Historia del Big Data: la URSS ya lo utilizaba en los años 60

Olaya Vide    8 mayo, 2020

A partir de un documento secreto que recientemente ha sido desclasificado, sabemos hoy que la URSS puso en marcha un plan de automatización para mecanizar la utilización de los datos en 119 de sus plantas de producción a mediados de la década de 1960. De esta forma, se pretendía ahorrar tiempo y ganar eficiencia. 

Mediante computadoras, pretendían “obtener el volumen de datos regionales necesarios, tanto a escala regional como nacional, que permitan a la URSS crear un sistema central para la planificación y el control económico de dichas plantas”. Un ejemplo histórico de cómo el Big Data y la digitalización ya se entendían entonces como elementos clave en los avances industriales. 

Pero… ¿podemos llamarlo Big Data? 

El sistema cruzaba diferentes datos, como nóminas, inventarios o niveles de productividad, con el fin de centralizar el control de la producción y aumentar así el rendimiento de las fábricas. A pesar del espíritu visionario, hay que tener en cuenta que los datos recogidos por aquel entonces ni siquiera se acercarían a lo que hoy llamamos “datos masivos”, ya que los ordenadores de la época ni siquiera podrían procesar un documento sencillo de los que manejamos hoy a nivel usuario. 

Sin embargo, hay que entenderlo como una interesante aproximación a la idea de que los datos y su análisis nos permiten tomar mejores decisiones, construir mejores estrategias y mejorar los resultados, objetivos de especial relevancia para el Gobierno de Moscú en aquellos años. 

Y lo más importante: ¿funcionó? 

En realidad, no fue suficiente. Quizás fue una buena idea que murió por falta de capacidad tecnológica o, como suele ocurrir con los grandes cambios, quizás las estructuras de poder dentro del proceso industrial aún estaban inmaduras para asumir el reto y sacar las conclusiones y aplicaciones correctas.  

Sea como fuere, nos quedamos con una nota importante: la CIA, quien captó la información, lo consideró material secreto e incluso llegó a alertar a los servicios de inteligencia de otros países. La huella histórica es innegable

Para mantenerte al día con LUCA visita nuestra página web suscríbete a LUCA Data Speaks o síguenos en TwitterLinkedIn YouTube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *