Cinco claves del IoT en la industria 4.0

Beatriz Sanz Baños    14 marzo, 2018

En plena explosión de IoT, Gartner señala que existirán alrededor de 20.400 millones de dispositivos conectados en 2020; la automatización y la conectividad se han convertido en las señas de identidad de la denominada industria 4.0. A medida que avanzamos hacia la cuarta revolución industrial, las organizaciones están integrando las nuevas tecnologías en sus procesos industriales para optimizar su rendimiento y mejorar su productividad. 

En la nueva era conectada, Internet de las Cosas se ha convertido en un habilitador de la transformación digital de las organizaciones, de sus negocios y procesos. De este modo, la implementación de los nuevos avances técnicos permitirá mejorar la trazabilidad y la automatización de procesos y potenciar la toma de decisiones. Además, la tendencia indica que las organizaciones continuarán su apuesta por integrar tecnologías como IoT en sus cadenas de producción con el fin de ser más seguros, eficentes y mejorar la calidad de servicio. Prueba de ello es que se espera que el mercado del IoT Industrial alcance los 195.470 millones de dólares en 2022.   

Las empresas están comenzando a realizar grandes inversiones destinadas a la innovación de sus procesos. Los análisis predictivos y prescriptivos en Big Data, el Cloud Computing, la impresión 3D o la robótica atraerán gran parte de la inversión neta de las organizaciones. Como hemos dicho, avanzamos hacia una industria cada vez más conectada donde el Internet de las Cosas está definiendo un nuevo modelo de negocio que continúa ganando adeptos. Y es que son muchas las ventajas y beneficios de la aplicación del Internet de las Cosas al ecosistema industrial, pero podemos resumir en cinco claves de la integración de IoT en la industria 4.0:

  • Automatiza la toma de decisiones y capta información en tiempo real: la sensorización IoT facilita la automatización de operaciones, optimizando los procesos y recursos, proporcionando información de valor en tiempo real y facilitando la toma de decisiones. 
  • Reduce el coste total de propiedad y mejora la innovación empresarial: la implementación de IoT en la nueva industria 4.0 permite el ahorro de costes gracias a la automatización de las cadenas de producción, posibilitando que las máquinas se encarguen de las tareas rutinarias y potenciando la creatividad humana.
  • Optimiza la utilización de activos generando un mayor rendimiento en los procesos: la integración de estos nuevos avances técnicos permite hacer un uso más eficiente de los activos de la organización propiciando una mejora en el rendimiento de la productividad y mejorando la calidad de los productos finales. 
  • Minimiza el tiempo de inactividad en maquinaria y activos. IoT reduce el tiempo que las máquinas permanecen inactivas, consiguiendo que los sistemas estén 100% disponibles. Conectando las máquinas a Internet, las organizaciones pueden monitorizar grandes volúmenes de datos que les permiten pronosticar los fallos de la maquinaria y reducir asi costes de mantenimiento, mejorar la eficiencia y la disponibilidad.
  • Mejora la calidad de servicio aumentando la ventaja competitiva: la tecnología IoT aplicada a los sistemas productivos de las organizaciones optimiza los procesos industriales, permitiendoles que sean más agiles y eficientes y contribuyendo a la mejora de la productividad de las operaciones.

Como mostramos en la reciente edición del Mobile World Congress, la transformación digital de la industria es una prioridad estratégica para Telefónica y Internet de las Cosas es el epicentro de todo este proceso de digitalización de las empresas. En la cuarta revolución industrial, IoT tendrá un rol protagonista, impulsando un cambio en los sistemas productivos de todos los sectores industriales y definiendo un nuevo modelo de negocio más eficiente, más seguro y, sobre todo, más conectado: la industria 4.0.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *