La huella de blockchain en el sector de las telecomunicaciones

María Teresa Nieto Galán    15 julio, 2019
blockchain-en-telecomunicaciones

Blockchain en telecomunicaciones despega. Desde el año pasado ha ido quedando demostrado en el ecosistema blockchain que esta tecnología ha llegado a un punto de inflexión. Su adopción estaba protagonizada sobre todo por empresas del sector financiero mientras que el resto de las industrias investigaba aún el valor que realmente aportaba la tecnología de la cadena de bloques. Con estas indagaciones trataban de encontrar casos de uso que pudiesen arrojar un retorno de la inversión que justificase el coste y el esfuerzo de implantación que esta tecnología implica.

En la actualidad la industria financiera, en concreto el sector fintech, sigue a la cabeza del ecosistema blockchain. El resto, como las telecomunicaciones, se ha ido subiendo al carro y apostando por las iniciativas blockchain. Sin embargo, a pesar de los avances, el progreso que se está realizando se sigue desarrollando con cautela.

Según Deloitte en su encuesta Global blockchain survey, el 53 por ciento de los encuestados dice que la tecnología de la cadena de bloques se ha convertido en una prioridad crítica para sus organizaciones en 2019, lo que representa un aumento de diez puntos respecto al año pasado.

Este incremento se debe a que se equipara la revolución que puede propiciar blockchain con la que supuso Internet en el siglo pasado. Además de los muchos casos de uso que se están explorando, las operadoras ya han empezado a aplicar la tecnología en necesidades concretas. Entre ellas, prevención de fraude, habilitación de 5G, mejora de la conectividad de IoT, mayor eficiencia de procesos de conciliación, gestión de identidad, etc.

Prevención del fraude

La detección del fraude es un tema fundamental en el sector de los proveedores de servicios de comunicaciones. Según fuentes como GSMA, el coste que supone el fraude para la industria supera los 38.000 millones de dólares anuales.

Dado que hasta la fecha no ha habido manera de combatir a gran escala este problema se ha optado por el uso de la tecnología blockchain.

Un claro ejemplo de uso es el roaming. Cuando de viaje se realiza una llamada desde otro país, todos los datos que se generan han de ser conciliados entre la operadora del país de origen y la operadora del país de destino. Sin embargo, en el momento de la facturación, dado que no hay una base de datos común, existe riesgo de fraude debido a la asimetría de la información. Este problema quedaría solucionado si esa información se almacenase en blockchain.

Existe también posibilidad de fraude en los procesos de identificación de clientes de las operadoras. Principalmente cuando varios operadores de distintos países aplican normas de cumplimiento diferentes. Con una gestión de la identidad única basada en blockchain con la que todas las operadoras tuviesen la misma manera de identificar a los clientes este tipo de fraude podría disminuir drásticamente.

Mejora en procesos de facturación con blockchain en telecomunicaciones

Precisamente una de las mayores aplicaciones de la tecnología blockchain ha sido en la facturación de roaming. El sistema actual de liquidación y compensación es muy lento, costoso y requiere muchos esfuerzos.

A pesar de ello, a la hora de la reconciliación siempre hay desconfianza cuando llega el momento de determinar los acuerdos e incluso puede producirse fraude, como antes comentaba.

En este escenario, el uso de “smart contracts” desplegados en una red blockchain, permitiría a todas las partes poder llegar a acuerdos en tiempo real, con el posible uso de un sistema de tokens para pagos entre ellas. Ya se contó en este blog la experiencia de Telefónica en este sentido.

Conectividad IoT

Los despliegues de los dispositivos IoT tienen una complejidad muy alta y el uso de blockchain contribuiría a simplificar dicho proceso. Asimismo, esta tecnología podría garantizar una conectividad segura y libre de errores para miles de dispositivos IoT conectados en redes autogestionadas.

Por otro lado, también podría limitarse el riesgo de una parada de la producción debido a máquinas dañadas o pirateadas gracias al uso de una identidad descentralizada basada en la tecnología blockchain.

Finalmente cabe destacar que la tecnología IoT se usa mucho en soluciones del tipo “cadena de suministro”, en las que los sensores se utilizan para el seguimiento automático de los parámetros de calidad durante el transporte de las mercancías. Una aplicación que utilizase blockchain para monitorizar los datos generados por los dispositivos podría reducir el tiempo de detección de fraude en esta industria.

Precisamente, en la última edición de DES, Telefónica mostraba el proyecto que ha desarrollado en Brasil, utilizando la tecnología blockchain para poder optimizar la logística y tener más visibilidad sobre la cadena de suministro de sus equipos a los clientes.

Habilitación del 5G

La implementación de la tecnología 5G es otro ejemplo de cómo el sector telco se podría beneficiar potencialmente de la tecnología blockchain y conseguir agilizar los procesos.

Para cumplir la promesa del acceso ubicuo a través de varias redes con 5G los proveedores de servicios de comunicaciones tendrán que manejar nodos de acceso heterogéneos y mecanismos de acceso diversos. La posibilidad de acceder al nodo de acceso más rápido para cada usuario o máquina será un reto clave en el futuro. La tecnología blockchain podría utilizarse para incentivar a un número de servidores por la selección de ruta más rápida. mediante el uso de tokens.

Este tipo de iniciativas no solo son aplicables en el sector de las comunicaciones, sino también en otras industrias

Imagen: Photo by Sander Weeteling. Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *