Analítica de video: una comunicación eficaz para la motivación

Enrique Varela Sanz    1 octubre, 2021
analitica-video

La palabra emoción viene del latín emotio emotionis, que se deriva del verbo emovere, es decir, mover desde algún sitio. Las emociones mueven a la gente a llevar a cabo sus acciones. Por eso es tan importante generar en los empleados el impulso de actuar con motivación para conseguir los objetivos de la empresa, en sintonía con los valores de la organización.

En el último año y medio, las compañías de todo el mundo han recurrido al video como herramienta de comunicación con sus empleados. El video es un recurso excepcional para motivar, emocionar y mover. Para conseguir el tan deseado employee engagement: su involucración. Pero no basta con usar el video para conseguir estos resultados. Como en cualquier estrategia, es necesario pararse a ver si está funcionando correctamente. Es imprescindible saber qué acciones están logrando su objetivo y cuáles no para poder hacer las correcciones necesarias. Aquí es donde entra en juego la analítica de video.

Impacto de la motivación en los resultados

Como apuntaba, la importancia de la motivación de los empleados es tal que constituye un asunto clave para las empresas. Su productividad se incrementa cuanto más involucrados están, mayor convencimiento tienen de que su trabajo contribuye a un propósito mayor y más felices son. El buen ambiente es clave en la experiencia de empleado y sirve, además, para atraer talento, más importante que nunca en este momento

Según Valène Jouany & Mia Mäkipää (smarp), estos son algunos de los beneficios del employee engagement:

  • Las compañías con mayor involucración de sus empleados son un 21 por ciento más rentables que la media
  • Aquellas con empleados más motivados tienen un ratio de productividad un 17 por ciento mayor.
  • El 71 por ciento de los líderes ejecutivos reconoce la motivación de los empleados como pieza importante en la consecución de sus logros.
  • Dicha involucración de los empleados reduce el absentismo un 41 por ciento.
  • Una baja motivación supone una mayor rotación, que provoca unas pérdidas estimadas de 5.000 dólares por cada empleado que abandona la empresa.

Los datos anteriores muestran cómo influye la motivación de los empleados en los resultados de las compañías.

El video puede  ser una buena herramienta de motivación pero debe ir acompañado de una analítica que permita dar los pasos correctos en el momento adecuado.

Analítica de video: la importancia de saber lo que funciona y lo que no al comunicar

El video es el método más sencillo para conseguir la involucración de los empleados, por detrás de la comunicación directa entre personas. El cerebro procesa la información visual unas 60.000 veces más rápido que el texto. De ahí que un solo minuto de video valga tanto como 1,8 millones de palabras (Forrester). Por tanto, las empresas tienen a su alcance una potente herramienta para transmitir mensajes motivadores a sus empleados pero es necesario saber qué está ocurriendo en ese proceso de comunicación a través del video.

Según Johan Ljungberg, de Hive Streaming, partner de Telefónica Empresas en analítica de video y comunicación interna, cuando se usa el video es crucial saber lo que funciona y lo que no. Y la manera más sencilla es a través  de la analítica de video. Por ello es necesario contar con una tecnología que ofrezca un informe detallado sobre el resultado de la acción de comunicación.

Algunas métricas relevantes y la información que proporcionan

Se puede extraer, entre otras, de las siguientes métricas:

  • Cuánta gente ha visto el video
  • Durante cuánto tiempo lo ha visto
  • Qué día de la semana consigue un mayor ratio de espectadores
  • En qué momento del video abandonan los empleados en promedio
  • Qué videos han conseguir una tasa mayor de visualización
  • Cuál ha sido la experiencia del empleado en la visualización del video

Todos esos datos proporcionan una valiosa información a los responsables del negocio. En primer lugar, pueden saber si están consiguiendo el objetivo. No basta con enviar el mensaje en tiempo y forma adecuada, sino que es preciso conocer si ha sido seguido por parte de los empleados. En segundo lugar, cuando el mensaje no llega, es necesario averiguar las causas -técnicas o de otro tipo- que han provocado la desconexión de los empleados y buscar soluciones al respecto.

Puede que se trate de problemas de red, de los dispositivos de emisión de la señal, de la entrega del video o incluso de las personas. Pero, sea cual sea el motivo, lo importante es conocerlo para poder corregirlo. Porque el primer paso para conseguir la motivación de los empleados es que escuchen el mensaje con atención. Solo entonces será posible generar en ellos la emoción que conduce a la acción.

Imagen: Quinn Drombowski

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *