Repasamos con Richard Benjamins las novedades sobre Inteligencia Artificial, Living Apps y el Hogar Digital

LUCA    22 octubre, 2020

¿Las máquinas nos brindarán un futuro mejor o peor? Cuando escuchamos el término Inteligencia Artificial (IA), surgen miedos e incertidumbres al igual que conceptos futuristas abstractos. Pensamos en coches autónomos, chatbots, reconocimiento facial e IoT, pero también existe el temor de que la IA nos supere un día en inteligencia.  

Cuando entramos más en materia, vemos que hay un sinfín de interrogantes en referencia a la IA. Por ello, hemos tenido la suerte de contar con Richard Benjamins, Chief AI & Data Strategist en Telefónica, para que nos cuente más sobre las novedades, riesgos y usos de la IA, así como su aplicación en los hogares.  

ECAI y las políticas europeas en referencia a la Inteligencia Artificial 

Hace poco tuvo lugar la ECAI, la conferencia europea de IA, que este año se organizó en Santiago de Compostela de forma online, y en la que Benjamins participó. Como en cada edición, en la conferencia se habló de los avances en los campos del procesamiento de lenguaje natural, representación de conocimiento y razonamiento, aprendizaje automático, planificación y robótica. Un punto central del debate fue el uso responsable de la IA, en el que Benjamins contribuyó con un artículo sobre este tema. 

Como la conferencia se celebró entre expertos europeos, nos interesaba mucho saber si Europa tiene un enfoque diferente a otros países con relación a la IA. Benjamins dice al respecto que Europa tiene una aproximación única, muy enfocada en el uso responsable de la IA, y nos presenta las diferentes aproximaciones en el mundo. Según el experto hemos de distinguir entre distintos enfoques. Por un lado, el americano, “donde casi toda la actividad de IA está en manos de cinco grandes empresas, los GAFAM – Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft” y el gobierno interviene muy poco.

Por otro lado, la aproximación china, “donde el gobierno impulsó muchísimo el desarrollo de la IA en sus empresas y donde hay mucha intervención gubernamental”. Por último, tenemos el enfoque de Europa que busca encontrar un término medio con un mercado libre, pero con posible regulación en los ámbitos de alto riesgo. También es interesante tener en cuenta qué políticas prevé Europa para proteger a las personas y asegurar que los avances de la IA sean en beneficio de todos. Sobre ello, Richard afirma que “Europa ha definido unos principios de IA que recomienda que usen todas las organizaciones. Estos principios están pensados para ayudar a “que la IA tenga un efecto positivo en la sociedad”, evitando así “consecuencias negativas o un impacto negativo en los derechos humanos”

“¿Las máquinas nos quitarán el trabajo? “Es solo uno de los miedos que las personas pueden tener al pensar en los avances de la IA. Para aclarar si este tipo de miedo es justificado o no, comenta que lo que sabemos -como en cada revolución tecnológica- es que desaparecerán trabajos, se crearán trabajos nuevos y cambiará la naturaleza de los trabajos actuales. Pero no sabemos en qué proporción y con qué rapidez se harán estos tres cambios. A día de hoy, nadie puede pretender saber si -por la IA- el futuro del trabajo está en peligro o no.  

Mitos, cuentos, y miedos innecesarios acerca de la Inteligencia Artificial 

Temer a la IA y las consecuencias que conlleva su aplicación es un sentimiento generalizado, tanto en las personas que conocen en profundidad el tema como en las que no. De hecho, en el año 2015 varios expertos en IA y otros científicos como Stephen Hawking firmaron una carta abierta para advertir de los peligros de la Inteligencia Artificial, y recalcar la necesidad de estudiar a fondo los posibles riesgos que conlleva su aplicación. ¿Firmaría Richard Benjamins, como experto en el campo de la Inteligencia Artificial una carta similar?  

Ebueno que un grupo pequeño de expertos investigue estos peligros por si seamos capaces de dar unos cuantos saltos cuánticos en el desarrollo de la IA. Sin embargo, veo este punto muy lejanoAfirma que hoy en día estamos muy, pero muy lejos de que la IA -con intención propia – nos pueda hacer daño. Si nos hace daño es porque hay personas detrás.” Por ello, Benjamins no firmaría esa carta, porque tiene una versión racional y objetiva. Él sabe que “una IA basada en aprendizaje profundo no entiende, no tiene sentido común, no sabe razonar y no comprende la causalidad. Y ni estoy hablando de conciencia y consciencia. No hay que temer la IA, sino advertir -según él -de sus riesgos en “manos de personas”.  

Consciente de esos miedos, mitos y cuentos, Benjamins escribió junto a Idoia Salazar el libro: “El mito del algoritmo, Cuentos y cuentas de la inteligencia artificial”, que se publicó el 3 de septiembre de 2020. El libro tiene el objetivo de acabar con las confusiones sobre lo qué puede y qué no puede hacer la IA, y de “equipar a todos los lectores con el bagaje suficiente para que puedan formar su propia opinión sobre la IA”. Cuando conocemos la realidad, a menudo, los miedos desvanecen ante los hechos.  

Telefónica y el papel del experto en IA responsable 

Otro tema que está surgiendo en Europa, especialmente para Gobiernos y grandes empresas, es el papel de un experto en IA responsable “todas las empresas que hagan uso intensivo de la IA o el Big Data, deberían tener un experto en IA responsable”, afirma Benjamins. También nos cuenta cómo se aplica el concepto de la IA responsable en el caso de Telefónica.  

Por un lado, la compañía publicó sus Principios de IA hace dos años donde manifestó su compromiso al desarrollo, uso o compra de la IA de una manera justa, transparente y explicable, basada en el humano y con privacidad y seguridad.  

Por otro lado, Telefónica está implementando una metodología para aplicar estos principios en los procesos de trabajo. Hay cursos de IA y ética para los empleados, un cuestionario online con preguntas y recomendaciones sobre el uso responsable, privacidad, derechos humanos, etc. que han de ser consideradas cuando se desarrollen productos y servicios nuevos. Además, dice que existe “un modelo de gobernanza para el uso de la IA.” Vemos que Telefónica es pionera en aplicar el uso responsable de IA. Esto también se refleja en las interacciones con Aura, la Inteligencia Artificial de Telefónica.  

El Hogar Digital y las Living Apps 

Pedimos a Benjamins que nos definiera lo que significa un hogar inteligente para él. Y lo definía así: “un hogar que sirva a todos sus habitantes (no sólo a uno), donde todos los dispositivos se pueden comunicar entre sí, y, muy importante, que respeta la privacidad y sea transparente sobre los datos que usa, además de dar control sobre los datos a los habitantes del hogar”. Aunque es especialista en tecnología, nos dice que su propio hogar solo tiene un 5% de inteligencia o menos. Y le permite “encender la calefacción a distancia”, y “hablar con la tele a través de Movistar Home”.  
 
En Telefónica hemos trabajado durante muchos años para poder poner a disposición de nuestros clientes un hogar cada vez más inteligente, en el que ya son capaces de interactuar con Aura, su Inteligencia Artificial. La Compañía cuenta con un ecosistema propio, que consiste en productos, servicios y experiencias, que forman el Hogar Digital. Las Living Apps representan la parte de las experiencias de entretenimiento, deporte, e-commerce o cultura, que Movistar ofrece a sus clientes a través de la televisión.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *