La gestión inteligente del agua, clave para la vida

Mercedes Núñez    22 marzo, 2022
gestion-inteligente-agua

Desde hace treinta años, el 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua. Hay días mundiales para casi todo, la verdad, pero algunos -es el caso- son verdaderamente necesarios. No podemos olvidar que el agua es imprescindible para la vida y es urgente que nos esforcemos en gestionarla de manera eficiente y sostenible. La gestión inteligente del agua sí que denota verdadera inteligencia.

De ello, entre otras cosas, dependerá que alcancemos el ODS número 6: el acceso al agua potable, así como un adecuado sistema de suministro para todos antes de 2030. Precisamente el lema de este año es “Hacer visible lo invisible”. Se refiere a la necesidad de renovar unas instalaciones -las redes de saneamiento y distribución que discurren bajo las ciudades- que normalmente pasan desapercibidas.

La pandemia, en cierto modo, sacó las aguas residuales a la superficie. Si recordáis, cobraron protagonismo por una innovadora solución que permitía detectar material genético del COVID-19 en ellas. Esto contribuyó a la anticipación de la evolución epidemiológica y a una toma de decisiones proactiva.

Hoy, en el Día Mundial del Agua, se quiere llamar la atención también sobre la sobreexplotación y contaminación de las aguas subterráneas, la de los acuíferos que se recargan con la lluvia y la nieve. De ellas depende por completo la mayoría de las zonas áridas del planeta y son claves para el buen funcionamiento de ecosistemas como los humedales y ríos. Finalmente, como en las coplas de Jorge Manrique por la muerte de su padre, van a dar a la mar… Sí, el agua es poesía y vida, la cura para casi todo según Karen Blixen. “Agua dulce y agua salá”… como dice la canción.

Somos agua -el cuerpo humano está compuesto en un 60 por ciento de agua (el cerebro en un 70 por ciento, la sangre en un 80 por ciento y los pulmones en un 90 por ciento) y la Tierra es El planeta azul. Pero la realidad es que, aunque esencial para la vida, se trata de un bien muy escaso. También es parte fundamental de la política de desarrollo económico. Un bien estratégico, en definitiva.

Por ello es urgente gestionarla y utilizarla de forma sostenible para sobrevivir al cambio climático y satisfacer las necesidades de una población en crecimiento. Supone uno de los mayores desafíos del momento y, por tanto, más que nunca, ocupa un lugar destacado en la agenda política.

Un Perte para digitalizar el sector del agua en España

De hecho, se ultima la aprobación del Perte para digitalizar este sector. Transformará y modernizará los sistemas de gestión del agua tanto para el ciclo urbano como para el riego y usos industriales.

Con esta digitalización se trata de aprovechar el potencial de los datos. El proyecto incluye la instalación de contadores inteligentes de agua, gemelos digitales de las redes capaces de optimizar el mantenimiento y sensores que permiten asegurar un correcto funcionamiento, entre otras soluciones.

Contadores inteligentes, una pieza clave

A finales de 2021 leíamos que Telefónica se encargará en los próximos tres años, junto a Contazara, del despliegue masivo de 650.000 contadores de agua con comunicación integrada NBIoT para el Canal de Isabel II.

Las TIC se convierten, así, en grandes aliadas para uno de los grandes retos del momento.

Huella hídrica y fondos de agua

Hasta ahora se ha hablado bastante de la huella de carbono pero no tanto de la huella hídrica. Describe la cantidad de agua utilizada para producir bienes o prestar ciertos servicios. Y suele ponerse el ejemplo del impacto ambiental de unos vaqueros. Pero, más allá, de la industria de la moda, un compañero contaba en este blog que el regadío consume el 80 por ciento del agua en España y cómo la digitalización del campo contribuye a reducir la huella hídrica.

Colaboración público-privada y la concienciación de todos

A medida que crece la concienciación medioambiental, la preocupación va en aumento y ya hay fondos de agua, centrados en el uso eficiente de este recurso, su tratamiento o reutilización. Se apela al consumidor coherente paraproteger y gestionar con criterios de sostenibilidad, transparencia y equidad este bien tan preciado.

Y una vez más es precisa la colaboración público- privada para invertir recursos y esfuerzos en incorporar las tecnologías y soluciones más vanguardistas al ciclo integral del agua.

De las presas romanas al agua 4.0

Desde los tiempos romanos se han desarrollado complejos sistemas de captación, transporte y utilización del agua, que mejoraron la urbanización de las ciudades.

Ahora España puede ser pionera también en muchas de las tecnologías que permiten una gestión inteligente del agua. La sensorización de las redes, la telelectura, big data e inteligencia artificial para la detección de fugas y la reducción de pérdidas, un mantenimiento predictivo y aumento de vida de las infraestructuras o soluciones que mejoran el rendimiento de los equipos de trabajo en campo son algunos ejemplos. 5G permite obtener este tipo de información en tiempo real y posibilita la optimización de todas las operaciones.

Telefónica Empresas es el partner idóneo para una gestión inteligente del agua.

Recomendaciones para que fluya el conocimiento

Para saciar la sed de saber más sobre el tema no os perdáis esta tarde en Espacio Fundación Telefónica el homenaje, entre lo divulgativo y lo poético, que Joaquín Araújo rinde a este elemento vital con su libro ‘Somos agua que piensa (Editorial Crítica, 2022).

Y para contribuir a la sensibilización sobre el tema estos días CentroCentro, el Museo de Historia de Madrid y la Imprenta Municipal también muestran interesantes exposiciones y proyectos sobre la escasez y la gestión de este recurso clave.

Hoy, Día Mundial del Agua, es una buena ocasión para concienciarnos de su importancia para tenerla ya presente siempre.

Imagen: Miquel González Page

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.