Habilidades blandas en currículos líquidos

Mercedes Núñez    29 julio, 2021
Habilidades Blandas

Antes en las entrevistas de trabajo lo importante era el curriculum vitae y la experiencia. Era algo que parecía escrito en piedra, tan contundente como las tablas de Moisés. Pero el curriculum, como todo en este momento, también es cada vez más líquido. Ha pasado de ser un documento único a adaptarse al puesto al que aspira el candidato en cada momento: son los currículos a la carta. Deben estar más vivos que nunca, además. Y en ellos cobran también importancia creciente la actitud y las habilidades blandas. También irrumpen nuevos canales: veíamos que ya hay quien “se vende” a través de Spotify…

En cuanto a las habilidades, las distintas organizaciones pueden primar unos atributos sobre otros o variar el peso que les concede según el cargo que se quiera cubrir. En este momento, por ejemplo, la especialización en nuevas tecnologías es una de las habilidades más tenida en cuenta. Las competencias digitales ya son necesarias para hacer vida normal y la analítica de datos es la nueva ofimática. La pandemia nos ha traído, además, nuevas exigencias: las screen skills.

En la infografía inferior se recogen los diez atributos del candidato perfecto según Factor Humano, la división especializada en selección y evaluación de perfiles profesionales de mandos directivos del Grupo Constant.

El compromiso y la actitud positiva impactan en la productividad

El compromiso de los trabajadores, su motivación e implicación con la empresa, como ya veíamos en este blog, representa una ventaja competitiva.

Alguien capaz de dar lo máximo de sí mismo y esforzarse por hacerlo mejor cada día tiene mejor desempeño, con lo cual el compromiso impacta claramente en la productividad.

También lo hace una actitud positiva -es uno de los factores diferenciales de las startups con éxito. Y es que las personas optimistas y con ánimo ven los problemas como oportunidades y se enfrentan mejor a la adversidad.

Habilidades blandas que exigen los nuevos tiempos

En la actualidad es clave, además, la gestión del estrés y del tiempo, la responsabilidad para saber distinguir entre lo importante y lo urgente.

Y, cómo no, en un entorno tan incierto como el actual, la proactividad y la agilidad.

Tener iniciativa es una de las mayores cualidades que puede tener un candidato porque le permite anticiparse a los acontecimientos. Y la flexibilidad para adaptarse como un junco tanto al contexto como a los cambios de la propia organización es fundamental asimismo.

Capacidad de trabajar en equipo, resolución de problemas, habilidades comunicativas, creatividad… la lista es interminable y unas engloban o llevan a otras. Daría para una tienda de app, si no fuera porque solo pueden tenerse de manera innata o trabajarse. Es como la “softwarización” de los trabajadores.

Veréis que los atributos que se recogen en la infografía se parecen mucho a las habilidades de los trabajadores del futuro.  Son, sin duda, las bases para poder hacer un viaje de Andrómeda a la tierra….

Infografía: Fernando Rodríguez Cabello

Imagen: Pixabay/ElisaRiva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *