El campo de batalla de las app de salud tras la pandemia

Julio Jesús Sánchez García    1 septiembre, 2021

Entre los informes relacionados con el mundo de la salud digital que he tenido como lectura de verano quiero destacar “Digital health trends 2021”, recientemente publicado por IQVIA. Recoge cómo ha evolucionado el competitivo mundo de las app de salud durante la pandemia. A continuación destaco algunos de los hechos que menciona y sus principales conclusiones.

El COVID-19 ha supuesto que pacientes y médicos se hayan visto obligados a enfrentarse a un mundo de aplicaciones digitales. Las restricciones de acceso a los servicios de salud han hecho que se incremente la atención en remoto. Ya me refería en un artículo anterior al auge de las visitas telefónicas, la videoconsulta y sistemas de atención offline. Por otro lado, los pacientes han recurrido a medios digitales a través de sus smartphones para informarse sobre el coronavirus y app o wearables para el mantenimiento de su forma física.

El número de app de salud sigue siendo muy grande: más de 350.000 disponibles en IOS y Android. De ellas, más de 90.000 fueron añadidas en 2020. Esto da idea de cómo se ha acelerado el desarrollo de app en tiempo de pandemia: significa más de 250 app de salud añadidas al día.

Hay un enorme dinamismo en la creación y retirada de app de salud: entre 2017 y 2021 se publicaron en torno a 351.000 app de salud y prácticamente se retiraron de los stores otras tantas. De ellas, un tercio aproximadamente corresponde a app publicadas en ese periodo y el resto a app anteriores.

Grado de uso muy dispar

El grado de uso de las app de salud es muy desigual. El 83 por ciento tiene menos de 5.000 descargas (el 51 por ciento en realidad tienen menos de cien descargas). Esto suma menos del 1 por ciento de las descargas totales, frente a 110 app de salud (el 0,03 por ciento) que fueron descargadas más de 10 millones de veces y acaparan casi el 50 por ciento de las descargas totales.

Factores clave para la supervivencia de una app de salud

El 61 por ciento de las app que se retiraron de los stores nunca habían sido actualizadas. Por el contrario, el 70 por ciento de las app que permanecen han sido actualizadas por lo menos una vez en el último año. Eso indica que los desarrolladores de app de salud deben mantener un plan al respecto si no quieren fallar. Necesitan realizar mejoras y, para ello, escuchar los comentarios de los usuarios, incrementar la facilidad de uso, corregir errores y adaptarse a nuevas versiones del sistema operativo.

Los desarrolladores, por tanto, no sólo deben construir una app atractiva y robusta, sino preocuparse también por una estrategia para diferenciar su propuesta del “ruido de fondo”.

Tipología de las app de salud mayoritarias

La mayoría de las aplicaciones de salud en los stores está dedicada al bienestar, ejercicio físico y alimentación saludable. Aún así, se incrementa desde hace años el porcentaje de las app orientadas a la gestión de enfermedades específicas. Entre ellas, la mitad casi corresponde a las relacionadas con la salud mental (22 por ciento), diabetes (15 por ciento) y problemas cardiovasculares (10 por ciento).

App que cobraron protagonismo durante la pandemia

La pandemia tuvo un impacto importante en cuanto a la selección de las app de salud que los pacientes descargaron. Ganaron peso las dirigidas al control de la ansiedad y búsqueda de información y manejo de la propia salud. Aparte, por supuesto, de las app de salud específicamente creadas para lidiar con la pandemia, como las de gestión de la demanda o trazabilidad de contactos. En esta categoría destaca la app de salud Aarogya Setu (India), con más de cien millones de descargas.

Las más populares

Entre las más populares se sitúan las relacionadas con la forma física como Fitbit, Mi Fit, Huawei Health, Google Fit y Adidas Running App by Runtastic, muchas de las cuales llevan publicadas desde 2014. También otras relacionadas con el seguimiento de la salud como Calorie Counter, MyFitnessPal, algunas dedicadas al ejercicio en casa o al control de la ovulación.

En el ámbito médico predominan las norteamericanas WebMD, que ayuda a los pacientes a aprender sobre las condiciones y sus síntomas, y GoodRx, que ayuda a los pacientes a encontrar los mejores precios de medicamentos en las farmacias. También algunas ligadas a los servicios de salud o reembolso en países grandes con sistemas de salud centralizados, como Mobile JKN (Indonesia), MHRS Mobil (Turquía), Ameli-L’assurance Maladie (Francia) y 1mg-Online Medical Store & Healthcare App (India). Esta última, una app de farmacia en línea y atención médica que facilita las citas de telemedicina, la reserva de pruebas de laboratorio y la entrega a domicilio de medicamentos.

Mañana profundizaré en nuevas tendencias de las app de salud en el ámbito médico que nos deja la pandemia, recogidas en el informe “Digital health trends 2021” de IQWIA.

Imagen: Tumisu/pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *