Cómo ha sido la evolución de la conexión inalámbrica

Beatriz Sanz Baños    24 marzo, 2020

Una red o conexión inalámbrica permite el enlace entre una diversidad de equipos a través de ondas electromagnéticas, sin depender de cables. A través de ella, se puede compartir información, datos y recursos.

A continuación, te contamos por qué la conexión inalámbrica es importante y cuáles son sus aplicaciones más recientes, como lo es IoT.

¿Por qué es importante la conexión inalámbrica?

En 2019 se cumplieron 20 años de la creación de la conexión inalámbrica. Y los avances que hemos visto desde entonces son significativos.

Antes dependíamos de los cables. Teníamos que estar en casa o en la oficina trabajando en nuestro computador, sin movernos. Por tanto, era imposible poder llevarlo en un maletín.

Hoy en día no solo usamos nuestros móviles para navegar en Internet, sino que llevamos nuestros portátiles a todas partes. Gracias a la conexión inalámbrica, podemos conectarnos a una red pública y trabajar en cualquier lugar.

Las limitaciones son pocas. Podemos trabajar en cafés, bares, bibliotecas, salones de juntas, en buses y hasta en aviones. Todo gracias a esta tecnología.   

Evolución de la conexión inalámbrica

Si en el año 2000 el Wifi ofrecía una velocidad de 10 Mbps, trece años después llegamos al gigabyte. Antes ocupábamos la línea telefónica para conectarnos. Luego llegó la fibra óptica. Hoy todos tenemos en casa un proveedor de Internet que nos ofrece el servicio de Wifi a través de una WLAN.

En este mismo sentido, actualmente es común tener nuestros teléfonos móviles conectados en un vuelo comercial, hacer publicaciones al instante desde nuestros dispositivos o subir fotos y texto a cualquier red social en cuestión de segundos.

Gracias a la evolución de Internet, ahora con una buena conexión inalámbrica es posible hacer lo que antes era impensable. Por ejemplo, controlar objetos de forma remota mediante IoT. Pero ¿sabes qué es IoT y por qué nos simplifica la vida? A continuación, te lo contaremos.

La conexión inalámbrica y el desarrollo del IoT

El desarrollo de la conexión inalámbrica y la automatización de procesos han permitido que Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés) sea una tecnología que ha podido ver la luz gracias a esta conexión.

La base de la conexión inalámbrica, como antes anotábamos, significa no depender de cables. Al contar con una red que transmite datos a través de ondas, es posible que ciertos objetos puedan recibirlos. Al hacerlo, los procesan para responder a una demanda humana.

Los objetos no están conectados a ningún cable, pero atienden nuestras instrucciones. La tecnología IoT utiliza las diferentes conexiones inalámbricas para que sus soluciones y productos se hagan efectivas. Nos encontramos en un momento en el que la tecnología está muy presente en nuestras vidas y debemos servirnos de todas sus ventajas en nuestro beneficio.

Veamos algunas de sus aplicaciones.

Objetos cotidianos inteligentes con IoT

Puedes hacer tu casa inteligente con aparatos de domótica. Abrir o cerrar puertas y ventanas remotamente o controlar el aire acondicionado son acciones comunes que ahora se pueden realizar con IoT. Movistar Home es uno de los ejemplos claros de esta tecnología que ya está presente en nuestras vidas. A través de este dispositivo que usa un software llamado Alexa al que le puedes hablar e indicar hacer llamadas o cambiar lo que ves en la TV.

Ciudades y edificios inteligentes con conexión inalámbrica

Darle inteligencia a un objeto a través de aplicaciones que manipulas en tu teléfono móvil o tablet es lo que hace IoT. Pero esto va más allá de tu casa. La conexión inalámbrica permite a las empresas líderes del sector comercial y el sector transporte usar el IoT. Esto ayuda a las empresas a tomar mejores decisiones y a tener una mayor visión de su negocio, consiguiendo así el ahorro de costes.

Tal vez hayas escuchado hablar de las smart cities. Y es que, en un contexto de lucha contra el cambio climático, las ciudades inteligentes son fundamentales para combatirlo mediante el ahorro de agua o luz en sus edificios.

Movilidad inteligente

La conexión inalámbrica, además, permite una movilidad inteligente en la ciudad. Por ejemplo, facilita a los conductores saber qué pasa en la calle en tiempo real. De igual manera, les ayuda a conocer y ubicar rápidamente vías de acceso. Todo esto es posible a través de dispositivos como Movistar Car, que te permite estar conectado en todo momento desde tu vehículo y que además te brinda infinidad de utilidades, desde mostrarte la mejor ruta para tu viaje, avisarte de irregularidades en tu vehículo, hasta ubicar tu vehículo y solicitar asistencia entre otros.

De esta forma, IoT ayuda a los conductores a mejorar su experiencia al conducir y contribuye a la movilidad a través de la conexión que tiene con toda la ciudad potenciando la funcionalidad de las smart cities.

Conexión inalámbrica en las empresas

Ahora bien, ¿cómo se ha desarrollado la conexión inalámbrica en las empresas? Muchas, por ejemplo, han incorporado sensores a ciertos objetos cotidianos para hacerlos inteligentes.

Piensa en una sala de reuniones. Imagina que hay sensores en sillas, mesas y puertas. Así tienes la oportunidad de saber si en esa sala hay sillas disponibles. O si quedó una puerta abierta o hay una ventana mal cerrada. En conclusión, la conexión inalámbrica ha permitido grandes avances, como la tecnología IoT. Ayudando así a mejorar la vida de las personas y contribuir a mejorar el planeta.

Para mantenerte al día con el área de Internet of Things de Telefónica visita nuestra página web o síguenos en TwitterLinkedIn YouTube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *