La gestión documental corporativa, el aliado perfecto para el cumplimiento del nuevo RGPD