Blockchain y ciberseguridad: una breve aproximación (I)

Carlos Rodríguez Morales    5 septiembre, 2019
Blockchain y ciberseguridad: qué es, cómo funciona y qué industrias lo utilizan

Blockchain va a cambiar las reglas de la informática de la misma manera que lo hizo el software de código abierto hace años, igual que hizo Linux en el desarrollo de aplicaciones modernas. La duda que se genera es cuánto tiempo va a tardar la tecnología Blockchain en convertirse en un estándar para compartir información entre redes abiertas y privadas. Todo apunta a que esto será así y no tardaremos mucho en llegar a ello.

En términos simples, Blockchain no reemplazará la base de datos relacional corporativa, el modelo que todos conocemos, pero creará un nuevo paradigma para los datos transaccionales dentro (y fuera de) las empresas globales, esto si es disruptivo en sí mismo.

Conceptualmente, esto es TCP / IP aplicado al mundo de los negocios y las transacciones. En los años 70′ y 80′, no se podía imaginar que TCP / IP fuera tan robusto y escalable como lo era, ahora sabemos que TCP / IP nos permite toda esta funcionalidad moderna que damos por sentado en la web, y Blockchain tiene el mismo potencial. Por la parte que nos toca, la ciberseguridad aumentará en eficacia debido a la tecnología Blockchain. Técnicamente previene el fraude y debería detectar la manipulación de los datos, los encripta y los hace transparentes y auditables. ¡Genial! Obviamente, todo esto funciona no solo para cifrar los datos y las transacciones que se proporcionan, sino que todo está descentralizado. Los que quieran intentar centralizar o entrar en la cadena de bloques alertarán a todo el sistema, sobre el papel, es una maravilla, ¿no?

Un Blockchain es una compilación de registros que se conocen como bloques, estos bloques de registros están protegidos criptográficamente. Los bloques se vinculan entre sí y contienen información de otros bloques, datos de transacciones y timestamps. Cuando se completa un bloque, crea un código seguro único que lo vincula al siguiente bloque. Como una red peer 2 peer, combinada con un servidor timestamp distribuido, los ledgers de cadena de bloques se pueden administrar de forma autónoma para intercambiar información entre partes dispares. No hay necesidad de un administrador, en realidad los usuarios de Blockchain son los administradores.

Además, las redes de Blockchain se pueden usar para “contratos
inteligentes” o
scripts que se ejecutan automáticamente cuando se cumplen ciertas condiciones. Por ejemplo, los usuarios de Ethereum deben cumplir con las condiciones predeterminadas que prueban que alguien posee la criptomoneda y tener la autoridad para enviar el dinero que dicen poseer. Tambien, los usuarios de múltiples Blockchain pueden crear contratos que requieren más de un conjunto de entradas para activar una transacción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *