Gourmet Bus: turismo, tecnología y gastronomía sobre ruedas

Mercedes Núñez    23 agosto, 2013

Estos días he recordado lo que contaba Steven Johnson en Fundación Telefónica hará un par de años. El divulgador científico, columnista de Wired y autor del libro “De dónde vienen las ideas. Historia de la innovación” hablaba de la importancia del “adyacente posible”, que es cuando el innovador vincula a su causa recursos de los entornos vecinos.

Pues bien, algo de esto ha hecho el grupo Juliá al meter en la coctelera de un autobús turístico un show cooking y el último equipamiento tecnológico. El resultado es que el típico autobús turístico se ha despojado del “típico” y, reinventado, ofrece toda una “experiencia de cliente, con una cena de lujo sobre ruedas y la posibilidad de conectarse a un iPad durante el recorrido para, por ejemplo, obtener a través de las cámaras exteriores del vehículo otro punto de vista de los monumentos.

Gourmet Bus -que así se llama- es una experiencia única para vivir Barcelona a través de los cinco sentidos”, afirma Nacho Casanova, director general de Julià Travel.

La idea la propuso hace casi tres años José F. Adell, consejero delegado de Grupo Julià, con la intención de adaptar el bateau mouche parisino a Barcelona. Pero desde Julià Travel desarrollaron este proyecto que aúna la visita turística y una cena selecta.

Gourmet Bus_interior_Picture by Frederic Camallonga

Se trata de un modelo especial de autobús, cuyo diseño interior permite vistas panorámicas gracias a su formato de dos pisos y sus techos transparentes. El primer piso cuenta con una cocina totalmente equipada que permite servir la cena en la parte superior, con el autocar parado, al llegar a la Montaña de Montjuic, mientras se contempla una de las mejores vistas de la ciudad. El menú es del prestigioso chef Carles Gaig, poseedor de una estrella Michelin, que ha adaptado perfectamente su cocina a las necesidades del servicio y a la vez es representativo de la cocina local.

En el Gourmet Bus, la utilización de la última tecnología permite además una visita turística guiada de manera individual a través de una tableta iPad, integrada en la mesa que está frente a cada butaca, conectada al GPS y unos auriculares de gama alta, con los que cada usuario puede seguir las explicaciones con la posibilidad de escoger entre once idiomas. La tableta, además, permite la posibilidad de conectarse a las diversas cámaras exteriores del autobús que ofrecen imágenes de ambos sentidos de la marcha, para obtener así otro punto de vista.

En su primer año de vida, Nacho Casanova nos cuenta que “5.000 usuarios han disfrutado ya de esta experiencia única. Pero, además, el servicio ha despertado el interés de otras capitales nacionales e internacionales.” Está prevista su puesta en marcha en Madrid, donde la multinacional española está diseñando una propuesta adaptada a las características propias de la capital y la compañía también tiene previsto implantar el servicio en otras ciudades como París, Roma y Miami, bien directamente o mediante la asociación o franquicia con socios locales.

En cuanto al perfil de los clientes, el porcentaje está prácticamente equilibrado entre turistas extranjeros y usuarios locales y nacionales. Respecto a los extranjeros, rusos y americanos son los principales clientes del Gourmet Bus en Barcelona, nos explica el director general de Julià Travel.  “Pero también los propios residentes en la ciudad demandan este servicio para celebrar fiestas, aniversarios y otros eventos especiales. En estos casos, el vehículo se puede alquilar durante todo el día, y permite adaptar la ruta y el catering a las necesidades del cliente”, añade.

Sin duda, todo un ejemplo de innovación en el servicio y adaptación al cliente.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *