Innovación en eHealth: un ecosistema propio de startups

Carmen Ruano Sánchez    11 septiembre, 2019

Es cierto que nuestro Sistema Nacional de Salud es reconocido internacionalmente tanto por sus resultados como por su eficiencia. Pero también lo es que se enfrenta a una serie de retos, entre ellos, el demográfico con un claro envejecimiento de la población. España es el tercer país con la esperanza de vida más alta del mundo (83,1), y una tasa de natalidad que ha caído casi un 30 por ciento en la última década.

Ante esta realidad, como recoge el informe “eSalud, la tecnología al servicio del paciente” de Esencial Marketing, es necesario implantar mejoras que permitan no solo una atención más eficaz sino gestionar las enfermedades crónicas, que se incrementan, fuera de los centros hospitalarios. Según la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, el 80 por ciento de las consultas de atención primaria y el 60 por ciento de los ingresos hospitalarios se deben a enfermedades de este tipo, con su consecuente peso en el gasto sanitario.

Y no descubro nada nuevo al afirmar que, para afrontar este reto, la tecnología es un gran aliado. Sin embargo, la realidad en nuestro país es que hay mucha tecnología desarrollada en el campo de la salud, pero falta el apoyo necesario para que gran parte de las iniciativas en marcha prosperen a escala.

No obstante, en este artículo me voy a referir al ecosistema de emprendimiento y startups en el ámbito de la eSalud y todas las oportunidades posibles en este sector.

Según un estudio realizado por la consultora StarUpHealth4 sobre la creación de startups relacionadas con la eSalud, hay más de 76.000 empresas en el mundo. En España, según el informe de “Iniciativas y emprendimiento en salud en España“, existen más de 260 startups relacionadas con la salud (un 8,5 por ciento del total de startups). Y si analizamos su actividad, el 22 por ciento se dedica a servicios de consulta online con especialistas, mientras que el 8 por ciento desarrolla su actividad en sistemas de telemonitorización y teleasistencia, enfocadas en enfermedades neurológicas, como Alzheimer, Parkinson o déficit cognitivo. Y solo el 7 por ciento de ellas se dedica a la medicina personalizada para prevenir los riesgos de salud y orientar/educar a los pacientes en una medicina preventiva.

Y, más allá de los datos, me gustaría mostrar la realidad de startups que ya están funcionando. En este artículo se analizan once de ellas que ya están redefiniendo la forma de hacer las cosas en nuestro país. Así, nos encontramos con empresas como Savana, que analiza información de las historias clínicas y anticipa modelos predictivos con tecnología algorítmica y de big data; Mendelian, que es una inmensa red de datos y tecnología para facilitar y acelerar el diagnóstico de las enfermedades raras; Psious, utilizada por profesionales del sector de la salud mental para ofrecer tratamiento con realidad virtual o Exovite, entre otras, que, con impresión 3D y el móvil, es capaz de desarrollar prototipos para sistemas de inmovilización traumatológica.

También nos encontramos con propuestas basada en inteligencia artificial, como la de i4Life, que ha diseñado un bastón inteligente para los pacientes de Párkinson. De prevención, como GlyCardial Diagnostics, que ha desarrollado un test capaz de adelantarse a los infartos y reducir sus lesiones o New Born Solutions, con un dispositivo para detectar la meningitis sin punciones en los bebés.

Telefónica Empresas, a través de Wayra, su unidad de innovación y emprendimiento, impulsa desde hace tiempo el sistema emprendedor en eSalud. Estos son dos buenos ejemplos:

  • Tedcas ofrece a los cirujanos un sistema de acceso y control de la información digital sin tener que interrumpir o solicitar asistencia durante la operación. En la reciente edición del XXI Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria, Telefónica Empresas y TedCAS mostraron un escenario de “Quirófano 4.0“, en el que el cirujano, dotado de un sensor de movimiento en su brazo y un reconocedor de voz, ejecutaba sin necesidad de ayuda externa o de escritura tareas como el checklist quirúrgico, el control del equipamiento electromédico del quirófano o la realización asistida de informes a final de la operación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *