Drones e IA para detectar síntomas de COVID19

Paloma Recuero de los Santos    22 febrero, 2021
Niños mirando a un dron

La Universidad de Australia de Sur, UniSA ha diseñado una tecnología pionera en el mundo que combina ingeniería, drones, cámaras e inteligencia artificial para monitorizar a distancia constantes vitales. Esta investigación pone de manifiesto el enorme potencial del vídeo en streaming para la detección a distancia de muchas enfermedades, entre ellas, la COVID19.

Tecnología para supera desafíos

Australia, la isla continente, es un extenso territorio prácticamente desierto con una densidad de población muy baja. A pesar de ello, la creatividad de sus habitantes frente a los desafíos que plantea su geografía y su clima extremo les ha llevado a convertirse en una próspera nación. La tecnología ha sido la gran aliada para superar retos como llevar la educación a todos los rincones del país (aquí nació “Moodle”), o monitorizar a distancia la salud de poblaciones remotas.

Monitorizar signos vitales con sensores e inteligencia artificial

El Dr. Al-Naji y el profesor Chahl, desde la cátedra de Sistemas de Sensores del Grupo DST de la UniSA, trabajan desde hace años en el desarrollo de sistemas especializados de sensores y visión por ordenador para la monitorización de signos vitales.

En un primer momento, su investigación, de la que ya hablamos en este otro post, se concibió para detectar señales de vida en zonas de guerra y catástrofes naturales.

Posteriormente, se puso a prueba para la monitorización sin contacto en las salas de neonatos, sustituyendo los electrodos adhesivos y reduciendo de esta forma los riesgos de infección.

Otra de sus aplicaciones fue la realización de chequeos de salud, mediante una cámara digital, de algunos “residentes” del Zoo de Adelaida. En particular, un panda gigante, un león africano, un tigre de Sumatra, un orangután, un babuino, un koala, un canguro rojo, una alpaca y un pequeño pingüino azul . Todos ellos se ahorraron el trance de tener que ser anestesiados para verificar su estado de salud.

Aplicación al COVID19

Los primeros trabajos se centraron en la monitorización de temperatura y ritmo cardiaco. En 2020, la Universidad del Sur de Australia unió fuerzas con el fabricante de drones Draganfly Inc, para diseñar una tecnología que sumara a éstas constantes aquellas que detectan síntomas clave del COVID-19: la frecuencia respiratoria y cardíaca, la temperatura y los niveles de oxígeno en sangre.

La saturación de oxígeno en sangre

La saturación de oxígeno en sangre, SpO2 es una medida de la capacidad de los pulmones para absorber oxígeno y del sistema circulatorio para transportar la sangre oxigenada. Esta variable se ha convertido en determinante para la detección del COVID19.

Hasta ahora, el nivel de SpO2 de una persona se medía medirse mediante sensores conectados que proyectan luz a través de un dedo o del lóbulo de la oreja. No existía ningún medio para evaluarlo sin contacto.

Ahora, gracias a esta tecnología, en sólo 15 segundos se puede medir el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria y, los niveles de oxígeno en sangre sin ningún tipo de contacto. Tan sólo son necesarias:

  • Una cámara web, que grabe el rostro de la persona
  • Y una cámara térmica que mida su temperatura

Resultados

En septiembre de 2020, la Universidad Estatal de Alabama puso en práctica esta tecnología para detectar los síntomas del COVID-19 en su personal y sus estudiantes y aplicar el distanciamiento social. Gracias a ello, su tasa de infección por COVID fue de las más bajas de cualquier campus estadounidense.

Como vemos, el potencial de aplicación de los drones es tan amplio, que cada día descubrimos una nueva forma en la que esta tecnología nos puede hacer la vida mas fácil.

Para mantenerte al día con el área de Internet of Things de Telefónica visita nuestra página web o síguenos en TwitterLinkedIn YouTube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *