Drivies, la comunidad digital de conductores que habilita nuevos modelos de negocio

Laura García García    27 septiembre, 2017
Drivies-y-nuevos-modelos-de-negocio-en-el-sector-asegurador

Todos los que somos conductores conocemos las satisfacciones y ventajas de ir al volante: desde el disfrute de la propia conducción hasta la independencia para cubrir una necesidad humana ancestral como es desplazarnos de un lugar a otro. Pero también -lo estaréis pensando- supone a veces frustración y tiene su coste: ¿quién no ha sufrido alguna vez un atasco, ha necesitado un taller para arreglar una avería, o ha buscado otro seguro de coche porque le han subido el suyo?

Por suerte, el mundo digital y avances tecnológicos como big data y machine learning traen consigo numerosas soluciones para ayudar al conductor y generar valor y nuevos negocios: desde los ya imprescindibles mapas y navegadores en el móvil hasta la compraventa de coches online, pasando por multitud de app (para aparcar, alquilar coches y hasta compartirlo).

También en el seguro de coche están apareciendo innovaciones que habilitan nuevos modelos y mejoran la experiencia del usuario: desde los comparadores en línea que facilitan la búsqueda de seguro, hasta la digitalización de los procesos tradicionales de contratación o partes de accidentes. Pero la verdadera revolución en el mundo asegurador está aún en camino, a través de lo que se ha denominado insurtech: la combinación de las nuevas tecnologías y la hiperconectividad (generación y acceso masivo a datos), aplicado al sector asegurador.

Drivies: una comunidad al volante

Drivies es una aplicación para ayudar a los conductores a través de la tecnología (de la que ya se ha escrito en este blog). Drivies aspira a ser la herramienta digital de los conductores, a los que ayuda a perfeccionar su conducción. Para ello, muestra datos y estadísticas de conducción, incluye herramientas de utilidad como información de gasolineras y avisador de radares, y premia la mejora al volante con descuentos y beneficios alrededor del mundo del coche, todo ello con un toque social y divertido. La aplicación detecta automáticamente -usando solo los sensores del móvil de quien conduce y tecnología avanzada de machine learning y procesado de señal- cómo y cuándo se conduce, y ofrece información relevante para el conductor (radares en ruta, puntos negros, estadísticas de conducción…), a la vez que recompensa una buena conducción con puntos canjeables. Drivies, incubada en Telefónica como una iniciativa de intraemprendimiento, se ha convertido en una empresa independiente este verano, tras realizar un  spin-off y recibir una primera ronda de financiación de 500.000 euros.

Modelos de negocio habilitados por una app de conducción

Uno de los valores generados por Drivies es la capacidad de medir datos relativos a los hábitos de conducción de los usuarios y convertirlos en una calificación de conducción o perfil de riesgo siniestral. En este sentido, Drivies se puede entender como una aplicación telemática que permite ofrecer tarifas de seguros basadas en la conducción real en vez de en valores estadísticos e históricos (el tradicional UBI: Usage based insurance). Existen dos modelos de negocio típicos para este tipo de aplicaciones:

1-Modelo aseguradora (B2B2C): siguiendo este modelo, la app de conducción es desarrollada por una empresa tecnológica como marca blanca para cada compañía aseguradora (B2B), que es la que se encarga de incluir su marca, crear la oferta aseguradora telemática, lanzarla al mercado y publicitarla (B2C). El valor generado se obtiene de captar y asegurar a los buenos conductores, y potencialmente de mejorar su retención. Gran parte de las app telemáticas se enmarcan en este modelo pero si bien tiene la ventaja de permitir la especialización de cada partner en la cadena de valor, presenta dos inconvenientes:

  • Dificulta el producto adecuado para el mercado y la evolución continua a través del feedback del usuario, ya que el cliente final de las aseguradoras no tiene relación directa con el equipo de desarrollo del servicio.
  • No permite a la aseguradora lograr una verdadera diferenciación: la misma tecnología de app usada por varias aseguradoras implicará obtener los mismos datos para generar una tarifa, y similar experiencia de usuario.

2-Modelo marketplace (B2C): en este caso, la empresa que diseña y desarrolla la aplicación la publicita directamente al cliente final y se encarga de la adquisición de usuarios y potencialmente de su conversión a venta de seguro. El valor generado se obtiene de la generación de leads cualificados mediante un scoring de conducción. Dichos leads se pueden ofrecer en diversos formatos (con o sin exclusividad, modelo puja, etc.). Este modelo tiene la ventaja de habilitar un mejor encaje producto-mercado, además de proporcionar más valor al usuario final (variedad de precios y seguros con una única aplicación). Como desventaja para las aseguradoras, no genera tanto valor de marca como el modelo B2B2C, si bien requiere menor inversión inicial.

Pero, además de los propios modelos enfocados al mundo asegurador, una aplicación con vocación de dar servicio a los conductores y generar comunidad tiene otro modelo de negocio más: el modelo de plataforma. Los modelos de negocio de plataforma se basan en poner en contacto oferta y demanda y crear, así, valor para ambos grupos y en ocasiones incluso revolucionan la forma de consumir y relacionarse con el usuario final. Hay ejemplos muy conocidos en el sector hotelero (AirBnB), retail (Wallapop) y transporte (Uber). ¡Cómo no, también los hay en el mundo del coche y la conducción!: desde los que habilitan el alquiler de coches entre particulares (Drivy, SocialCar) hasta los que ponen en contacto para compartir los costes del viaje (BlaBlaCar) o informar de problemas en la via (Waze, SocialDrive). La monetización puede venir tanto de la propia gestión como de publicidad.

Drivies no solo es una app de seguros. Tampoco es una plataforma que aglutina conductores sin más. Se trata de una herramienta que permite conocer cómo y por dónde se conduce para poder ofrecer valor añadido tanto a los conductores como a los proveedores de servicios alrededor del mundo del coche y la conducción.

Imagen: silvigsanta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *