Una cultura de aprendizaje continuo en las organizaciones

Danella Porras Esmeral    21 octubre, 2020
aprendizaje-continuo

A finales de septiembre se celebró la edición 2020 de TalentDay. El objetivo de este evento, organizado por Equipos&Talento, es reunir a la comunidad de directivos encargados de la gestión de personas en las organizaciones para compartir experiencias, reflexionar sobre la actualidad y los retos en torno al talento. Implantar una cultura de aprendizaje continuo en las organizaciones es un must en este momento.

Formación, rendimiento y competitividad

Uno de los temas que se abordó fue la importancia de la formación para impulsar el rendimiento y la competitividad en las organizaciones. En esta época de mayor incertidumbre, además, reinventarse se hace aún más necesario.

En el debate que llevaba por título “Reskilling & Upskilling: from skills to performance” (“Recapacitación y actualización: de las habilidades al desempeño”), participaron Roberto Prada, gerente de Aprendizaje de Telefónica España; Rafael Fernández, director de Talento, cultura y aprendizaje de CEPSA; Eva Merino, responsable de Formación de SACYR e Itxaso Larrañaga, directora de Personas y RSC de SEUR.

¿Para qué el reskilling y upskilling?

Respecto a por qué son precisas la recapacitación y actualización de conocimientos y habilidades se dieron tres claves:

Adaptación

En una época de automatización y digitalización nuestro principal reto es adaptarnos al nuevo contexto. Solo así será posible evitar el desempleo masivo y la desigualdad creciente.

La pandemia ha acrecentado la importancia de la gestión de personas para conectar a los trabajadores, la tecnología y los objetivos de la empresa.

Cambio de mentalidad de las organizaciones

La crisis ha traído nuevas formas de trabajo más flexibles, pero también mayores exigencias a los equipos (más creatividad, ingenio, compromiso). En este contexto, el aprendizaje y la formación continua son las claves para que una empresa siga adelante. Permite, asimismo dotar a las personas de mayor empleabilidad.

Transformación del liderazgo

Se requiere también la transformación de los directivos en las organizaciones. Los jefes deben desarrollar capacidades de gestión remota, por ejemplo, para eliminar las barreras y sesgos que genera la ausencia de presencialidad.

Nuevos servicios requieren nuevas habilidades

Para Roberto Prada, de Telefónica España, otro aspecto muy relevante es la velocidad del cambio. “Cada época ha traído sus retos. Lo que ha cambiado es la velocidad para adaptarse y responder a esos retos…”.

Esto hace que se precisen nuevas capacidades para anticiparse a las necesidades que demanda la evolución y continuidad del negocio.

Explicó Roberto en el encuentro que, en el caso de Telefónica España, el programa reskilling time ha ayudado a adaptarse con agilidad al escenario de confinamiento que se impuso de un día para otro. La formación ha sido parte de la solución. Recientemente, además, Telefónica lanzaba SkillsBank.

Tres claves para una cultura de aprendizaje continuo

Durante el encuentro los expertos compartieron un consejo y/o aprendizaje en relación con la formación y el talento:

  • Existencia de un ecosistema de aprendizaje a la altura de las circunstancias en tiempo, forma y calidad con una red de contenidos, profesores, etc. Los programas de reskilling deben estar vinculados a la estrategia y negocio de la compañía (Qué perfiles necesita, cuáles tiene y cómo debe ser su evolución).
  • Motivación y diversidad. El ecosistema de aprendizaje debe contribuir a una mayor motivación, dado su impacto directo en el clima y, por ende, en el rendimiento de las personas. Además, debe fortalecer el vínculo entre empleados y empresa para generar un sentimiento positivo de pertenencia. Los mejores embajadores de una marca y sus servicios, son sus propios empleados.

En definitiva, en TalentDay, un encuentro del que volveré a escribir próximamente, quedó claro que las personas somos el eje de cualquier organización. Y un reto importante de éstas es fomentar una cultura de aprendizaje continuo. Esto requiere un compromiso individual, debe formar parte de nuestra agenda, pero también de la de los líderes para ayudar al crecimiento de sus equipos, lo que a su vez se traduce en el crecimiento de la empresa.

Imagen: Charly W. Karl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *