IA y Salud: Condenados a entenderse