El paciente toma el control sobre su salud

Patricia Perea    10 marzo, 2011

Se está viendo una tendencia en el sector sociosanitario y es que los ciudadanos cada vez asumimos más el cuidado de nuestra salud. La evolución de las tecnologías y de las comunicaciones nos permite acercarnos a un mundo antes inaccesible. Internet es un punto de referencia para la consulta y el diagnóstico, las comunicaciones permiten enviar y recibir información de salud a teléfonos móviles (citas y recordatorios) y smartphones (intercambio de información médica), los dispositivos con cámaras nos permiten hablar con y ver a nuestro médico desde cualquier sitio (videoconsulta) y cada vez hay más dispositivos de salud que nosotros mismos podemos usar y programar (eSalud) para hacer un seguimiento de nuestra salud.

Las TIC son las herramientas que hacen que todo esto sea posible. Las redes de comunicaciones ofrecen el canal a través del cual en cualquier lugar y momento podemos intercambiar información sanitaria entre pacientes, personal socio sanitario y personal de apoyo dentro de los sistemas sociosanitarios (gobiernos, hospitales, centros de salud, aseguradoras, etc.). Los fabricantes de dispositivos diseñan y construyen los aparatos que son el interfaz que permite interactuar a las personas en el proceso de atención sanitaria. Las tecnologías de la información ponen los sistemas necesarios para gestionar, analizar, intercambiar y almacenar toda la información sanitaria.

El sector socio sanitario se enfrenta a una situación compleja que las TIC pueden ayudar a superar: el aumento de la población de más de 65 años, un mayor número de pacientes con enfermedades crónicas, los crecientes costes sanitarios, la contención del gasto y la reducción de la inversión en los sistemas sanitarios y unos pacientes que demandan mayor calidad en la atención. Desde los Gobiernos, hospitales, centros de salud, aseguradoras y en general los sistemas socio sanitarios se están lanzando iniciativas para ser más eficientes en los costes de los servicios sociosanitarios y a la vez proporcionar una mejor atención al paciente.

En la puesta en marcha de estas iniciativas, cobran un papel fundamental los Programas de Intercambio de Información Sanitaria (HIE) de los Gobiernos para que se diseñen siguiendo una nomenclatura médica estándar (SNOMED) que permita un intercambio de información sanitaria entre distintos centros (nacional e internacional) de la historia clínica del paciente (EHR) y estos a su vez con los archivos de imágenes (EIA), así como con los sistemas de informes a pacientes (PHR). Para que toda la información fluya y permita la toma de decisión, el tratamiento del paciente y una atención más eficiente y de mayor calidad.

En este entorno el paciente tiene una participación más intensa en la prevención, control y seguimiento de su estado. Esto requiere contar con su colaboración para la puesta en marcha de servicios de eSalud como son la realización de una videoconsulta (concienciar, detectar, tratar y prevenir), la telemonitorización de una enfermedad crónica, la telerehabilitación de una dolencia muscular, el telediagnóstico de una afección, etc. Lo que implica realizar una definición de los servicios de eSalud poniendo foco en la aceptación del paciente (usabilidad, formación, perfil tecnológico, aspectos táctiles, acústico, visuales, etc.) y de su incorporación dentro de los procesos de atención del sistema sociosanitario.

Os dejo un par de links a videos sobre eSalud:

Servicio eHealth

eHealth Case Study

Comentarios

  1. Patricia, muy interesante tu articulo. Sobre todo destacar la importancia de que si tenemos una buena prevención (y para ello el ciudadano tiene que empezar a hacerse cargo de su salud) podremos evitar o retrasar el tener futuros enfermos y esto será lo que de verdad ayude a conseguir una Sanidad sostenible.

  2. Gracias Rosa por tu comentario. Estoy completamente de acuerdo. Para que la sanidad sostenible sea una realidad, las personas debemos tener una actitud proactiva y prevenir futuras enfermedades. Esto comienza por incorporar nuevos hábitos en nuestras vidas: nuevas maneras de educar a la sociedad, de analizar nuestra forma física y cuidar de nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *