Cibercrimen en robótica, la investigación de Alias Robotics que viaja a Black Hat

Víctor Mayoral-Vilches    2 agosto, 2021
ciberseguridad en robots

¿Están seguros los robots industriales? Es la pregunta con la que comienza este análisis, desde Alias Robotics hemos trabajado junto a TrendMicro en una investigación sobre seguridad robótica en la que también han participado investigadores de la universidad Alpen-Adria-Universität Klagenfurt de Austria. Este análisis ha dado como resultado un detallado informe que incluye nuevos resultados en el campo de la investigación de amenazas y vulnerabilidades en robótica que alertan de los serios riesgos de estos dispositivos.

La investigación, que se presentará en el prestigioso evento de ciberseguridad Black Hat 2021, incluye una novedosa metodología en la que, gracias a un enfoque ofensivo y complementario, se consigue la protección de los robots industriales de manera factible y oportuna.

Black Hat 2021

Como hemos comentado, este evento se trata de uno de los más respetados e importantes del panorama internacional de la ciberseguridad, que este año se celebra en Las Vegas entre el 31 de julio y el 5 de agosto. El incremento de la preocupación por la seguridad de los entornos OT y los riesgos a los que se enfrenta el sector industrial ha llevado a los organizadores a seleccionarnos como ponentes, algo que pocas empresas en el mundo puedan decir y que demuestra cómo esta start up está liderando el campo de la ciberseguridad de robots desde 2018.

Obsolescencia programada

De la misma manera que Ford en los años 20, muchos fabricantes de robots llevan a cabo prácticas de obsolescencia organizando a los distribuidores e integradores en redes privadas, proporcionando piezas de recambio únicamente a ciertas compañías en un intento de desalentar las reparaciones y eliminar la competencia.

La investigación desveló más de 100 vulnerabilidades que afectan a varios fabricantes. Entre los resultados obtenidos, observamos una tendencia de Teradyne, donde dos de las empresas de robótica de su propiedad (Universal Robots y Mobile Industrial Robots) presentaron docenas de vulnerabilidades. Este es un caso especialmente interesante porque sus robots se anuncian como colaborativos, esto significa que aumentan las capacidades físicas humanas sin causar daño.

Los resultados de la investigación demuestran que los desmontajes de robots pueden ayudar a la industria de la robótica y a la cadena de suministro mejorando significativamente la calidad, la seguridad y la protección, además, se aprecian, como decíamos, prácticas de obsolescencia programada. Abogamos por el «derecho a la reparación» en robótica y animamos a los usuarios finales a relejar sus necesidades de seguridad tanto a sus cadenas suministro como a los fabricantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *