad.
  • Más medios y concienciación para el diagnóstico precoz.
  • Humanizar el proceso oncológico y la comunicación médico-paciente.
  • Mejorar la equidad geográfica a la hora de acceder a ensayos clínicos.
  • Disminuir la burocracia que hace que un medicamento aprobado por Europa llegue al paciente en el hospital una media de cinco años después.
  • Mejorar la calidad de vida de los pacientes y supervivientes.
  • Hacer sostenible la investigación científica.
  • Invertir en tecnología para llevar a cabo la transformación digital que requiere el sistema para poner en marcha la nueva medicina personalizada (basada en la información genética y molecular). En este sentido es clave la innovación en big data.

¿Cómo hacer sostenible la financiación de la investigación farmacéutica? Según Federico Plaza Piñol, director de Relaciones institucionales de Roche Farma España, la inversión científica global se ha multiplicado en más del 40 por ciento para pasar solo de 15 a 18 medicamentos aprobados clínicamente. En España la financiación de investigación en cáncer ha aumentado un 15 por ciento en la última década (1.555 millones de euros en el periodo 2007-2017).

Hay muchos fracasos en investigación que no hacen rentable el proceso de los medicamentos, “aunque durante los doce años en los que se desarrollan de media nos ayudan a entender mejor la enfermedad”, dijo. Los medicamentos antitumorales en España representan el 23 por ciento del gasto sanitario.

En España existen más de 2.000 ensayos clínicos sobre cáncer, un volumen que se ha visto incrementado en casi un cien por cien en los últimos años y, gracias a ellos, se está mejorando la esperanza de vida en el 83 por ciento de los casos.

La forma de hacer sostenibles los gastos, según Federico Plaza, pasa por aplicar fórmulas de financiación flexibles en función de la respuesta y los resultados en los pacientes. Así los casos de salud más relevantes serían los que tendrían asignados más recursos y costes. Este sistema ayudaría a estimular a la industria y la investigación porque, por ejemplo, la inmunoterapia tiene detrás 20 ó 25 indicaciones distintas y cada indicación es como si fuera un medicamento distinto.

Por eso, resulta vital adquirir la innovación tecnológica adecuada, a través de big data o la inteligencia artificial, para ser capaces de relacionar mediante una evaluación dinámica los datos de conciliación clínica con datos en la vida real de los pacientes.

Esta información basada en evidencias ayudará a los gestores de los hospitales en la toma de decisiones. Según Bartomeu Massuti, jefe de servicio de Oncología del Hospital General Universitario de Alicante y secretario general de cáncer de pulmón, la innovación permitirá mejorar de forma más ágil los resultados en salud. Para crear dianas terapéuticas es necesario tener en cuenta la selección de pacientes con su perfil genómico particular e intentar desarrollar desde ese punto el tratamiento adecuado, y no al contrario como se hace ahora. Este cambio de paradigma, con la medicina personalizada, permitirá acortar tiempos y reducir los costes de inversión.

Después de escuchar estas ponencias, y sabiendo que aún la historia médica de los pacientes no está digitalizada en el sistema de salud pública al cien por cien, creo que vamos con mucho retraso. Solo me reconforta la voluntad de transformación de todos los actores de las organizaciones y el sistema porque hay una consciencia compartida de que la innovación es imprescindible para mejorar los resultados en salud.

Imagen: QuinceMedia/Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *