¿Cómo usan la IA las plataformas de streaming?

Elena Selgas Carvajal    23 marzo, 2020

En los últimos años la industria audiovisual ha dado un giro de 360º debido a la llegada de las plataformas de streaming o SVOD. Sin lugar a dudas, esta nueva forma de visionar contenido audiovisual se ha posicionado en lo más alto de la industria. ¿Cómo han conseguido situarse en cabeza en tan poco tiempo? La Inteligencia Artificial ha sido una gran aliada para ello, te lo contamos a continuación.

SVOD

¿Qué es un SVOD? Las siglas se corresponden a Subscription Video On Demand en inglés, y es una forma de ofrecer contenido audiovisual ilimitado en streaming, a través de una suscripción mensual. En algunos casos permiten a los usuarios descargar el contenido para poder disfrutarlo de forma offline.

Si aún no te suena igual si decimos Netflix, HBO o Amazon Prime Video entiendes mejor de qué estamos hablando. Estos son ejemplos de algunas de las plataformas más exitosas, a nivel de suscriptores, pero cada vez es más la competencia. Las grandes productoras de cine no se quieren quedar atrás y están creando sus propias SVOD para entrar a competir en esta parte de la industria.

IA dentro de las plataformas

Los servicios de streaming tanto de vídeo como de audio son grandes consumidores de la Inteligencia Artificial. Recopilan todo tipo de datos sobre el uso que se hace de sus plataformas para poder adaptar a los usuarios su contenido y la forma de ofrecerlo. La recomendación de contenidos es lo más común a la hora de utilizar estas tecnologías en las plataformas, pero lo utilizan para muchas más cosas de las que imaginamos. Recopilan todo tipo de datos:

  • Fecha, hora y día de la semana en que se vio el contenido
  • Dispositivo en el que se vio
  • Búsquedas en la plataforma
  • Partes del contenido que se vuelven a ver
  • Si han pausado el contenido, dónde y si se retomó y cuándo
  • Datos de ubicación

Todas las acciones que se realicen dentro de la plataforma son material muy valioso a la hora de analizar datos y posteriormente ser capaz de adaptarse de la mejor manera a los clientes en futuras interacciones. Todos los datos que puedan almacenarse y analizarse son esenciales para las plataformas de SVOD. 

El Big Data les permiten, por ejemplo, escoger miniaturas para el menú de los contenidos que sean más atractivas y que hagan que tengan más posibilidades de ser elegidas por los espectadores. Ni siquiera la breve sinopsis del título, simplemente con la miniatura ya son capaces de atraer a la audiencia. También son pueden predecir los momentos de pico en el consumo de sus servicios y asegurar, en gran medida, la calidad de emisión para cada momento.

Un uso fácil e intuitivo de la plataforma es cada vez más importante. Como mencionábamos al inicio del post, cada vez son más las productoras que se suman a esta nueva industria y son factores de diferenciación clave la usabilidad y el atractivo de la propia plataforma o la facilidad para el espectador al encontrar justo lo que está deseando ver en cada momento.

Ya no vale solamente utilizar metadatos para crear un servicio de recomendación básico para todos los usuarios, hay que adaptarse a cada uno de ellos. La tecnología tiene que ser capaz de recomendar a cada usuario el mejor contenido basado en sus propios gustos.

IA para contenido

La IA también se convierte en una gran aliada a la hora de crear contenido audiovisual dentro de las plataformas. Los contenidos hechos para televisión se renuevan el 35% de las veces, mientras que, por ejemplo, Netflix renueva el 93% de sus títulos originales. El resultado que se ha obtenido al crear contenido basándose en el análisis de los datos ha sido de asombro para los profesionales de la industria. No se esperaban tal nivel de efectividad.

La IA les ayuda en prácticamente todos los pasos de la creación de un contenido. Desde la elección de un guion, los actores, la ubicación, el día de grabación hasta en la postproducción.

Las empresas generadoras de contenido buscan limitar su producción de contenido a aquellos títulos con mayor probabilidad de éxito y la IA tiene un ratio de error bastante pequeño a la hora de predecir dicha probabilidad.

Netflix creó “House of Cards” en 2013 en su búsqueda de nuevas innovaciones. A través de un algoritmo que analiza los gustos de los usuarios, llegaron a la conclusión de que contar con Kevin Spacey como protagonista de una nueva serie sería un éxito asegurado. No solo esto, sino que también se dieron cuenta de que el cóctel perfecto debía contar con David Fincher a los mandos del proyecto.

Desde luego el algoritmo no se equivocaba, “House of Cards” fue un éxito rotundo para la plataforma. Unos años más tarde en 2018 Netflix apostó por “Bandersnatch” un capítulo de su exitosa serie “Black Mirror”. En este, los espectadores podían elegir qué querían que sucediera en la siguiente escena.

Sin duda, “Bandersnatch” ha sido perfecto para que Netflix vendiera contenido a sus usuarios mientras aprendía de ellos y de sus preferencias. Todos los datos generados en las elecciones de decisiones han sido almacenados y analizados y, actualmente, se tienen en cuenta en la toma de decisiones creativas de otros títulos.

Y, por último, también se utiliza la IA en la postproducción de contenido, para predecir qué secuencias se pueden automatizar y cuales no, a través de los datos de errores cometidos previamente.

Para mantenerte al día con LUCA visita nuestra página web suscríbete a LUCA Data Speaks o síguenos en TwitterLinkedIn YouTube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *