El big data mejora el Ebitda

Mercedes Núñez    28 noviembre, 2013

“Los datos están hablando y hay que sacar valor de ello”, apuntaba Carmen Vidal de la consultora Paradigma en la inauguración de  la segunda edición sobre  big data de Fundación Telefónica sobre la que escribía ayer. Estadísticamente está demostrado que big data genera valor y aporta beneficios: hasta un 22 por ciento más de Ebitda, según un estudio de Mckinsey de 2009. Incluso hay quien sostiene que big data es el propio negocio

Insistió en que en big data big no se refiere a cantidad, sino a valor, y que es importante tenerlo en cuenta ya que quizá las empresas en España y en Europa no manejan volúmenes tan grandes de información pero pueden desde luego sacar provecho a esta tecnología.

En la actualidad ya es posible procesar de forma económica y eficiente datos  (estructurados y desestructurados) procedentes de fuentes diversas.  Y es que para una empresa no sólo es importante la información de sus excells, sino también las llamadas de sus clientes, lo que se dice en Internet de ella e incluso acerca de los productos/servicios  de su competencia, entre otros.

Para muestra un botón: explicó cómo habían aplicado tecnología semántica y big data  para ayudar a NH Hoteles a convertir el feedback de sus clientes en información procesable y puso el ejemplo también de las ventajas que para una empresa representa que la Red conozca los gustos de uno y sus patrones de comportamiento y poder hacer sugerencias a medida, porque esto fideliza.

Una vez clara su importancia, respecto a cómo es de crítico big data  para los negocios, Carmen se refirió a un estudio de Gartner que señala que depende de tres variables: el volumen, la velocidad y la variedad de los datos que se manejen y dicho informe  aconseja la implantación urgente en banca, (un tema del que escribe con frecuencia Julián García Barbosa en este blog), telecomunicaciones y media.

Pero big data también resulta  clave a la hora de abrir o no un local en una determinada zona, según las estadísticas, o para optimizar la ruta de autobuses a partir de tendencias de datos de transporte. José Luis Agúndez, director del programa de innovación Dynamic Insights  de Telefónica Digital puso, entre otros,  los ejemplos de Manchester, donde se había utilizado para medir  el impacto que tendría el cierre de determinadas estaciones de metro y Méjico, donde  se analizó si el emplazamiento de servicios públicos como hospitales o bomberos respondían a necesidades reales y criterios objetivos de oportunidad o a decisiones políticas/administrativas. Está claro que en ciudades inteligentes su aplicación permitirá medidas urbanas más acertadas.

El uso de los datos móviles, anónimos y agregados, permite entender cómo  se comporta la población colectivamente y la acumulación de llamadas podría servir como alerta temprana de algún suceso o también puede contribuir, como se demostró en 2009 con el H1N1,  al control de pandemias en países subdesarrollados.

Sin duda, big data  abre un mar de posibilidades  y Telefónica ya ha dado el primer paso para explorarlas con  su servicio Smart steps.

Imagen: Wikimedia.org

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *