5 elementos IoT que mejorarán la experiencia de los clientes en tu tienda

Beatriz Sanz Baños    6 junio, 2018

Cada vez hay menos sectores que se escapen de Internet of Things. Lo que empezó siendo una tendencia tecnológica enfocada a la seguridad de casa o al ejercicio personal ha ido evolucionando de tal modo que, a día de hoy, lo raro es que haya algún nicho empresarial que no se plantee incorporarlo dentro de sus líneas de negocio o de sus servicios adyacentes.

Y es que IoT ha dejado de ser un posible complemento y ha ido evolucionando hacia un segmento tecnológico con vida propia. Así lo evidencia el estudio The Internet of Things: mapping the value beyond the hipe, elaborado por McKinsey, que estima que Internet of Things aumentará de manera tremendamente exponencial sus volúmenes de negocio en los próximos años, llegando a crear un impacto de nada menos que 11 billones (trillones, en nomenclatura americana) de dólares anuales a partir de 2025.

Y el sector del retail es uno de los que parece animado a usar esta tendencia tecnológica más pronto que tarde. Algunos usos ya los habrás visto, otros los verás pronto y otros te parecerán ahora de ciencia ficción, pero antes o después estarán instalados en muchas más tiendas de las que te imaginas.

1.- Gestión de stock

Es probable que ya lo hayas visto en grandes superficies: dispositivos conectados que analizan, en tiempo real, el stock disponible en todas las tiendas. ¿Qué significa eso? Que si una persona está en tu tienda y se enamora de una camisa pero no la tienes en su talla, podrás decirle si esa talla está disponible en algún otro de los establecimientos que tengas cerca de allí.

Este modelo también puede funcionar a la inversa y de manera mucho más avanzada: sin que haga falta la petición de un cliente, las tiendas pueden ir sabiendo en tiempo real el stock del que disponen y, si prevén una posible ausencia, pedir nuevo material a alguna otra tienda para no quedarse sin existencias.

2.- Análisis del usuario

Es la típica cosa en la que los usuarios no solemos caer, pero a las cadenas les sirve de mucha ayuda. Por mucho que haya ropa universal y accesible a todos los públicos, es evidente que las zonas geográficas, incluso dentro de una misma ciudad, dicen mucho de los clientes. Y eso puede analizarse con IoT.

Imagínate, por ejemplo, un dispositivo que, de manera autónoma, va almacenando datos sobre las ventas que se realizan en tu tienda: qué gasto medio hace cada cliente, qué prendas son las que más (y menos) éxito tienen, qué tallas se demandan más, qué días acude más gente… Si esos datos se cruzan con las tiendas de otras zonas, está claro que podrás sacar patrones de comportamiento. De este modo, podrás optimizar tu stock para prever la posible compra de tus futuros clientes.

3.- Etiquetas inteligentes

¿No va siendo hora de que saquemos un mayor provecho tecnológico de las etiquetas de la ropa? Actualmente ya existen innovaciones concretas que permiten sacar mucha información de una mera etiqueta: el stock disponible, las medidas exactas, la posibilidad de pagar con el propio móvil sobre la etiqueta, etc. Un ejemplo de ello lo tienes en el servicio Digital Tags de Telefónica IoT.

4.- Beacons por la calle

Una persona va tranquilamente andando por la calle y de repente… ¡zas! Le llega una notificación al móvil avisándole de las ofertas de tu tienda. Y no tiene por qué ser una oferta en vano, ya que le llegará cuando esté a una distancia prudencialmente cercana. Esto es posible al geomarketing y a la tecnología de las balizas o ‘beacons’, que mediante diversos tipos de conexión (generalmente bluetooth) geolocalizan a los usuarios y les hacen llegar ofertas y promociones al móvil cuando están pasando cerca de tu tienda.

5.- Música dinámica

Sí, a todos todos nos dan ganas de pedirnos una copa cuando vamos caminando por una tienda que tiene la música a todo volumen, pero eso no tiene por qué ser necesariamente positivo. La música de una tienda no tiene porqué ser llamativa, sino eficaz. Esto quiere decir que, si bien una música puede atraer a un tipo de clientes, quizá ahuyente a otros. En este sentido, Internet of Things también puede ayudarte a planificar la mejor música para tu establecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *