Ciberataque: cuáles son los países que reciben más ataques y cuántos tipos hay

Carlos Rebato    24 febrero, 2020
Ciberataque: conoce los tipos que más afectan a los usuarios | Thinkbig

Muchos usuarios, empresas e instituciones gubernamentales son víctimas de algún tipo de ciberataque todos los años. Los ciberdelincuentes aprovechan los cambios tecnológicos, incluso más rápido que el mundo empresarial. Esta es la razón por la que la ciberseguridad lidera todas las demás categorías de inversión, según una investigación de TD Ameritrade (2019).

Y no es para menos. Según datos de Kaspersky Lab, en América Latina ocurrieron 746 mil ataques de malware, entre septiembre de 2017 y agosto de 2018. Es decir, 62.166 ciberataques al mes, nueve por segundo. ¿Cuáles son los países más afectados? El análisis de Kaspersky Lab revela que Venezuela recibe la mayor proporción de ataques informáticos (70%), con relación a su población. Sin embargo, en Brasil se alojan el 50% de los hosts de sitios maliciosos.

A continuación, vamos a compartir los ataques cibernéticos que más afectan a los usuarios de Internet.

7 ciberataques más comunes en internet

1. Adware: el ciberataque de la publicidad maliciosa

El adware ataca en forma de ventanas emergentes. Parece inofensivo, ¿verdad? Pero el problema es que las ventanas que abre el adware no se pueden cerrar. Al menos durante el tiempo que decida el atacante.

2. Spyware: el espía de internet

Este tipo de ciberataque está diseñado para monitorear la actividad de los usuarios en Internet. Lo hace con el objetivo de vender esta información a un tercero o utilizarla para atacar al usuario con adware.

Para lograrlo, este ciberataque utiliza funciones comunes de sus equipos. Por ejemplo, Chrysaor es un spyware que puede tomar capturas de pantallas o controlar la cámara de un smartphone. Panda Security (2017) dice que Chrysaor apunta hacia móviles Android. Cuando este potente spyware toma el control, es capaz de manipular WhatsApp, Facebook, Twitter, Skype y Gmail.

3. Troyano: ¡cuidado con los regalos en línea!

Un troyano es un código malicioso que se hace pasar por algo útil con la finalidad de engañar a los usuarios para que lo descarguen. Una vez instalado en la computadora, el troyano se puede utilizar para robar datos, instalar otros malware’s o modificar archivos.

El troyano Emotet es el malware más conocido en América Latina. Gómez (2019) dice que, con este troyano, la víctima recibe un correo con un archivo adjunto. Este archivo utiliza macros y código embebido en el documento para descargarse. Luego de instalarse, se propaga en la red para recopilar información sensible. El estudio ESET 2019, reseñado por ITSitio revela que México recibió el 31% de los ataques de este troyano, entre 2018 y 2019.

4. Virus y gusanos: ciberataques capaces de multiplicar sus efectos

Los virus se propagan velozmente por los documentos, programas y archivos de script. Se utilizan para robar información o dañar a las computadoras de la red. Los gusanos, por su parte, son autónomos y se muestran por correo electrónico. Además de robar datos, también pueden eliminar archivos.

5. Ransomware: el cazarrecompensas de internet

Este tipo de malware se caracteriza por bloquear las computadoras de los usuarios o los sistemas de las organizaciones. El ciberdelincuente impide acceder a los archivos, a menos que se pague un rescate.

Sin embargo, Irwin (2018) explica que respaldar los sistemas con copias de seguridad hace innecesarios estos rescates. En este caso, los retrasos por restaurar los archivos son menos costosos que aceptar las demandas de los ciberdelincuentes.

6. Ataque DDos: el ciberataque que sobrecarga el sistema

Un ciberataque tipo Distributed Denial of service (DDos) o “ataque de denegación de servicios” sobrecarga los servidores de una organización. Un ataque DDos envía miles o millones de solicitudes de acceso al sistema por minuto con el objetivo de saturar el sitio web de la organización hasta hacerlo inaccesible. Irwin (2018) señala que esto puede tener el propósito de distraer al personal para entrar al sistema de la organización.

7. Phishing: el ciberataque que se camufla

Este tipo de ataques son muy comunes en los correos electrónicos y, en la actualidad, en las redes sociales. El phishing es un tipo de ciberataque conocido como robo de identidad. En este tipo de ataque, se envían e-mails fraudulentos provenientes de bancos, universidades u ofertas comerciales con mensajes urgentes e importantes. Tiene el objetivo de engañar a las personas para que entreguen información confidencial o descarguen malware en su dispositivo. Según Cisco (2017), el total de ataques informáticos aumentó casi cuatro veces entre enero 2016 y octubre 2017. Además, Cisco señala que el 53% de los ataques cibernéticos causaron daños valorados en $500 mil dólares o más. ¿Ahora entiendes lo peligroso que puede ser un ciberataque para tu empresa?


Foto de Hack Capital en Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *